sábado, 25 de mayo de 2019

Consola portátil 3": RetroGame Pro RS-97

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Ingenic JZ4760 a 528 Mhz.
Memoria RAM: 128 Mb. DDR2
Almacenamiento: MicroSD 16 Gb.
Red: No
Pantalla: 3" FWVGA (960x480) con tecnología LED
Dimensiones: 146x66x21 mm.
Peso: 136 g.
Otros: Puerto miniUSB, lector microSD y salida de video RCA.

Precio:
Amazon.es (QUMOX): 46,09 € (se envía desde China)
Amazon.es (LayOPO): 48,08 € (se envía desde China)

Ampliando la sección de "consolas que me gustan, pero no me sirven" (título provisional), toca hablar de la RS-97, un modelo al que se suele denominar también como RetroGame o RetroGame Pro (dependiendo de si cuenta con 4 o 16 Gb. de capacidad), por ser estas las únicas palabras que aparecen en el frontal de la caja.

Antes de meternos en harina, creo que es conveniente hablar de la A320, aparecida en 2009, por ser el origen de las consolas RetroGame, y que fue desarrollada por una empresa china llamada Dingoo Digital Technology.

Inicialmente, la Dingoo A320 no ofrecía mejores características que otros modelos similares, siendo capaz de emular CPS1, CPS2, NeoGeo, NES, SNES, Mega-Drive, GameBoy, GameBoy Color, y GameBoy Advance, unas capacidades que fueron ampliadas por su activa comunidad de yhsyarui mediante el sistema operativo Dingux, una versión de Linux específicamente diseñada para este modelo, y sus sucesores.

Esa es, precisamente, la gracia de la RS-97, la posibilidad de instalar un firmware personalizado por la comunidad (RetroFW) que le saca todo el jugo al hardware de la consola, y que amplia el número de consolas soportadas por el firmware original de la RS-97 con las propias de Atari (7800, Lynx, etc.), la Master System, la Game Gear, la Colecovision, ordenadores de 8 bits como los Amiga (500 y 1200) el MSX, el BBC Micro, el Amstrad CPC, el ZX Spectrum, diferentes placas Arcade (mediante MAME y otros emuladores), e incluso algunos juegos para MS-DOS (mediante DosBOX)

Hay que decir, de todos modos, que el procedimiento de instalación del nuevo firmware es un poco más complicado que en la LDK (comentada ayer en el blog), pues requiere desmontar parcialmente la carcasa para alcanzar la tarjeta microSD que sirve de memoria interna (hay que quitar cinco tornillos al desmontar la tapa trasera) , y que es donde debemos instalar el nuevo sistema operativo.



Su carcasa de plástico, que destaca por su sencillez, está disponible en dos colores diferentes, siendo el primero en gris translucido, que deja ver (o más bien intuir) el interior de la consola, y el segundo en un acabado blanco en el que el lateral, de color negro, es la única parte que no es del color principal.

Además de una cruceta clásica y cuatro botones de acción a ambos lados de la pantalla, este modelo cuenta también con dos gatillos en las esquinas superiores del dispositivo, así como dos botones "SELECT" y "START" bajo la cruceta.

A diferencia de otras consolas chinas, los botones ofrecen una buena respuesta, y muestran una calidad que poco tiene que envidiar a la de modelos de Sony o Nintendo.

Llama la atención que, al igual que la mayoría consolas clásicas, la RS-97 cuenta con un cartucho de juego que es, realmente, un elemento decorativo cuya única función, aparentemente, es la de actuar como lector de tarjetas microSD, las cuales se insertan en la parte superior de dicho cartucho.

En la parte superior, entre los gatillos, encontramos un puerto miniUSB que sirve tanto para cargar el dispositivo como para transferir datos, un conector AV para enchufar la consola a una TV (mediante un cable RCA incluido), y un botón que permite cambiar el brillo de la pantalla, mientras que en la parte inferior de la consola, aparte del "cartucho de juegos", tenemos un conector para auriculares, y el botón Reset.

El interruptor de encendido está, por su parte, en el lateral izquierdo de la consola, mientras que la rueda de control de volumen estaría situado en el derecho.

El único altavoz con el que cuenta este modelo está situado bajo los botones de acción, y proporciona una escasa calidad de sonido, y un buen nivel de volumen.



Su carcasa de plástico muestra una adecuada solidez, así como una buena calidad de construcción.

Este modelo está animado por un microprocesador Ingenic JZ4760 con arquitectura MIPS, y cuenta con 128 Mb. de memoria DDR2, y 16 Gb. de memoria interna en una tarjeta microSD, siendo posible ampliar su capacidad de almacenamiento mediante una segunda tarjeta microSD.

Su pantalla, un panel TFT de 3" con resolución FWVGA (960x480), ofrece un correcto nivel de brillo, colores vivos, y unos adecuados ángulos de visión.

Es conveniente indicar que, mientras la versión con 4 Gb. de memoria interna dispone de 800 juegos preinstalados, en la que cuenta con 16 Gb. tendríamos aproximadamente 3.000 juegos (he visto la lista, y no parece haber repetidos).

La escasa capacidad de su batería integrada BL-5B, que cuenta con solo 890 mAh., limita la autonomía de este modelo a poco más de 3 horas.

Es posible adquirir baterías compatibles que contarían, teóricamente, con una capacidad sensiblemente superior, si bien ignoro como de fiables son estas.

viernes, 24 de mayo de 2019

Consola portátil 2,6": OpenDingux LDK

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Ingenic JZ4760 a 528 Mhz.
Memoria RAM: 128 Mb. DDR2
Almacenamiento: MicroSD 16 Gb.
Red: No
Pantalla: 2,6" QVGA (320x240) con tecnología LED
Dimensiones: 76x88x17 mm.
Peso: Desconocido
Otros: Puerto microUSB, lector microSD, salida de video RCA, cámara trasera HD

Precio:
Amazon.es (METERMALL): 56,15 € (se envía desde China)
Amazon.es (AMYOVE): 59,04 € (se envía desde China)
Amazon.es (STUDYSET): 59,89 € (se envía desde China)

Aunque no cumple varios de los requisitos que le pongo a mi futura consola, tengo que admitir que la consola LDK me tienta, y mucho, por su sistema operativo Linux, su concepto Open Source, y los firmwares personalizados que podemos encontrar como consecuencia.

Desgraciadamente, no cuenta con ese joystick analógico que tan necesario es para juegos de lucha, debiendo conformarnos con una cruceta clásica.

Su diseño exterior, claramente inspirado en la GameBoy Color, es mucho más compacto que esta, con menos de 9 cm. de alto, algo menos de 8 cm. de ancho, y 17 mm. de grosor.

La carcasa de este modelo está disponible en dos colores diferentes, siendo el llamativo acabado transparente mi preferido, si bien el amarillo de la versión alternativa resulta también atractivo.



En la parte frontal, bajo una pantalla de solo 2,6", encontramos la cruceta, los botones Select y Start, y cuatro botones de acción en colores diferentes, contando además con dos gatillos en las esquinas superiores izquierda y derecha.

También en la parte superior, entre los gatillos, se sitúa un conector microUSB cuya función exclusiva es, inicialmente, la de cargar el dispositivo (existen firmwares personalizados que permiten usarlo también para transferir datos), así como un conector jack de 3,5 mm. que permite tanto enchufar unos auriculares como, mediante un cable RCA incluido, conectar la consola a una TV.

En el lateral derecho encontramos sendos botones, el primero de los cuales sirve para ajustar el brillo de la pantalla, mientras que el segundo permite suspender el funcionamiento del dispositivo sin apagarlo completamente, así como el lector de tarjetas microSD.

Además del interruptor de encendido, en el lado izquierdo encontramos también una rueda para ajustar el volumen.

En la cubierta trasera tenemos, además del único altavoz con el que cuenta este modelo, una pequeña tapa que permite acceder a una batería BL-5C (1.020 mAh.) que es similar a la utilizada por muchos móviles Nokia (es fácil y barato comprar respuestos y, por tanto, extender la autonomía cambiando la batería), la cual es extraible fácilmente.

Sin ser excepcionalmente resistente, la carcasa de este dispositivo es relativamente robusta, especialmente si lo comparamos con otras consolas retro de este precio, mientras que los distintos botones parecen ofrecer también una calidad más que correcta, con una buena respuesta.

Este dispositivo está animado por un microprocesador Ingenic JZ4760 a 528 Mhz., basado en la arquitectura MIPS, contando además con 128 Mb. de memoria DDR2, y 16 Gb. de almacenamiento en una tarjeta microSD que va insertada detrás de la batería.

Su pantalla, un panel TFT de 2,6" con resolución QVGA (320x240) que proporciona una buena calidad de imagen, con un adecuado valor de brillo, colores vivos, y unos ángulos de visión relativamente amplios.

Aunque su resolución de 320x240 puede parecer algo escasa en comparación a los estándares actuales, es superior al de la mayoría de consolas emuladas por este dispositivo, siendo la PSX la única de ellas que utiliza, en muy determinados juegos, resoluciones superiores a 320x240, que en ningún caso superan los 640x480.

Este dispositivo destaca por la cantidad de plataformas que puede emular, y que incluyen no solo consolas, sino también ordenadores de 8 bits, e incluso juegos de PC a traves del emulador DosBOX o ScummVM.

Es capaz de ejecutar, por ejemplo, juegos de diversas consolas Atari (2600, Lynx, ST, etc.), de Amstrad, de MSX, de Commodore, de ZX Spectrum o del Amiga 500, que son sistemas que no suelen estar soportados por consolas de este precio.



Como la mayoría de dispositivos de este estilo, permite utilizar también juegos de NES, SNES, GameBoy, GameBoy Color, MegaDrive, Master System, NeoGeo, y diversas recreativas a través del emulador MAME preinstalado.

Salvo algunas demos (Duke Nukem 3D, Doom, Hexen, Heretic, etc.) y un par de títulos open source, este modelo no incluye apenas juegos preinstalados, siendo responsabilidad del usuario el adquirirlos.

De todos modos, la característica más interesante de esta consola es, sin duda, la posibilidad de ampliar sus capacidades, de por si bastante buenas, mediante firmwares personalizados que no solo amplian el número de plataformas soportadas (hasta 45 he leido por ahí), sino que llegan incluso a hacer overclocking al microprocesador para mejorar el rendimiento con determinados juegos como, por ejemplo, los 3D de la PSX que, de otro modo, no funcionan correctamente.

Como es habitual en este tipo de dispositivos, no todos los juegos funcionan a la primera, y es posible que determinados formatos de los utilizados habitualmente no sean compatibles con la LDK (es cuestión de buscar versiones alternativas del juego, hasta encontrar la que funciona).

Muchos de los emuladores incluidos en la ROM original, sino todos, permiten guardar el progreso de la partida.

En cuanto a la autonomía proporcionada por su batería extraible, alcanzaría las 4 horas de juego en condiciones óptimas.

jueves, 23 de mayo de 2019

Consola portátil 7": X16

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Desconocido
Memoria RAM: Desconocido
Almacenamiento: 8 Gb.
Sistema operativo: Desconocido
Red: No
Tarjeta gráfica: Desconocido
Pantalla: 7" WVGA (800x480) con tecnología LED
Dimensiones: 240x112x18 mm.
Peso: 286 g.
Otros: Lector de tarjetas microSD (hasta 32 Gb.)

Precio:
Amazon.es (MBITION): 46,99 € (se envía desde China)
Amazon.es (Fuitna): 48,99 € (se envía desde China)
Amazon.es (Blue-Yan): 49,45 € (se envía desde China)

Mi favorita hasta el momento es una X16 cuya principal ventaja es la de contar con una pantalla de 7", que supera ampliamente a las de 4,3" o 5,1" presentes en los clones de la PSP.

Esta pantalla, que cuenta con resolución WVGA (800x480), no ofrece una gran calidad de imagen, con un nivel de brillo mediocre, una escasa fidelidad de color y unos ángulos de visión adecuados (tampoco se puede pedir demasiado por los 50 € que cuesta), es también la causante de la mayoría de los defectos de este modelo, como son su elevado peso, que ronda los 280 gramos, y una corta autonomía de poco más de 2 horas.

Aunque la gente le busca parecidos, y hay quien dice que es un clon de la PSP o de la Switch, yo creo que el diseño de la X16 es bastante singular y, aunque tiene cierto parecido a la PS Vita, tanto en la forma como en la posición de los botones (por otro lado, similar a la presente en la mayoría de los mandos), presenta también varias diferencias importantes con respecto a esta última.

Me gusta, por ejemplo, que se hayan utilizado distintos colores en cada uno de los botones de acción y la cruceta, aunque me hubiera gustado que esta última fuese una cruceta de verdad, y no cuatro botones independientes.



La carcasa, que cuenta con un sobrio acabado mate, presenta una superficie engomada en la parte central de la cubierta, lo que unido al tacto rugoso de los extremos laterales de esta, facilitará el agarre de la consola.

En el lateral derecho de la consola encontramos un lector microSD, mientras que el grueso de conectores se encuentran en la parte superior, donde tenemos un puerto microUSB que tanto sirve para cargar como para transmitir datos entre el PC y la consola, el puerto AV para conectar la consola a una TV (mediante un cable RCA no incluido) y el conector de auriculares.

También en la parte superior encontramos los botones de volumen, el de encendido, y a su lado el de retroceder.

Construida completamente en plástico, la calidad de la carcasa es aceptable, como también lo son botones de la consola, cuyo tacto supera el de la gran mayoría de consolas de este precio.

Su único altavoz mono está situado en la cubierta de la pantalla, donde encontramos también una cámara de ínfima calidad.

Aunque la calidad de sonido no es para tirar cohetes, el nivel de volumen es bastante alto.



Cuenta con 8 Gb. de capacidad en su memoria interna que podremos ampliar mediante tarjetas de memoria MicroSD de hasta 32 Gb. de capacidad.

Soporta ROMS de CPS1, CPS2, NeoGeo, Megadrive, Master System (con algun truquillo), NES, SNES, GameBoy, GameBoy Color, GameBoy Advance, y también juegos PSX en 2D pues, como sucede la mayoría de consolas de este precio, la potencia proporcionada por la X16 no es suficiente para ejecutar fluidamente los juegos 3D de la PSX.

Como es habitual en este tipo de consolas, no todas las ROMs funcionan con el dispositivo, y es posible que el mismo juego no funcione en un formato, y si en otro.

Como decía al principio, su autonomía es bastante corta, por lo que es recomendable adquirir, si no lo tenemos ya, una batería externa para extender la autonomía proporcionada por su batería de 1.800 mAh.

Consola portátil 5": X9 y X9-S

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Desconocido
Memoria RAM: Desconocido
Almacenamiento: 8 Gb.
Red: No
Pantalla: 5" QVGA (320x240) con tecnología LED
Dimensiones: 170x74x17 mm.
Peso: Desconocido
Otros: Puerto microUSB, lector microSD, salida de video RCA, cámara trasera HD

Precio X9:
Amazon (Foonee): 39,99 € (se envía desde China)
Amazon (Chengstore): 41,91 € (se envía desde China)

Precio X9-S:
Amazon (Nakelucy): 36 € (se envía desde China)
Amazon (Yunt-11): 39,03 € (se envía desde China)
Amazon (Sponsi): 49,99 € (se envía desde China)

NOTA: Aunque mi idea inicial era escribir dos reseñas independientes para la X9 y la X9-S, las grandes similitudes entre una y otra consola me han hecho desistir de esta idea, y utilizar texto azul para indicar las escasas diferencias entre uno y otro modelo.

Diseñada a imagen de la PS Vita, la consola X9 presenta una configuración muy similar a la anteriormente comentada X6, con una cruceta en el lado izquierdo, en donde encontramos también un joystick analógico, la pantalla en el centro, y a la derecha de esta cuatro botones de acción, los de volumen, que son más grandes que en la X6, y los de Select y Start, a los que habría que añadir los gatillos situados en las esquinas superior derecha e izquierda.

Debido a su pantalla de 5", su tamaño es sensiblemente superior al de la X6, con una longitud 3 cm. superior, mientras que su peso es también superior.

No nos libramos del acabado brillante de la carcasa, que causa que se ensucie con facilidad, pero la calidad de los construcción es bastante superior, al igual que los botones de acción que, ofrecen una mejor respuesta que los de la X6.

El diseño de la cruceta, que no es especialmente acertado, motiva que la experiencia con juegos de acción no sea la más conveniente, algo que podemos subsanar en parte con el joystick analógico, que aunque bastante cutre en comparación con los de consolas comerciales, ofrece un mucho mejor desempeño en este aspecto.

Consola X9-S
La principal "ventaja" de la X9-S es la presencia de un segundo joystick analógico que, situado bajo los botones de acción, realiza la misma función que estos (al mover el joystick hacia arriba, se activa el botón A, hacia abajo el B, y así sucesivamente), reemplazando los botones de volumen de la X-9 original, que en la X9-S están situados en la parte superior, donde también encontramos un botón de sleep (apaga la pantalla sin apagar el dispositivo).

Más acertada resulta, en mi opinión, la presencia de un botón Select situado bajo el joystick analógico derecho, que permite acceder al menú del juego (para grabar o cargar una partida, por ejemplo) sin tener que pulsar uno de los gatillos.

Todos los puertos de este modelo, incluyendo el lector microSD (soporta tarjetas de hasta 32 Gb.), se encuentran situados en la parte superior de la consola, que es donde encontramos un puerto miniUSB que sirve para cargar el dispositivo y transferir datos, el botón de encendido, y un puerto combinado que tanto permite conectar unos auriculares, como transmitir vídeo a una TV externa (mediante un cable RCA no incluido).

Curiosamente, y a pesar de contar con un mayor tamaño, la resolución QVGA (320x240) de la pantalla de 5" del X9 es inferior a la UMD (480x272) de la pantalla de 4,3" del X6, si bien esta circunstancia no debería afectar apenas a la visualización de juegos, pues casi todas las plataformas compatibles operan a una resolución menor a la utilizada por la X9.

En cuanto a la calidad de imagen, no es especialmente buena, con un brillo mediocre, una escasa fidelidad de color, y unos ángulos de visión aceptables.

Cuenta con 8 Gb. de almacenamiento,y es compatible tanto con placas arcade como la CPS1, la CPS2 y la NeoGeo, como con consolas de sobremesa como la NES, la SNES y la MegaDrive, y portátiles como la GameBoy, la GameBoy Color, y la GameBoy Advance.

Respecto a su compatibilidad con PSX, hay que cogerla por pinzas porque, si bien los juegos 2D suelen funcionar correctamente, la mayoría de los 3D resultan injugables debido a sus bajos framerates.

Al igual que la X6, esta consola permite guardar el progreso de las partidas.

Es conveniente comentar que, dependiendo de la versión, el menú principal del sistema puede variar ligeramente, algo que no parece afectar al comportamiento de la consola jugando.

Uno de sus principales defectos reside en la escasa autonomía proporcionada por su batería de 1.250 mAh., que no supera las 3 horas de juego.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Consola portátil 4,3": X6

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Desconocido
Memoria RAM: Desconocido
Almacenamiento: 8 Gb.
Red: No
Pantalla: 4,3" UMD (480x272) con tecnología LED
Dimensiones: 170x74x17 mm.
Peso: Desconocido
Otros: Puerto microUSB, lector microSD, salida de video RCA, cámara trasera HD

Precio:
Amazon (QUMOX): 33,29 € (se envía desde China)
Gearbest (Coolbaby): 41,53 € (se envía desde China)

Como en muchas otras consolas de este tipo, la X6 copía el diseño de la PSP, e integra tanto una cruceta como, debajo de esta, un joystick analógico, y cuatro botones de juego a los que habría que sumar dos más para subir y bajar volumen, otros dos para "SELECT" y "START", y los dos gatillos situados en las esquinas superiores de la consola.

Es destacable que, al igual que la PSP, cuenta con una anilla en la esquina inferior izquierda cuya función es la de sujetar la consola, evitando que se caiga inadvertidamente.

No me gusta el acabado negro piano de la consola, que motivará que se ensucie con facilidad.

Teniendo en cuenta el reducido precio, no sorprende que la calidad de materiales sea, en el mejor de los casos, mediocre, lo que repercutirá negativamente en la vida util del dispositivo (especialmente en el caso de los botones y el joystick analógico).



En la parte trasera del dispositivo encontramos, aparte de una cámara de escasa calidad, dos altavoces que proporcionan una calidad de sonido mediocre.

Mientras el extremo inferior del dispositivo cuenta únicamente con un lector de tarjetas microSD (soporta hasta 64 Gb. de capacidad), en la parte superior tenemos un puerto miniUSB que sirve tanto para cargar el dispositivo como para transferir datos, el puerto de auriculares, el botón de encendido, y un puerto AV que nos permitirá conectar la consola a la TV mediante un cable RCA que tendremos que comprar aparte.

Su pantalla TFT de 4,3", que cuenta con una resolución de 480x272 (la misma que la PSP), ofrece una calidad adecuada para el uso previsto, con una reproducción de colores correcta, si bien los ángulos de visión no son demasiado amplios.

Cuenta con 8 Gb. de memoria de almacenamiento, de los cuales solo 5,5 Gb. son accesibles por el usuario.



Soporta diversas ROMS CPS1 y 2, NeoGeo, NES, SNES, GB, GB Color, GB Advance y, al parecer, también algunos de la PSX, si bien la mayoría de juegos de esta consola no tienen un funcionamiento correcto..

Es conveniente indicar que el dispositivo permite grabar el progreso de las partidas, mediante un menú al que se accede pulsando

Es igualmente destacable que no todas las ROMS funcionan correctamente, aun siendo de un sistema compatible, bien por el formato de la ROM en cuestión, el nombre de los archivos (soporta archivos .SMD, pero no .MD), por ejemplo.

Respecto a la autonomía proporcionada por su batería de Litio recargable, ronda las 4 horas de juego.

domingo, 19 de mayo de 2019

Comparando consolas "chinas" de hasta 50 €



Hace ya varios meses que, seducido por la posibilidad de disfrutar de clásicos retro en cualquier lugar, sigo el mercado de las videoconsolas portátiles "chinas" que, pese a su modesto hardware, logran emular tanto videoconsolas de tercera y cuarta generación (como la NES, la SNES, la MegaDrive, distintas versiones de la GameBoy o la GameGear), como determinadas placas arcade (entre las cuales estaría la NeoGeo de SNK y la CPS de Capcom).

Algunos dirán que, si disponemos de un smartphone medianamente actual, es tontería comprar uno de estos aparatos pues, con la ayuda de determinadas aplicaciones, nuestro teléfono Android o IOS puede ejecutar un gran número de juegos de una manera más eficiente, si cabe, que las videoconsolas portátiles chinas.

Aunque es cierto que, gracias a su elevada potencia, cualquier smartphone actual ofrecerá un mejor comportamiento al emular consolas clásicas, sin hablar de su capacidad de ejecutar múltiples juegos actuales, tienen un par de desventajas importantes que, en mi opinión, justifican adquirir una de estas videoconsolas portátiles.

Además de la falta de controles físicos, que ofrecen un muchísimo mejor "feedback" que los accionados en la superficie de una pantalla táctil, debemos tener en cuenta el impacto que los videojuegos tienen en la batería de nuestro teléfono, y que puede provocar que nos quedemos sin ella en el peor momento.

Volviendo al tema que nos ocupa, que no es otro que la compra de uno de estos dispositivos para mi uso personal, me está resultando muy difícil decidirme por una de las cientos de consolas que podemos encontrar en el mercado (aunque al final, casi todas las marcas venden las mismas), que es el motivo por el cual me he decidido a publicar varias entradas sobre las consolas que más me han llamado la atención dentro de mi presupuesto, con vistas a resucitar el blog (no estaba muerto no no, estaba tomando cañas, lerelele...), y para que me deis vuestra opinión acerca de los modelos que contemplo.

No puedo dejar de comentar que, aunque la idea inicial era hace una única entrada comparativa, el elevado número de consolas a comentar me ha decidido a dedicar una entrada separada a cada modelo, que serán enlazadas desde esta entrada principal.

LOS REQUISITOS

Mi idea inicial es adquirir un dispositivo que cuente con una batería de litio recargable, pues no quiero tener que gastar pilas para utilizar el equipo.

Debe disponer de una pantalla LCD de entre 3" y 7", mientras que la resolución no es, en mi opinión, demasiado importante, porque las consolas a emular no suelen requerir más de 352x288.

Me gustaría que contase con, al menos, una cruceta, cuatro botones de juego, y un joystick "analógico", de manera que los controles integrados cubran las necesidades de todos los juegos que me pueden interesar.

Debido a la manía de repetir juegos de los fabricantes de estos dispositivos (te dicen que tienen 1.000, pero al final solo tiene 100 repetidos 10 veces), no me importa especialmente el número de juegos preinstalados.

Veo también importante que el aparato disponga, como mínimo, de 8 Gb. de memoria interna, y que esta sea accesible por el usuario, con vistas a poder instalar nuevos juegos.

Debe contar con la posibilidad de guardar juegos, una característica fundamental que no está presente en todos los dispositivos de este tipo.

Aunque no es imprescindible, estaría bien que el dispositivo contase con la capacidad de utilizar tarjetas de memoria SD (o microSD) para ampliar su capacidad de almacenamiento.

Respecto a las consolas a emular, debe ser compatible con NES, SNES, Megadrive, Game Boy, Game Boy Color, Game Boy Advance, NeoGeo y, a ser posible, también con CPS (Capcom Play System), Master System y Game Gear.

El límite de precio es flexible pues, si bien preferiría no gastar más de 50 €, podría aumentar el presupuesto si el modelo en cuestión lo merece especialmente.

LAS CANDIDATAS
+ Consola X6
+ Consola X9 y X9-S
+ Consola X12
Consola X16
+ Consola X18

lunes, 15 de abril de 2019

Portátil para juegos 15,6": Asus Vivobook R560UD-EJ362

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i5-8250U (4x1.6 Ghz / TDP: 15 W. / 6 Mb. Smartcache).
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb. M.2
Sistema Operativo: Endless OS
Red: Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: nVidia Geforce GTX 1050 (4 Gb. GDDR5).
Pantalla: 15,6" Full-HD (1920x1080) con tecnología LED. 
Dimensiones: 364x259x24 mm.
Peso: 1,95 Kg.
Otros: 2 puertos USB 2.0 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 (Gen1) de tipo A, salida HDMI, lector de tarjetas microSD, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam VGA (0,3 Mpx.).

Precio (Actualizado 14/04/2019)
Amazon.es: 599 € (IVA incluido)
PcComponentes: 599 € (IVA incluido)

RECUERDA que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información
Página Oficial

Posibles alternativas:
Asus Vivobook R570ZD-DM266: 599 € (IVA incluido)
(AMD Ryzen 5 2500U / 8 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / nVidia Geforce GTX 1050 / 15,6" LED Full-HD / Endless OS / 1,95 Kg.)
Comentado en el blog

Lenovo Ideapad 330-15ICH [81FK0071SP]: 589€ (IVA incluido)
(Intel Core i5-8300H / 8 Gb. DDR4 / 1 Tb. HDD / nVidia Geforce GTX 1050 / 15,6" LED Full-HD / Sin S.O. / 2,2 Kg.)
No comentado en el blog

HP 15-BC400NS:  600 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-8250U / 8 Gb. DDR4 / 1 Tb. HDD / nVidia Geforce GTX 1050 / 15,6" LED Full-HD / FreeDOS / 2,2 Kg.)
Comentado en el blog

HP 15-BC450NS: 633 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-8350H / 8 Gb. DDR4 / 128 Gb. SSD + 1 Tb. HDD / nVidia Geforce GTX 1050 / 15,6" LED Full-HD / FreeDOS / 2,2 Kg.)
Comentado en el blog

Aunque prácticamente idéntico al popular Asus Vivobook R570ZD que, basado en un microprocesador AMD Ryzen 5, podemos encontrar también en nuestro mercado desde hace ya varios meses, lo cierto es que el Vivobook R560UD-EJ362 es un modelo más básico que este, algo que podemos notar, entre otras cosas, en la ausencia de soporte Ethernet, lector de huellas o puerto USB 3.1 de tipo C, que si estarían disponibles en determinadas versiones del primero.

Su diseño exterior combina superficies de color negro con detalles azul turquesa, que es el color usado en los logos de Asus en cubierta y marco de la pantalla, el contorno del touchpad o el perímetro de la cubierta de la pantalla, la cual cuenta con un llamativo acabado rayado que se extiende también al área de trabajo.

Gracias a la estrechez de sus marcos, el tamaño de este modelo es algo inferior al tradicional en modelos de 15,6" (apenas 2 cm. más corto que estos), siendo también destacable su delgado perfil (24 mm.), y un peso inferior a 2 kilos.

A diferencia de la versión AMD, que cuenta con un puerto USB 3.1 (Gen1) de tipo C en el lateral derecho, todos los puertos USB del R560UD son de tipo A y, mientras que en el lado derecho los dos dos puertos USB 2.0 de tipo A están acompañados por los LEDs de estado y el enganche para candado Kensington, el único puerto USB 3.1 (Gen1) de tipo A comparte el lateral izquierdo con una salida HDMI, el conector combinado de auriculares y micrófono, un lector de tarjetas microSD, y el conector de alimentación.

Mención aparte merece la escasa resolución de una webcam que, como la montada por muchos otros portátiles de este fabricante (algunos de precio superior a 1.000 €), es VGA y captura imágenes de solo 640x480.

Mientras el área de trabajo muestra una adecuada solidez, que hace necesario presionar con fuerza para que ceda ligeramente, la cubierta de la pantalla, que es igualmente de plástico, presenta mayor fragilidad ante la presión localizada, y se hunde visiblemente al aplicar un poco de fuerza.

Su sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura cercano a 145º. mantiene la pantalla en la posición seleccionada en cualquier situación.

Su microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz., que cuenta cuatro núcleos y ocho hilos de proceso, permite realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.), como avanzadas a niveles exigentes.

Gracias a la tecnología TurboBoost, el Core i5-8250U puede aumentar su velocidad hasta un máximo de 3,4 Ghz., siendo además compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, así como con las instrucciones AES-NI y AVX2.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (un solo módulo), y una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2 que no sería compatible con NVME.

Fuente: UltrabookReview
Tras abrir el portátil, desmontando el área de trabajo, descubrimos que solo uno de sus dos módulos DIMM es accesible fácilmente, mientras que el segundo se encuentra, al igual que la unidad SSD, situado en el otro lado de la placa, siendo necesario desmontarla para poder acceder a el.

Llama la atención que, según el fabricante, la máxima capacidad de memoria soportada por este modelo sea de 16 Gb., cifra que alcanzaríamos añadiendo un nuevo módulo de 8 Gb. en el zócalo libre.

Este modelo cuenta además con espacio para un disco duro de 2,5", aunque ignoro si se incluiría la bandeja necesaria para colocarla, o deberíamos adquirirla aparte (como en determinados modelos HP, por ejemplo).

Aunque algo veterana ya (fue presentada a principios de 2017), la nVidia Geforce GTX 1050 continúa proporcionando, con sus 2 Gb. de memoria GDDR5, una muy buen experiencia de juego (detalles altos en resolución Full-HD) con la mayoría de títulos actuales, si bien en determinados títulos muy exigentes como, por ejemplo, Metro Exodus (2019), sería necesario reducir el nivel de detalles y/o la resolución para obtener una fluidez adecuada.

Su pantalla, un panel LCD de 15,6" Full-HD (1920x1080) con retroiluminación LED, ofrece mediocres valores de brillo y contraste, una escasa fidelidad de color (ligeramente superior al 60% sRGB), y unos ángulos de visión limitados, pero suficientes.

Cuenta además con un acabado mate que permitiría evitar molestos reflejos en el exterior, pero la imagen no resultará legible bajo luz solar directa debido a su reducido nivel de brillo, debiendo buscar una sombra para poder trabajar con el portátil.

Su tarjeta de red wifi, de procedencia Qualcomm, es compatible con Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.1.

Aunque se echa en falta el soporte Ethernet, que si está disponible en el Vivobook R570UD, lo cierto es que muy poca gente lo usa ya y, en caso de necesitarlo, es suficiente con utilizar un adaptador USB (no incluido) para subsanar esta carencia.

Otra de las carencias de este modelo con respecto al R570ZD reside en la ausencia de retroiluminación en su teclado "en isla", que ofrece una adecuada experiencia de escritura gracias al buen tamaño de sus teclas, si bien el tacto de estas es esponjoso, y el recorrido al pulsar resulta un poco corto.

Mención aparte merece, en mi opinión, el bloque numérico de tres columnas situado en el lateral derecho del portátil, pues integra el botón de encendido (y apagado) en su esquina superior derecha, al lado de todas las teclas de operaciones aritméticas, lo que puede llevar a pulsaciones accidentales.



En cuanto a su Clickpad, de buen tamaño y con una superficie suave, ofrece una buena respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

El único ventilador con el que cuenta este portátil, que permanece inactivo durante un uso ligero, se inicia únicamente cuando le damos un poco de caña al portátil, aumentando su velocidad gradualmente, y llegando a generar un nivel de ruido que puede resultar molesto para personas sensibles a este, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores permanecen dentro de límites razonables en todo momento.

Uno de sus puntos fuertes reside en la adecuada calidad de sonido proporcionada por su pareja de altavoces estéreo, aun cuando el nivel de graves es reducido, así como su alto nivel de volumen.

Menos afortunada es la autonomía proporcionada por una batería integrada que, con 36 Wh., tiene una menor capacidad que las equipadas por la mayoría de sus competidores, motivando que su autonomía sea bastante corta para un modelo de estas características, pues apenas alcanza las 4 horas y media de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con el sistema operativo gratuito Endless OS (basado en Linux) preinstalado en su unidad SSD.