martes, 24 de marzo de 2015

Los nuevos firmwares para Kindle se muestran más difíciles de rootear y personalizar, según TechDirt



Leo en TechDirt que los últimos firmwares oficiales para el Kindle de Amazon (5.61 en adelante) han reducido considerablemente las posibilidades de rootear el dispositivo (es decir, obtener permisos de administración sobre el mismo), y personalizar ciertos aspectos como modificar el sistema de salvapantallas, o instalar aplicaciones nuevas, algo que si era posible en versiones mas antiguas de dicho firmware.

Al parecer, las nuevas imágenes de firmware oficiales dificultan también la posibilidad de realizar una actualización inversa (downgrade), a una versión anterior que si permitiese realizar dichas modificaciones sobre las funcionalidades del lector de libros electrónicos de manera fácil, una posibilidad que, aunque muy difícil, es posible en la nueva versión (existe tutoriales), aunque solo para usuarios muy avanzados (abstenerse aquellos que no tengan un doctorado en el MIT).

En las especificaciones de estas actualizaciones de firmware, se indica únicamente que la misma corrige errores y proporciona mejoras generales, pero nada acerca de los posibles efectos negativos en lo que a personalizar el dispositivo se requiere.

Al menos no parece que estas actualizaciones provoquen que los dispositivos previamente rooteados dejen de funcionar, como si ha pasado, aparentemente, con una versión de firmware para el Amazon Fire TV aparecida el año pasado.

Aunque, por un lado, considero que dar al usuario la posibilidad de personalizar su dispositivo es algo positivo, entiendo también la postura de Amazon, empresa que, probablemente, no ganara demasiado con sus lectores de libros electrónicos, y para los que el negocio está en vender libros electrónicos, algo  para lo que sus firmwares estarán optimizados al milímetro, viendo amenazado este objetivo si el usuario los personaliza.

De todas maneras, y en este caso, creo que el dicho "prohibido prohibir" popularizado en mayo del 68, es lo más lógico en prácticamente todos los dispositivos electrónicos.

Fuente: TechDirt