sábado, 21 de marzo de 2015

Análisis altavoz bluetooth: Mars Gaming MSB1

FICHA TÉCNICA
Nº de altavoces: 4 (2 pasivos y 2 activos)
Dimensiones; 110x81x66 mm.
Potencia: 8 W. RMS
Peso: 265 gramos.
Capacidad de batería: 820 mAh.
Otros: Micrófono integrado, compatible con Bluetooth y NFC.

Precio (Actualizado 31/10/2016):
- PcComponentes: 35 (IVA incluido)
Amazon.es: 35 (IVA incluido)
Miniprice.es: 39,72 (IVA incluido)

Hace unos días, y por cortesía de la Tacens España, recibí una serie de accesorios de su gama Mars Gaming que, como su propio nombre indica, está orientada a juegos, y cuyo catalogo de productos incluye cajas y fuentes de PCs, refrigeradores (tanto para PCs como para portátiles), teclados y ratones, altavoces, alfombrillas, altavoces, auriculares, teclados, ratones y un versátil mando de juegos, que puede ser usado tanto con el PC, como con teléfonos o tablets (se pueden integrar en el propio mando),



Entre los productos que me enviaron (que fueron unos cuantos), el que más me llamó la atención fue, sin duda, el MSB1, un altavoz Bluetooth cuya utilidad va mucho más allá de los juegos pues, como veremos a lo largo del análisis, es perfecto para escuchar música desde nuestro teléfono u ordenador portátil, ofreciendo una potencia y una calidad de sonido impropias de un modelo de este tamaño.

Y es que se trata de un dispositivo de tamaño muy reducido, algo que me sorprendió mucho pues, la verdad, esperaba que su tamaño fuese algo mayor y, sobre todo, que pesase algo más, dado que integra 4 altavoces (2 activos y 2 pasivos), que proporcionan una potencia de 8 W. RMS que, aunque en principio pueden no parecer mucho, en la práctica son más que suficientes para el uso previsto.

Similar a una caja de zapatos, el packaging del MSB1 está formado por dos cajas, una interior roja que, en su base, indica el tamaño y el peso del dispositivo, y una negra que se encaja sobre esta, y que indica las características del aparato en 8 idiomas, las tecnologías con las que es compatible (que son unas cuantas), y una ficha técnica.



En su interior, además del dispositivo (correctamente protegido por sendas molduras de plástico), se incluyen una guía rápida, un cable de alimentación USB y un cable jack estéreo de 3,5 mm., el cual nos permitirá conectar al altavoz fuentes de audio que no sean Bluetooth (como reproductores MP3, por ejemplo).

Tras retirarlo de la caja, y realizar la carga de 8 horas recomendada en la guía rápida (con un cargador USB estándar), enciendo el dispositivo por primera vez que me da la bienvenida con una escala músical, y lo conecto a mi portátil mediante Bluetooth, en un proceso que resulta sumamente sencillo (lo detecta a la primera y se empareja sin problemas), procediendo a realizar las primeras pruebas de sonido, primero con música jazz, y luego con una serie de TV, ofreciendo una gran calidad de sonido en ambos escenarios, aun perdiendo el efecto estéreo por la cercanía entre los dos altavoces activos, y ofreciendo un buen nivel de graves gracias a los dos subwoofer pasivos situados en los laterales del altavoz.

Es conveniente destacar los controles táctiles situados sobre la parte superior, iluminados en color rojo, y visibles unicamente durante el proceso de encendido y cuando detectan contacto, algo que resulta visualmente atractivo, pero poco práctico, pues adivinar donde están los botones resulta algo complicado al principio y, personalmente, hubiera agradecido que la cubierta tuviese grabados los símbolos o, al menos, unos puntos braille, para saber donde tengo que pulsar.



Una vez comprobada la buena calidad de sonido con un volumen medio, procedo a subir el altavoz al máximo, quedando sorprendido por el alto nivel de volumen, que permite sonorizar perfectamente salas medianas (superiores a 40 metros cuadrados), así como por la gran calidad aun a este nivel de volumen, sin distorsión aparente.

Más tarde procedí a sincronizar por Bluetooth mi teléfono con el MSB1, quedándome con las ganas de probar el NFC con el que este último es compatible, pues mi teléfono no lo soporta.

Tras comprobar que la calidad de sonido es, igualmente, muy buena, procedí a hacer diversas pruebas de alcance, el cual es bastante bueno, alcanzando los 15 metros con linea de visión despejada, y algo menos de 10 metros con un par de paredes de por medio.

Además de sus funciones como altavoz, el MSB1 puede ser utilizado también como manos libres, gracias al pequeño micrófono situado sobre su parte superior, una función que también probé, y en la que el dispositivo ofreció un sonido limpio en ambos sentidos, y sin cortes de ningún tipo.



Respecto a la autonomía, he comprobado que el altavoz es capaz de reproducir música a un volumen medianamente alto durante casi 7 horas, que supongo se podrían aumentar si, en lugar de por Bluetooth, conectase mi teléfono por cable, mientras que en espera (encendido, pero sin transmitir audio), he podido comprobar que el altavoz funciona durante más de 24 horas sin ningún problema.

Concluyendo, un altavoz Bluetooth que, pese a su reducido tamaño y peso, ofrece una gran calidad de sonido y un alto nivel de volumen, permitiendo además una larga autonomía, y su uso como manos libres.