miércoles, 22 de abril de 2015

La compañía operadora de la central nuclear de Fukushima, en Japón, utiliza todavía Windows XP.


Según un informe de una auditora independiente, TEPCO (Tokyo Electric Power Company), la empresa operadora de la central nuclear de Fukushima, que sufrió el colapso de varios de sus reactores tras el terremoto y posterior tsunami del año 2011, utilizaría el sistema operativo Windows XP en varios de sus ordenadores, que dejo de recibir actualizaciones hace aproximadamente un año.

Según la organización auditora "La actualización del sistema operativo debería realizarse tan rápidamente como sea posible, y la compañía no debería retrasarlo dados los riesgos de seguridad".

En respuesta a la recomendación de esta organización, TEPCO ha declarado que existen planes para actualizar la versión del sistema operativo en un futuro cercano, y que no se había hecho antes para evitar riesgos de seguridad en el sistema.


Dadas las tensas relaciones con Corea del Norte y China, dos países conocidos por su pericia en la guerra cibernética, TEPCO debería actualizar sus sistemas lo antes posible para evitar posibles problemas de seguridad, especialmente si alguno de estos sistemas desactualizados controla algún sistema clave de la central nuclear.