martes, 10 de marzo de 2015

Bombillas que cargarán nuestros dispositivos por infrarrojos


Hace unos días leía en varios blogs acerca de los planes de IKEA de ofrecer muebles que incorporan cargadores para dispositivos por contacto, que algunos han bautizado erróneamente como Wireless, un termino que no es del todo correcto porque, aunque no existen cables entre dicho mueble y el móvil, si lo hay entre el mueble y el enchufe.

Aunque la posibilidad de cargar un dispositivo por inducción es una tecnología prometedora, y facilita la tarea de cargar nuestro móvil sin tener que encajarlo en un conector, lo cierto es que presenta todavía ciertas desventajas que reducen su utilidad, siendo el tener que colocar el móvil sobre una superficie concreta la principal, pero no la única, pues ademas la velocidad de carga es muy inferior a la que conseguiríamos con un cargador tradicional, debido fundamentalmente a que la transferencia de energía no es todo lo eficiente que seria deseable, llegando al teléfono poco más del 70% de la energía transmitida.

La empresa norteamericana Wi-Charge ofrece una solución alternativa a está problemática, utilizando rayos infrarrojos (si, como los del mando a distancia de la TV) para cargar nuestros dispositivos a una distancia superior a 10 metros, independientemente de si esta apoyado en una mesa, una estantería, o si lo estamos usando.

Para ello combina dos tecnologías diferentes, espejos retro-reflectores y rayos láser infrarrojos, que pueden transmitir hasta 10 W. de potencia eléctrica, entre emisor y receptor, y que son completamente inocuos si algún objeto o persona se interpone entre ambos.

Naturalmente, para poder transmitir dichos rayos, es necesario disponer de un emisor, el cual debe estar situado en una pared o en el techo, una circunstancia que podría limitar la funcionalidad de este sistema pues, al igual que los muebles de Ikea, necesitaría estar conectado a una toma de corriente, y que se solucionaría integrando dicho emisor en una bombilla LED (algo que se espera este disponible en el futuro), la cual cumpliría la doble función de iluminar y transmitir energía a los dispositivos cercanos (cada emisor cubriría 50 metros cuadrados),

Aparte de teléfonos móviles o tablets, esta tecnología podría servir también para cargar las baterías de otros dispositivos como cámaras IP, detectores de humos, equipos de música, etcétera.

Fuente: Infoworld