martes, 21 de abril de 2015

IBM y Fujitsu desarrollan una cinta de backup de alta densidad que permite almacenar 220 Tb. por cartucho.


Con el incremento de la capacidad de los discos duros, en los que unidades de 3 y 4 terabytes se han convertido en lo más habitual, el futuro de las cintas de backup parecía cada vez más negro, toda vez que, hasta ahora, este medio de respaldo estaba disponible en cartuchos de, como mucho, 6,25 Tb. (las mas grandes que he visto), lo que nos obligaría a utilizar varios de estos cartuchos al realizar un backup general del servidor de ficheros de una empresa.

Es por eso que el cartucho de backup de 220 Tb. que IBM y Fujitsu, (dos de los principales fabricantes mundiales de componentes para servidores) han desarrollado, es una gran noticia para los administradores de sistemas, que podrán utilizar una sola unidad para realizar copias de seguridad generales, sin necesidad de estar mirando el reloj para saber cuando hay que ir a cambiar la cinta.

Para conseguir tan alta capacidad, los desarrolladores una tecnología denominada "nanocúbica", que reduce el volumen de las partículas magnéticas de la ferrita de bario utilizada en la cinta sin que la temperatura fluctúe demasiado, y preserva la integridad de los datos grabados durante largos periodos de tiempo, permitiendo almacenar 100 Gigabits de datos por pulgada cuadrada.

Para manejar estas partículas de menor tamaño, este tipo de cartuchos utilizan una tecnología llamada "enhanced write field head technology", que prefiero no intentar traducir (porque seguramente lo haría mal).

Esta claro que, por las limitaciones propias de este tipo de medios de almacenamiento (de acceso secuencial), no es una tecnología que será especialmente interesante para el gran publico, pues es necesario una unidad de cintas de backup, que no son nada baratos, para leer y grabar estas cintas, que no permiten tampoco modificar los datos almacenados (o, al menos, no como lo entienden la mayoría), y hace falta bastante paciencia para acceder a unos datos concretos.

Fuente: Digital Trends