viernes, 27 de marzo de 2015

Este aparato de 50$ es el gadget más vendido de Corea del Norte

Foto: KIM HONG-JI (Reuters)
Hace un par de semanas leía en Wired acerca de un grupo de disidentes políticos norcoreanos que, para desestabilizar el gobierno de Kim Jong Un, introducían clandestinamente en el país cientos de memorias USB con diverso material audiovisual como películas o series de TV surcoreanas, supongo que para mostrar las mejores condiciones de vida de la otra Corea.

Por ello, no me sorprende que el gadget más popular en Corea del Norte sea un reproductor multimedia llamado Notel (o Notetel), nombre que trata de fusionar los nombres "Notebook" (cuaderno) y "Television", un dispositivo que está presente en la mitad de los hogares (según la estimación de Reuters), y que hasta ahora estaba disponible unicamente en el mercado negro, pero que últimamente se ha empezado a vender también en tiendas controladas por el estado, por un precio de alrededor de 50 dolares, aunque para adquirirlo en dichas tiendas es necesario registrarlo, por lo que pasas a estar del radar del gobierno como posible consumidor de material subversivo.

El dispositivo es básicamente un reproductor de DVD portátil, con una pequeña pantalla y unos altavoces que permite visulalizar el contenido multimedia y, cuenta con sintonizadores de TV y radio, así como entradas para USB o tarjetas de memoria, y puede cargarse con una batería de coche, que son comunes en los hogares de Corea del Norte como suministro de energía alternativo.

Para evitar ser sorprendidos viendo contenido prohibido, los norcoreanos reproducen estas películas y series desde una memoria USB, mientras el DVD de una serie o película norcoreana esta insertado en el lector correspondiente, de manera que, si llegase la policía, podrían retirar el USB rápidamente, e indicar que estaban viendo el citado DVD al ser cuestionados por la autoridad.

El Notel, fabricado en China, es especialmente útil por su facilidad para ser escondido (puede enrollarse en una manta y guardarse en un armario), algo muy importante para los ciudadanos de un estado policial como Corea del Norte.

Fuente: Reuters