miércoles, 26 de agosto de 2015

Portátil básico: Toshiba Satellite C55D-C-110

FICHA TÉCNICA
Procesador: AMD A-Series A8-7410 (2,2 Ghz. / TDP 12-25 W. / 2 Mb. de cache L2). 
Memoria: 8 Gb. DDR3L a 1600 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 5400 rpm.
Sistema operativo: Windows 8.1 (64 bits).
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-N y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: AMD Radeon R5 (Integrada).
Pantalla: 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 380
x260x23 mm.

Peso: 2 Kg.
Otros
3 puertos USB (uno de ellos USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio:
TiendaToshiba : 536 € (IVA incluido)
101Gigas : 538,80 € (IVA incluido)
Amazon.es : 546 € (IVA incluido)

Más Información:
Página Oficial
Review en Notebookcheck (en inglés)
Review en LaptopMag (en inglés)

Recién llegados al mercado español, los nuevos Satellite C50D de serie C de Toshiba presentan sensibles diferencias con respecto a la antigua serie B, y no solo en su configuración de hardware  donde los antiguos microprocesadores Beema de AMD han sido reemplazado por microprocesadores basados en la nueva arquitectura Carrizo-L, sino también en el exterior, que presenta un atractivo acabado que imita el aluminio cepillado, en lugar de la textura rugosa del modelo anterior.

No es esta la única diferencia estética entre ambas versiones, que utilizan carcasas bastante diferentes entre si, presentando el nuevo modelo un diseño más limpio, que se evidencia fundamentalmente en la suave transición entre la bisagra y la pantalla.

Pese a sus superficies mate, este modelo no logra evitar cierta tendencia a ensuciarse, llenándose de huellas dactilares con bastante facilidad.

Construido completamente en plástico, varias zonas del área de trabajo y la cubierta presentan fragilidad ante la presión localizada, hundiéndose visiblemente al aplicar un poco de fuerza,

La principal ventaja de este modelo reside en su reducido peso que, según el fabricante, es de 2 Kg. justos (2,15 Kg. en versiones con unidad óptica), cifra que mejoraría a la de algunos modelos ultraligeros como el Satellite S50, que pesa 2,08 Kg. y que, al igual que el modelo de la entrada, tampoco cuenta con unidad óptica interna.

Su sistema de bisagras no logra evitar cierta oscilación en el ángulo de apertura de la pantalla, que es especialmente patente cuando lo usamos en autobuses o trenes en movimiento.



Basado, como decía, en la nueva arquitectura Carrizo-L, su microprocesador de cuatro núcleos AMD A-Series A8-7410 a 2,2 Ghz. proporciona un rendimiento equivalente al de un Core i3-4010U de bajo consumo, y permite realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.) como determinadas funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, etc.) a un nivel básico.

Este microprocesador es compatible con la tecnología de virtualización VT de AMD; y también con la tecnología TurboCore, que le permite aumentar su velocidad hasta 2,5 Ghz. cuando solo un núcleo está en uso.

Existe una segunda versión de este modelo (de color blanco) que, por un precio sensiblemente inferior, estaría basada en un AMD A-Series A6-7310 a 2 Ghz. (hasta 2,4 Ghz. con TurboCore), también de cuatro núcleos, que ofrecería una potencia similar a la de un Pentium N3540, y permitiría capacidades similares a las del modelo de la entrada.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR3 a 1600 Mhz. (un solo módulo) y un disco duro de 1 Tb. a 5400 rpm.

La ausencia de tapas de mantenimiento, motiva que sea necesario retirar completamente la base del portátil para realizar operaciones como, por ejemplo, ampliar la memoria del portátil hasta la máxima capacidad de 16 Gb., para lo cual será suficiente con insertar un nuevo módulo de 8 Gb. en el zócalo libre.



Podríamos también sustituir el disco duro mecánico por una rápida unidad SSD (una de 128 Gb. nos costaría menos de 50 €), y conseguir de esta manera un comportamiento más ágil del sistema, pudiendo colocar el primero en lugar de la unidad óptica mediante un adaptador de este estilo.

Integrada en el microprocesador A8-7410, la AMD Radeon R5 proporciona un rendimiento similar al de gráficas integradas de Intel como la HD Graphics 4400 y, como esta, permite una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con un puñado de títulos recientes muy poco exigentes como GRID: Autosport (2014), F1 2014 (2014) o Sims 4 (2014), si bien la mayoría de juegos no ofrecerán una fluidez adecuada para permitir su uso, ni tan siquiera al mínimo de detalles.

Apenas ligeramente inferior, la AMD Radeon R4 integrada en el microprocesador A6-7310 proporciona similares capacidades de juego que la Radeon R5.

Su pantalla, un panel LCD de 15,6" HD (1366x768) con retroiluminación LED y acabado brillante, destaca por ofrecer un buen nivel de contraste, bastante superior a lo habitual en modelos de este precio, si bien su nivel de brillo es solo razonable, su fidelidad de color es mediocre (suficiente para uso multimedia), y presenta unos limitados ángulos de visión.

Cuenta con unas correctas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Fast Ethernet (10/100), Wifi-N y Bluetooth 4.0..

Otras características incluyen 3 puertos USB (uno de ellos USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Como es habitual en Toshiba, la disposición de los puertos parece pensaba para usuarios zurdos, con un único puerto USB en la parte trasera del lateral izquierdo, donde van también el conector de alimentación y el puerto Ethernet, mientras que en la parte central del lado derecho encontramos el resto de puertos, con la salida de refrigeración en la parte trasera de dicho lateral.



Su tacto esponjoso, unido al escaso recorrido al pulsar y un funcionamiento algo ruidoso, motivan que la experiencia de escritura en su teclado "en isla" sea algo inferior a lo que sería deseable, aun cuando presenta teclas de buen tamaño y un generoso espaciado entre las mismas.

Toshiba apuesta en este modelo por un touchpad tradicional, con dos botones físicos, que presenta un tamaño algo reducido y un correcto deslizamiento de los dedos, y que si bien ofrece una respuesta adecuada, en ocasiones no detecta correctamente los gestos multi-táctiles con los que es compatible.

Aun bajo carga, el ruido generado por su único ventilador es bastante reducido, si bien este modelo no resulta completamente silencioso ni siquiera durante un uso ligero, pues el ventilador gira a muy bajas revoluciones aun en esta situación, siendo necesario recurrir a un, muy poco realista, escenario de carga extrema (CPU y GPU al 100% durante un largo periodo de tiempo), para que el ventilador alcance su máxima velocidad, generando un nivel de ruido que puede resultar molesto para personas sensibles a este.

Respecto a las temperaturas en las superficies exteriores del portátil, se mantienen dentro de limites razonables en todo momento.

La escasa calidad de sus altavoces estéreo, situados encima del teclado, recomiendan el uso de auriculares o altavoces estéreo cuando sea posible.

Asegurada con dos tornillos, su batería de 4 celdas le permite alcanzar una autonomía superior a 4 horas de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con Windows 8.1 (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia, que nos permitirá actualizar gratuitamente a Windows 10 si es nuestro deseo.

sábado, 22 de agosto de 2015

Portátil avanzado: Toshiba Satellite P50-C-11K

 FICHA TÉCNICA
Procesador: Intel Core i7-5500U (2,4 Ghz. / TDP 15 W. / 4 Mb. de cache L3). 
Memoria: 8 Gb. DDR3L a 1600 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro híbrido 1 Tb. a 5400 rpm.
Sistema operativo: Windows 8.1 (64 bits).
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC, WiDi y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: nVidia Geforce 930M (2 Gb. DDR3).
Pantalla: 15,6" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 380
x260x22 mm.

Peso: 2,18 Kg.
Otros4 puertos USB 3.0, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, 
teclado numérico, altavoces Harman Kardon, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

Precio:
PcComponentes : 915 € (IVA incluido)
Amazon.es : Desde 956 € (IVA incluido)
El Corte Inglés : 999 € (IVA incluido)

Más Información:
Página Oficial
Review en Notebookcheck (en inglés)
Perteneciente a la tercera generación de este modelo, el nuevo Toshiba P50-C es tan parecido estéticamente al antiguo P50-B, como diferente en su configuración de hardware, sustituyendo los microprocesadores Haswell (cuarta generación) de consumo estándar equipados por este último, por los mas modernos Broadwell (quinta generación) de bajo consumo, cuyo rendimiento es sensiblemente inferior.

No es este el único cambio , sino que también se ha sustituido la gráfica AMD presente en la versión anterior, por dos posibles gráficas nVidia, la Geforce GTX 950M en la versión tope de gama, y la Geforce 930M equipada por la versión "básica", que es la que he utilizado como base para escribir esta entrada.

Aunque es muy parecido estéticamente al Satellite P50-B, y presenta como este superficies en aluminio cepillado en cubierta y área de trabajo, gris plata en los laterales y la zona de la bisagra, y negro en el resto, existen pequeñas diferencias entre ambos modelos, siendo la más evidente que la batería es extraible, aunque no fácilmente reemplazable al ir asegurada con dos tornillos.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en su reducido peso que, con solo 2,18 Kg., lo sitúa como uno de los portátiles de 15,6" más ligeros en su rango de precio, solo superado por el Toshiba Satellite S50, que es 100 gramos más ligero al precio de prescindir de la unidad óptica.

Pese a su construcción en aluminio, la cubierta de la pantalla muestra cierta fragilidad, hundiéndose visiblemente ante la presión localizada, y pudiendo producirse artefactos visuales en la imagen de la pantalla si presionamos con suficiente fuerza, una fragilidad que se extiende a la base de plástico, que es bastante delgada, pero no así al área de trabajo, también de aluminio, que se muestra bastante firme aun cuando apretamos con bastante fuerza.

Sus firmes bisagras, que permiten un angulo de apertura de 130º, y mantienen la pantalla en su lugar durante un uso normal del portátil, no logran evitar ligeras oscilaciones en la posición de la misma en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Con un rendimiento equivalente al de un Core i5-4200M de consumo estándar, su microprocesador de bajo consumo Intel Core i7-5500U a 2,4 Ghz., nos permitirá realizar tareas avanzadas como retoque fotográfico, edición de vídeo, o diseño CAD, entre otras, a niveles moderadamente exigentes.

Compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d de Intel o las nuevas instrucciones AES-NI y AVX2, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 3 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está activo (2,9 Ghz. cuando ambos lo están), gracias a la segunda versión de la tecnología TurboBoost.

Si necesitamos una mayor potencia, aun es posible encontrar varias versiones del antiguo Satellite P50-B que, dotadas con microprocesadores Core i7 de 4 núcleos, ofrecen un rendimiento sensiblemente superior al Core i7-5500U, a costa de una autonomía inferior.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR3 a 1600 Mhz. (ampliable a 16 Gb.), un disco duro de 1 Tb. a 5400 rpm., y una unidad de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

La versión P50-C-11K, actualmente la más avanzada de este modelo, se diferencia por contar con un disco duro híbrido de 1 Tb. a 5400 rpm. con 8 Gb. de cache SSD (almacena datos de uso común para un acceso más rápido), una grabadora Bluray 6X (también lee y graba CDs y DVDs), y una gráfica nVidia Geforce GTX 950M de la que hablaremos más adelante.




Desgraciadamente, este modelo no cuenta con ninguna tapa de mantenimiento, siendo necesario retirar completamente la base para poder acceder a los componentes internos del mismo, una operación que, si bien no es excesivamente complicada (cuestión de retirar unos cuantos tornillos, y desencajar las presillas entre la base y el área de trabajo con una púa de guitarra), es prohibida por parte de Toshiba en la ficha técnica del modelo, que indica que la memoria es "no ampliable por el usuario (ampliable en Servicio Técnico Oficial)".

Si, de todas maneras, decidimos retirar la base, comprobaremos que existen dos zócalos de memoria, uno de los cuales está libre, y mediante el cual podremos ampliar el portátil hasta los 16 Gb. máximos, añadiendo un nuevo módulo de 8 Gb. (valorado en 51 €), una operación que nos permitirá disfrutar también de las ventajas de la tecnología Dual Channel que, en sistemas dotados con dos módulos de similares características, permite acceder a ambos al mismo tiempo.

Podremos también sustituir el disco duro mecánico por una rápida unidad SSD (podemos encontrar unidades de 256 Gb. por poco más de 80 €), lo que mejorará considerablemente el comportamiento general del sistema, y colocar el primero en lugar de la unidad óptica mediante un adaptador de este estilo.

Apenas ligeramente inferior a la Geforce 840M, la nVidia Geforce 930M equipada por este modelo cuenta con 2 Gb. de memoria DDR3 dedicada, y permite una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con la mayoría de títulos actuales, incluyendo títulos Battlefield: Hardline, GTA V o Dirt Rally (todos ellos de 2015), si bien ciertos juegos muy exigentes como, por ejemplo, The Witcher 3 (2015), solo resultarán fluidos con detalles bajos).

Con 4 Gb. de memoria DDR3 dedicada, la nVidia Geforce GTX 950M equipada por la versión tope de gama, es sensiblemente superior a a la Geforce 930M, y permite una experiencia de juego excelente (detalles altos en resolución Full-HD) con la mayoría de juegos actuales, mientras que en los más exigentes será necesario reducir el nivel de detalle, la resolución, o ambos, para obtener una fluidez adecuada.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en su pantalla, un panel IPS de 15,6" con resolución Full-HD y retroiluminación LED, que cuenta con un acabado brillante y no es, por tanto, valida para usar en exteriores, pese a sus altos niveles de brillo y contraste, una más que adecuada fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios.

Sus capacidades de conexión a redes son, a falta de una palabra mejor, excelentes, siendo compatible tanto con Gigabit Ethernet, como con el último estándar Wifi-AC, Bluetooth en su versión 4.0, y también con Intel Wireless Display (WiDi).

Otras características incluyen 3 puertos USB 3.0, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, altavoces Harman Kardon, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

La disposición de los puertos es bastante acertada en este modelo, especialmente si somos zurdos, contando con al menos un puerto USB en cada lado que, en el lateral izquierdo, se encuentra cerca de la parte trasera del portátil, mientras que en la derecha los dos puertos disponibles están aproximadamente en el centro.




Sorprende que, tratándose de un modelo cuyo precio es superior a 900 euros, el teclado "en isla" del Satellite P50-C no incluya retroiluminación, una característica común en portátiles de este precio, pero que no influye en la experiencia de escritura, que es aceptable gracias al buen tamaño de sus teclas y el tacto agradable, y a pesar de que el recorrido al pulsar es bastante corto, algo que, de todas maneras, es habitual en modelos tan finos como este.

Respecto a su ClickPad, de adecuado tamaño, presenta una superficie ligeramente rugosa que no dificulta el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Su ventilador, que nunca se para del todo, gira a muy bajas revoluciones durante un uso ligero, generando un ligero nivel de ruido que, aunque audible, -no resulta molesto en ningún momento, elevando su velocidad y, por tanto, su ruido cuando le damos caña al portátil, pudiendo llegar a resultar molesto para personas sensibles al este.

Su sistema de refrigeración hace un buen trabajo, y evita que el calor generado por el hardware de este modelo se transmita al usuario a través de las superficies de contacto,  si bien determinadas áreas de la base pueden alcanzar temperaturas un poco elevadas bajo alta carga (mejor no usarlo sobre las rodillas en este escenario).

Diseñados por el prestigioso fabricante Harman Kardon, la pareja de altavoces de este modelo decepciona, principalmente, por el bajo nivel de graves, que está motivado por la falta de subwoofer, siendo recomendable el uso de auriculares o altavoces externos a la hora de reproducir contenido multimedia.

Donde más se nota la presencia de un microprocesador de bajo consumo es en la autonomía, que se ve elevada desde las 2 horas y media de uso ligero que ofrecía el P50-B, hasta las 4 horas y media del P50-C en el mismo escenario, una cifra que se sitúa (más o menos) en la media de su segmento.

Se entrega con Windows 8.1 (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia, la cual nos permitirá actualizar gratuitamente a Windows 10 Home.

martes, 18 de agosto de 2015

Portátil convertible 15,6": Lenovo Thinkpad Yoga 15 20DQ [20DQ0037SP]

FICHA TÉCNICA
Procesador: Intel Core i7-5500U (2,4 Ghz. / TDP 15 W. / 4 Mb. de cache L3). 
Memoria: 8 Gb. DDR3L a 1600 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Disco duro: SSD 512 Gb. SATA3
Sistema operativo: Windows 8.1 (64 bits).
Red: Wifi-N y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: nVidia Geforce 840M (2 Gb. DDR3).
Pantalla: 15,6" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 383
x256x21 mm.

Peso: 2,3 Kg.
Otros3 puertos USB (2 de los cuales son USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

Precio:

Pixmania : 1.167,95 € (IVA incluido)
Amazon.es : 1.192 € (IVA incluido)
TiendaLenovo : 1.349 € (IVA incluido)

Más Información:
Página Oficial
Review en Notebookcheck (en inglés)
Review en Notebookreview (en inglés)
Review en TechRadar (en inglés)

Único representante, junto al Transformer Book TP550LD (y TP550LJ) del exclusivo segmento de portátiles convertibles de 15,6", el Lenovo Thinkpad Yoga 15 20DQ se sitúa, por múltiples razones, un par de peldaños por encima del modelo Asus, al que aventaja en muchos aspectos.

Exteriormente, no hay mucha diferencia entre este modelo y otros de la gama Thinkpad, contando como estos con un acabado negro mate tanto en la cubierta, como en el área de trabajo, o la base, mientras que el marco de la pantalla, cubierto por el digitalizador de la pantalla, presenta como esta un filtro anti-reflejos.

Como es habitual en modelos Thinkpad, tanto el trackpoint rojo existente entres las teclas G, H y B, como los botones del mismo, situados bajo la barra espaciadora, que cuentan también con unas lineas rojas, le dan un toque de color al, por otro lado, aburrido diseño de este modelo, en el que cabe destacar también el acabado cromado de sus bisagras que, desgraciadamente, no son metálicas como en otros modelos de esta gama, sino que se trata de simples cubiertas de plástico.

Lenovo apuesta, en este modelo, por una construcción mixta en aluminio, magnesio y plástico, materiales utilizados en la cubierta, área de trabajo y el resto del portátil respectivamente, y que proporcionan una adecuada solidez y resistencia a la presión localizada en todas sus superficies.

Respecto a sus bisagras, que permiten rotar la pantalla 360º, y tomar posiciones de portátil, tablet, atril y tienda, mantienen la pantalla en el ángulo de apertura seleccionado durante el uso normal del portátil, si bien no puede evitar ciertas oscilaciones al usar la pantalla táctil.

Con un rendimiento equivalente al de un Core i5-4200M de consumo estándar, su microprocesador de bajo consumo Intel Core i7-5500U a 2,4 Ghz. ofrece potencia suficientemente para realizar funciones avanzadas a niveles moderadamente exigentes.

Este microprocesador es compatible con diversas tecnologías de Intel como las virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, o la segunda versión de TurboBoost, que aumentará la velocidad del microprocesador hasta 3 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está en uso, y hasta 2,9 Ghz. cuando ambos lo están.

Existe una segunda versión de este modelo que, con un precio sensiblemente inferior, estaría animado por un microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-5200U a 2,2 Ghz. (hasta 2,7 Ghz. con TurboBoost), cuyo rendimiento es equivalente al del Core i7-4510U, y que nos permitiría realizar también tareas avanzadas aunque, en este caso, solo a niveles domésticos o aficionados.

Es conveniente señalar que el microprocesador no es el único cambio existente entre ambos modelos, porque el modelo básico cuenta además con un disco duro híbrido de 500 Gb., en lugar de la unidad SSD presente en el modelo tope de gama.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR3 a 1600 Mhz. (un solo módulo) y una unidad SSD de 512 Gb. con interfaz SATA3, no contando este modelo con unidad óptica interna.

Una vez retirados 10 tornillos, podemos retirar la base del portátil y acceder a los principales componentes internos del mismo, incluyendo los dos zócalos de memoria, uno de ellos libre, mediante los cuales podremos ampliar este portátil hasta 16 Gb. insertando un nuevo módulo de 8 Gb. (valorado en 50 €), una operación mediante la que podremos disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel, que permite al sistema acceder a ambos módulos al mismo tiempo cuando estos cuentan con similares características.


Como podemos ver en la fotografía, existe un zócalo M.2 con formato 2042 (42 mm. de largo) al lado de la tarjeta Wifi, mediante el cual podríamos, teóricamente, añadir una unidad SSD adicional (una de 256 Gb. nos costaría 120 €) aunque, en mi opinión, la finalidad prevista para este zócalo era la de colocar un módem LTE/HSPA+, pues existe una ranura para colocar tarjetas SIM en uno de los laterales del portátil.

Con 2 Gb. de memoria DDR3 dedicada, la nVidia Geforce 840M permite, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con títulos actuales como Battlefield: Hardline, GTA V o Dirt Rally (todos de 2015), si bien ciertos títulos muy exigentes como, por ejemplo, The Witcher 3 (2015), solo serán jugables en detalles bajos.

Su pantalla, un panel IPS de 15,6" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED, cuenta con un recubrimiento anti-reflejos que, desgraciadamente, no logra evitarlos del todo, pero que unida al buen nivel de brillo, permite (más o menos) su uso en exteriores.

Cuenta además con un buen nivel de contraste y, gracias a la tecnología IPS, unos ángulos de visión muy amplios, algo muy importante en un modelo que, como este, se utilizará para realizar presentaciones con clientes que se encontrarán al otro lado de la mesa.

Respecto a su funcionalidad táctil, que soporta hasta 10 contactos simultáneos, ofrece una adecuada respuesta sin ningún tipo de retardo.

Cuenta con unas correctas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Gigabit Ethernet, Wifi-N y Bluetooth 4.0.

Otras características incluyen 3 puertos USB (2 de los cuales son USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

Debo decir que tengo ciertas dudas respecto a la fiabilidad de las fichas técnicas de las tiendas en este aspecto, pues tanto la web de Lenovo como las reseñas que he leído, indican que este modelo montaría una tarjeta de red Intel con soporte Wifi-AC y WiDi, aunque no he podido confirmar si este sería el caso de la versión comentada.



Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" aprovecha todo el ancho del portátil, y ofrece una excelente experiencia de escritura gracias al buen tamaño de sus teclas, el adecuado recorrido al pulsar, y su agradable tacto, mientras que el trackpoint rojo presente entre las teclas G, H y B, permite mover el cursor sin necesidad de retirar las manos del teclado, y pinchar mediante las teclas presentes bajo la barra espaciadora.

Su clickpad, de buen tamaño, presenta una superficie suave que no dificulta el deslizamiento de los dedos, y ofrece una buena respuesta y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Completamente silencioso durante un uso ligero, aun bajo carga el nivel de ruido generado resulta bastante contenido, siendo necesario darle bastante caña para que el ventilador gire a máxima velocidad, una situación en la que el ruido sería algo superior, pero tampoco especialmente molesto.

Pese al bajo nivel de ruido, lo cierto es que el sistema de refrigeración hace un muy buen trabajo evacuando el calor generado en el interior del portátil, y evitando que este se transmita al usuario a través de las superficies exteriores del mismo, cuyas temperaturas permanecen dentro de limites razonables durante el uso normal del portátil.

La escasa calidad de sus pareja de altavoces estéreo, recomienda el uso de auriculares o altavoces externos cuando deseemos reproducir contenido multimedia.

Me ha sorprendido la larga autonomía proporcionada por este modelo, que supera las 6 horas y media de uso ligero (navegación con Wifi) con su batería integrada.

Se entrega con Windows 8.1 (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia, que nos permitirá actualizarlo gratuitamente a Windows 10 si es nuestro deseo.

lunes, 17 de agosto de 2015

Portátil profesional Asus AsusPro Advanced B551LA-XO091G

FICHA TÉCNICA
Procesador: Intel Core i5-4200U (1,6 Ghz. / TDP 15 W. / 3 Mb. de cache L3). 
Memoria: 4 Gb. DDR3L a 1600 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Disco duro: 500 Gb. a 7200 rpm.
Sistema operativo: Windows 7 Profesional (64 bits).
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-N y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: Intel HD Graphics (Integrada).
Pantalla: 15,3" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 383
x259x26 mm.

Peso: 2,5 Kg.
Otros
4 puertos USB (3 de los cuales son USB 3.0), salida miniDisplayPort, salida VGA, lector de tarjetas SD/MMC, lector de huellas dactilares, lector SmartCard, teclado numérico, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

Precio:
PcComponentes : 495 € (IVA incluido)
CoolMod : 501,94 € (IVA incluido)
Pixmania : 513,26 € (IVA incluido)
Amazon.es : 519,10 € (IVA incluido)

Más Información:
Página Oficial
Review en Notebookcheck (en inglés)

Perteneciente a la serie Advanced de la gama de portátiles profesionales de Asus, y diseñado para cumplir las especificaciones US MIL-STD 810G del ejercito de los Estados Unidos, el B551LA es uno de los pocos modelos profesionales de Asus disponibles en nuestro país, un "honor" que comparte con modelos como el P551LA y P301LA, pertenecientes a la más básica serie Essential.

A diferencia de estos últimos, que son completamente de plástico, el B551LA emplea materiales nobles como el aluminio que cubre el área de trabajo, el plástico reforzado con carbono de la cubierta de la pantalla, o una "jaula" de magnesio que protege sus componentes internos, contribuyendo a proporcionar una alta solidez, y una buena resistencia a la presión localizada en todas las áreas del portátil.

Respecto al diseño exterior, combina superficies de color negro mate en la cubierta, que cuenta con un acabado aterciopelado que se llena de huellas con facilidad, con un área de trabajo, también negro, pero con acabado cepillado, mientras que el resto de superficies presentan un acabado liso.

Ligeramente superior a un Core i3-5005U de quinta generación, su microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-4200U a 1,6 Ghz. (cuarta generación) ofrece potencia suficiente para realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.) como determinadas funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, etc.) a un nivel básico.

Gracias a la tecnología TurboBoost 2.0, el Core i5-4200U puede aumentar su velocidad hasta 2,6 Ghz. cuando solo uno de los núcleos se está usando, y 2,3 Ghz. cuando ambos núcleos están en uso, siendo además compatible con la tecnología de virtualización VT-x, y las instrucciones AVX2 y AES-NI. 

Dispone de 4 Gb. de memoria DDR3 a 1600 Mhz. (un solo módulo), un disco duro de 500 Gb. a 7.200 rpm., así como una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Es conveniente destacar que este modelo cuenta con un módulo TPM (Trusted Plattform Module), una característica habitual en modelos profesionales, cuya función es la de proteger las contraseñas de cifrado, utilizadas tanto en cifrado de archivos, como de correo electrónico, por ejemplo.

Al no contar con tapa de mantenimiento, es necesario desmontar completamente la base del portátil (sujeta con más de 15 tornillos) para poder acceder a los componentes internos, entre los que encontramos los dos zócalos DIMM, uno ellos libre, mediante los que podremos ampliar la memoria hasta 8 Gb. insertando un nuevo módulo de 4 Gb. (el específico para este modelo nos costaría 37 €), o hasta 16 Gb. si sustituimos la memoria de serie por sendos módulos de 8 Gb. (52 € cada uno), dos operaciones que, como ventaja adicional, harán compatible el portátil con la tecnología Dual Channel, que requiere de dos módulos de similares características para funcionar.


Sería posible también sustituir el disco duro mecánico "de serie" por una unidad SSD (valorado en 50 €), lo que mejoraría considerablemente la velocidad del sistema, pudiendo colocar el primero en lugar de la unidad óptica mediante un adaptador de este estilo.

Integrada en el microprocesador Core i5, su gráfica Intel HD Graphics 4400 permite, además de muy buenas capacidades de reproducción multimedia (decodifica contenidos 4K por hardware), una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con algunos títulos recientes muy poco exigentes como, por ejemplo, GRID: Autosport (2014) o Sims 4 (2014), si bien la mayoría de juegos actuales no ofrecerán una fluidez adecuada, ni siquiera al mínimo de detalles.

No he encontrado apenas información acerca de la pantalla de este modelo, un panel LCD de 15,6" HD (1366x768) con retroiluminación LED que, gracias a su acabado mate, podríamos utilizar en exteriores, y que ofrece, al parecer, unos adecuados ángulos de visión (aunque no debemos esperar gran cosa, tampoco).

Si bien se echa en falta la compatibilidad con el último estándar Wifi-AC, sus capacidades de conexión a redes son bastante buenas, pues soporta Gigabit Ethernet, Wifi-N y Bluetooth en su versión 4.0.

Otras características incluyen 4 puertos USB (3 de los cuales son USB 3.0), salida miniDisplayPort, salida VGA, lector de tarjetas SD/MMC, lector de huellas dactilares, lector SmartCard, teclado numérico, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

Gracias al largo recorrido al pulsar, el buen tamaño de sus teclas, y su tacto engomado, la experiencia de escritura en el teclado "en isla" de este modelo es bastante buena, contando además con protección ante salpicaduras.


En cuanto a su touchpad, de adecuado tamaño y con dos botones físicos separados, presenta una superficie ligeramente rugosa que no dificulta el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta, y compatibilidad con gestos multi-táctiles de hasta 3 dedos.

Casi completamente silencioso durante un uso ligero, aun en condiciones de carga el ruido generado por este portátil es bastante contenido, no resultando molesto en ningún caso, mientras que temperaturas en las superficies exteriores del portátil permanecen dentro de limites razonables en todo momento, durante el uso normal del portátil.

Pensados para un uso profesional, sus altavoces proporcionan una adecuada calidad de sonido reproduciendo voces, que se reduce sensiblemente si reproducimos contenido multimedia, siendo recomendable el uso de auriculares o altavoces externos en este caso.

Aunque no es un modelo que destaque especialmente en este aspecto, sus 4 horas y media de autonomía real (navegación con Wifi) lo sitúan por encima de la media (aproximadamente 4 horas) en este aspecto, contando además con batería extraible, una característica que, cada vez, es menos habitual, y que suele ser muy apreciada por la mayoría de compradores.

Se entrega con Windows 7 Profesional (64 bits), instalado de acuerdo a las posibilidades de downgrade legal de su licencia de Windows 8.1 Pro, que no permite actualizar gratuitamente a Windows 10 como las licencias domésticas.

sábado, 15 de agosto de 2015

Ultraportátil convertible 13,3": Asus Transformer Book Flip TP300LJ-C4018H

FICHA TÉCNICA
Procesador: Intel Core i7-5500U (2,4 Ghz. / TDP 15 W. / 4 Mb. de cache L3). 
Memoria: 8 Gb. DDR3L a 1600 Mhz. (Ampliable a 12 Gb.)
Disco duro: 1 Tb. a 5400 rpm.
Sistema operativo: Windows 8.1 (64 bits).
Red: Wifi-N y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: nVidia Geforce 920M (2 Gb. DDR3).
Pantalla: 13,3" HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 326
x232x22 mm.
Peso: 1,75 Kg.
Otros3 puertos USB (2 de los cuales son USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio:
PcComponentes : 777 € (IVA incluido)

101Gigas : 782,83 € (IVA incluido)
Izarmicro : 799 € (IVA incluido)
Amazon.es : 814,74 € (IVA incluido)

Más Información:
Página Oficial
Review en Notebookcheck (en inglés)

Equipado con una gráfica nVidia Geforce 920M, el Transformer Book Flip TP300LJ es, junto al Zenbook UX303LB, también de Asus, y al potente MSI GS30 Shadow, uno de los pocos ultraportátiles de 13,3" que cuentan con una gráfica dedicada, un segmento en el que la marca china fue pionera con el antiguo Zenbook UX32VD, el primer ultrabook de 13,3" con gráfica dedicada.

Con respecto al citado UX303LB, que es su rival más directo, el TP300LJ tiene la ventaja de contar con un sistema de bisagras que, de manera similar a la gama Yoga de Lenovo o a los modelos x360 de HP, permite girar la pantalla 360º, y ser usada como atril, tablet y tienda, además de como portátil

Se trata de una evolución sobre el TP300LD, un modelo que no llegó a estar a la venta en nuestro país, y sobre el que se han actualizando, además de la gráfica (la original era la Geforce 820M), el microprocesador, sustituyendo los antiguos Haswell (cuarta generación) equipados por el primero, con los más actuales Broadwell (quinta generación).

Si pudimos (y podemos) adquirir en nuestro país el Transformer Book Flip TP300LA, que es una versión básica del TP300LD con gráfica integrada, y que fue comentado en Putoinformático en octubre del año pasado, motivo por el cual no me referiré en esta entrada al diseño, calidad de construcción, altavoces, teclado y ratón, pues son exactamente iguales entre ambos modelos, y ya fueron comentados en dicha entrada.

Animada por un microprocesador de bajo consumo Intel Core i7-5500U a 2,4 Ghz., que ofrece un rendimiento equivalente al de un Core i5-4200M de consumo estándar, la única versión del TP300LJ disponible (en el momento de publicación de esta entrada) nos permitirá realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.) como avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, etc.) a niveles moderadamente exigentes.

Este microprocesador es compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d de Intel, las nuevas instrucciones AES-NI y AVX2, o la segunda versión de la tecnología TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está activo, y 2,9 Ghz. cuando ambos lo están.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR3 a 1600 Mhz. (doble canal) y un disco duro de 1 Tb. a 5400 rpm., no contando con unidad óptica interna.

A diferencia del TP300LD, en el que toda la memoria iba integrada en placa y, por tanto, no se podía actualizar, en el TP300LJ solo 4 Gb. van integrados en placa, mientras que los 4 Gb. restantes van en un módulo adicional insertado en el único zócalo DDR3 disponible, mediante el cual podremos ampliar el portátil hasta 12 Gb., sustituyendo este módulo por uno de 8 Gb.(valorado en 52 €)

No será en cualquier caso, una operación sencilla pues, al no contar con tapa de mantenimiento, deberemos desmontar completamente la base para acceder a los componentes internos, hecho lo cual podremos también sustituir el disco duro mecánico de serie por una rápida unidad SSD (una de 256 Gb. nos costaría poco más de 80 €), lo que mejorará considerablemente el comportamiento del sistema.

Algo modesta en rendimiento, su gráfica dedicada nVidia Geforce 920M permite, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con la mayoría de títulos actuales, incluyendo Evolve, Battlefield: Hardine, o Dirt Rally, todo ellos del presente año 2015, si bien ciertos títulos muy exigentes como Batman: Arkham Knight (2015) o The Witcher (2015), no resultarán jugables ni al mínimo de detalles.

Además de por el microprocesador y la gráfica dedicada, la principal ventaja del TP300LJ con respecto a los más básicos TP300LA, es su pantalla, un panel LCD de 13,3" con resolución Full-HD (1920x1080), retroiluminación LED y acabado brillante, que ofrece un gran valor de brillo, buen contraste, alta fidelidad de color y, gracias a la tecnología IPS, unos muy amplios ángulos de visión, una característica que considero casi imprescindible en un modelo convertible.

Como suele ser habitual en el la gran mayoría de portátiles de este estilo, la funcionalidad táctil de su pantalla, que reconoce hasta 10 contactos simultáneos, ofrece una buena respuesta y un adecuado deslizamiento de los dedos.



Cuenta con unas correctas capacidades de conexión a redes pues, aunque no es compatible con redes Ethernet (algo que podríamos subsanar con un adaptador USB como este), ofrece soporte con Wifi-N y Bluetooth en su versión 4.0.

Otras características incluyen 3 puertos USB (2 de los cuales son USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Al igual que en el citado Zenbook UX303LB, el teclado de este modelo no es retroiluminado.

Aunque nunca se para de todo, el único ventilador presente en este modelo gira a muy bajas revoluciones, escuchándose únicamente un ligero siseo, elevando considerablemente su velocidad bajo carga, e incrementándose también el nivel de ruido, aunque sin llegar a resultar molesto en ningún momento.

Aun cuando le damos bastante caña al portátil, el sistema de refrigeración hace un buen trabajo y mantiene las temperaturas en las superficies exteriores dentro de límites razonables en todo momento, evitando que se calienten excesivamente.

La alta capacidad de su batería integrada, unida a la buena eficiencia energética de su configuración de hardware, permiten a este modelo alcanzar una autonomía superior a las 6 horas y media de uso ligero (navegación con Wifi), una cifra bastante buena si la comparamos con otros modelos de estilo similar como el Dell Inspiron 7347, que apenas alcanza 4 horas, o el HP Pavilion 13 x360, que se queda en 5 horas y media, mas o menos.

Se entrega con Windows 8.1 (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia, que nos permitirá actualizar gratuitamente a Windows 10.