martes, 17 de mayo de 2022

Mi mala experiencia con Chrome OS Flex 2ª parte. Lubuntu 22.04 LTS


Tras la decepción con el Chrome OS Flex, y decidido a darle una nueva vida a mi Wintel W8 Pro (Intel Atom x5-z8300, 2 Gb. LPDDR3 y 32 Gb. de almacenamiento eMMC), trate de instalar CloudReady, un sistema operativo basado en Chromium OS (la versión de código abierto de Chrome OS), y que está desarrollado por Neverware, empresa que pertenece a Google desde el año 2020.

Tras descargar la imagen de instalación, y grabarla a una memoria USB, traté de arrancar el sistema desde dicha memoria para instalar CloudReady, con la desagradable sorpresa de encontrarme con una ventana de consola de GRUB (el sistema de arranque de Linux), que me permitía ejecutar comandos, pero no iniciar el modo gráfico de instalación, por lo que no me quedó más remedio que abortar el proceso y, desde mi PC con Windows, publicar una consulta en la comunidad de CloudReady para conocer posibles soluciones a mi problema, teniendo claro que el problema está más relacionado con el Wintel que con el sistema operativo en cuestión (es una versión estable que utiliza un montón de gente sin problemas).

Con todo, y por mi natural impaciencia, no esperé a la respuesta a mi consulta, y decidí darle una oportunidad a Lubuntu, una versión de Ubuntu Linux que, basado en el sistema de ventanas LXQt, está pensado para equipos con escasos recursos, y con el que he tenido alguna experiencia en el pasado.

Así que descargué la aplicación Balena Etcher, que es la recomendada por Ubuntu para crear medios de instalación USB, y grabé la última versión de Lubuntu a mi fiable Batman USB.

Veo importante comentar que dicha versión, que recibe el nombre Jammy Jellyfish (22.04), fue liberada hace menos de un mes, y se trata de una versión LTS (Long Time Support), por lo que tiene garantizadas las actualizaciones hasta abril de 2025.

Al igual que sucede con Chrome OS Flex, tras arrancar el sistema con el medio de instalación de Lubuntu es necesario iniciar una instancia de Lubuntu para instalar el sistema operativo en la memoria de almacenamiento de equipo que deseamos utilizar.

Una vez arrancada dicha instancia de Lubuntu, procedí a ejecutar la instalación a través del icono presente en el escritorio, y tras proporcionar los necesarios datos de configuración (zona horaria, nombre de usuario y contraseñas, idioma y teclado, etc.), inicié un proceso de instalación que se extendió durante aproximadamente 20 minutos.

Tras finalizar la instalación, procedí a iniciar Lubuntu por primera vez en el Wintel y, tras alrededor de treinta segundos, se mostró la pantalla de bloqueo en la pantalla de mi PC, mientras que el escritorio de Lubuntu se demoró apenas un par de segundos tras escribir la contraseña.

Excepto por la WiFi, que suele dar por saco en este equipo, todo parece funcionar correctamente en Lubuntu, y no hay problemas ni con la conexión Ethernet, ni con los puertos USB o el sonido.

ENTORNO DE USUARIO

Cuando utilice Lubuntu por última vez, hace ya varios varios años, el entorno de escritorio utilizado era LXDE, que estaba basado en GTK, y cuya estética y uso eran parecidos a los de Windows 95 y 98, con un menú "Inicio" gris que agrupaba las aplicaciones por grupos, y un escritorio en que se podían colocar distintos iconos.

Desde 2018 Lubuntu utiliza, en lugar de LXDE, una versión de este entorno de ventanas basado en QT que recibe el nombre de LXQT, manteniendo la simplicidad de la primera, pero mejorando su aspecto y sus funcionalidades.

El resultado es un entorno de ventanas que resulta muy intuitivo para personas que, como yo, utilizan Windows de manera habitual, 

APLICACIONES

Lubuntu cuenta, por defecto, con una nutrida selección de aplicaciones que incluye el paquete Libreoffice y un navegador Firefox cuyo funcionamiento es, en este equipo en concreto, algo lento, razón por la cual me decidí instalar el navegador Falkon, basado en Qt WebEngine, y algo más ligero que el desarrollado por Mozilla.

Hay que decir, de todos modos, que tanto Youtube (720p) como Netflix funcionan fluidamente con Firefox en el Wintel, y que el cambio a Falcon como navegador por defecto se debe exclusivamente a su mayor velocidad a la hora de cargar (Firefox tarda 11 segundos en abrir, por los menos de 5 segundos del Falkon) y navegar.

Con la idea de probar los límites del Wintel en Lubuntu, procedí a instalar y ejecutar la aplicación Sweet Home 3D de diseño de interiores a través de Discover, el centro de instalación de software de Lubuntu.

Aunque la aplicación arranca y funciona, el comportamiento es bastante lento, y no me parece que sea operativo para utilizarla asiduamente.

Algo parecido pasa con FreeCAD, un programa de modelado 3D paramétrico con el que tengo un poco de experiencia, y que se ejecuta sin mayor problema en el Wintel, siendo posible crear piezas simples, si bien no parece posible rotar la vista libremente, y es necesario acudir al menú de vistas para hacerlo.

JUEGOS

El primer cuelgue de Lubuntu se produjo al tratar de ejecutar OpenTTD, un entretenido juego de gestión empresarial, que no pasó de la pantalla de inicio y me obligó a reiniciar forzadamente.

Mejor suerte tuve con Insterstellar Armada: Galactic Ace, un shooter espacial 3D con una mecánica similar a Freelancer (salvando las diferencias) que si funcionó fluidamente en el Wintel.

 
Luego probé el 0 A.D., un juego de estrategía que recuerda al Age of Empires, y que parece funcionar fluidamente en el Wintel, si bien habría que ver su comportamiento cuando haya cientos de unidades en el mapa.

El juego que más me ha gustado de los que he probado en Lubuntu, de todos modos, es Endless Sky, un juego 2D que mezcla la mecánica del clásico Asteroids con un mundo abierto con decenas de sistemas estelares diferentes, y la posibilidad de ganarse la vida como comerciante o pirata.

CONCLUSIÓN

Dado que estoy razonablemente contento con Lubuntu, pese a que no me detecte el WiFi, no creo que vaya a cambiarle el S.O. en un futuro cercano.

A pesar de su reducido rendimiento, creo que el Wintel con Lubuntu puede ser una alternativa interesante al uso de mi portátil principal, cuando no sea necesaria una gran potencia, pues su consumo energético es notablemente inferior (con deciros que el cargador es de 5V y 3A...)

lunes, 16 de mayo de 2022

MI mala experiencia con Chrome OS Flex

 

A estas alturas, supongo que todos sabréis que Chrome OS es un sistema operativo desarrollado por Google que, centralizado alrededor del navegador Chrome, permite realizar múltiples funciones mediante aplicaciones web y, desde hace un tiempo, también aplicaciones locales Android y Linux.

Casi desde su creación, Google ha utlizado Chrome OS en los llamados Chromebooks, pequeños portátiles (salvo excepciones) que, equipados con modestas configuraciones de hardware, agradecen la optimización del sistema operativo de Google para dispositivos de bajos recursos, permitiendo realizar funciones avanzadas que resultarían complicadas en Windows.

Diseñados específicamente para dispositivos concretos, hacer funcionar Chrome OS en un dispositivo que no fuese un Chromebook era, hasta el momento, casi misión imposible, no tanto por el proceso de instalación, que no es tán diferente del de algunas distribuciones Linux, sino por la falta de controladores adecuados, que provocaban que diversos componentes no funcionasen, o lo hiciesen incorrectamente.

Es por eso que, cuando me enteré (tarde, como siempre) de que Google había liberado una versión de Chrome OS destinada a PCs en general, decidí desempolvar un viejo equipo que ya no uso (nunca lo usé demasiado, si os digo la verdad), y tratar de instalar dicha versión.

El equipo en cuestión es un Wintel W8 Pro (comentado en el blog), una pequeña "TV Box" que lleva conmigo desde 2016, y que está animada por un microprocesador Intel Atom x5-Z8300 con 2 Gb. de RAM, y 32 Gb. de almacenamiento eMMC, y que en su momento traía instalado un Windows 10 Home que no es posible actualzar desde hace varios años, debido a la escasa capacidad de almacenamiento.

Para obtener Chrome OS Flex, que así se llama esta nueva distribución, es necesario utilizar una extensión de Chrome llamada "Herramienta de Recuperación de Chromebooks" que, además de permitir crear USBs de recuperación para todos los Chromebooks del mercado, permite crear un USB de instalación para Chrome OS Flex.

Una vez creado el medio de instalación, es cuestión de pegarse un poco con la BIOS del Wintel, que no es demasiado intuitiva, la verdad, e iniciar el equipo mediante la imagen presente en dicha memoria USB, algo que pude lograr tras un par de intentos fallidos.



Al igual que algunas distribuciones Linux, la instalación de Chrome OS Flex ejecuta una instancia del sistema operativo que podemos probar sin necesidad de instalar, que nos da la oportunidad de probar el comportamiento y características del mismo antes de instalarlo.

Esta primera toma de contacto me sirvió para comprobar que el WiFi del Wintel no funcionaba bajo Chrome OS, una circunstancia que ya esperaba debido a que el chip de Broadcom ya había dado problemas con todos los sistemas operativos que había instalado previamente, de manera que continué con la instalación.

Antes de iniciar el proceso de instalación propiamente dicho, es necesario tanto leer y aceptar los terminos de licencia de Google, como seleccionar algunas opciones de configuración (privacidad, usuario y contraseña, WiFi, etc.), y solo cuando hemos cubierto dichos trámites se inicia el programa de instalación, el cual no cuenta con barra de progreso y, por tanto no es posible saber si continúa su curso o se ha interrumpido.

Tras apagarse el equipo, único indicativo de que la instalación ha terminado correctamente, es necesario retirar el medio de instalación (la memoria USB) e iniciar de nuevo el dispositivo, lo que tras 30 segundos de espera nos lleva a la "página de bloqueo" de Chrome OS.

Dado que el WiFi sigue sin funcionar (tampoco va el audio), ha sido necesario utilizar el conector RJ45 del Wintel para conseguir conexión (cable directo al router), y poder utilizar un sistema operativo que, si bien permite algunas realizar algunas funciones offline, está pensado para funcionar con una conexión estable a Internet.

Quizás por tratarse de una beta (aunque Google no la llama así), Chrome OS Flex carece de la compatibilidad con aplicaciones Android que si podemos encontrar en Chrome OS, y de hecho no dispone de la tienda Google Play, que facilita la instalación de aplicaciones Android en Chromebooks.

Aunque yo no lo he hecho, ha habido gente que ha tratado de instalar aplicaciones mediante archivos APK (los paquetes de instalación de Android), y no ha sido posible tampoco.

Si existe, en teoría, la opción de instalar una máquina virtual de Linux, la cual daría la posibilidad de utiizar aplicaciones para dicho sistema operativo, pero tras varios intentos de instalación lo máximo que he conseguido son dos cuelgues y un mensaje de "no se ha podido instalar".

Aparte de estas circunstancias, que podemos achacar a que se trate de una versión de acceso anticipado, me han sorprendido las nulas capacidades "plug and play" del sistema, que no es capaz de reconocer un teclado externo si lo desconectas momentáneamente del puerto USB, así como su falta de estabilidad, pues los continúos cuelgues me han obligado a apagar de manera forzada casi todas las veces que he utilizado el dispositivo.

Entre cuelgue y cuelgue he tratado de ver, sin éxito, algún vídeo de Youtube (curiosamente los anuncios previos si funcionan) mediante la aplicación incluida. pero no ha sido posible aun tras cargarse en su totalidad, reduciendo considerablemente la utlidad del sistema, aun mientras no se cuelga.

CONCLUSIÓN

Si estabáis pensando en darle una oportunidad al nuevo sistema operativo de Google, yo aconsejaría esperar unos meses, y ver si cuando haya una versión definitiva se han solucionado los problemas de estabilidad, porque de momento el funcionamiento es lamentable.

Es posible que la relativa antigüedad del Wintel, o sus escasos recursos tengan algo que ver con el mal funcionamiento de Chrome OS Flex, pero tratándose de un sistema operativo pensado para equipos de bajos recursos.

OJO: Esta entrada se refiere exclusivamente a mi experiencia personal con Chrome OS Flex, y no pretende sentar catedra respecto al particular. Me consta que hay gente a la que le funciona estupendamente, y otros a los que, como a mi, no nos va tan bien.

viernes, 13 de mayo de 2022

Portátil avanzado 15,6": HP 15S-FQ4085NS

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i5-1155G7 (4x2,5 Ghz. / TDP: 28 W. / 8 Mb. SmartCache).
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 3.200 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.).
Almacenamiento
: Unidad SSD M.2 de 512 Gb. NVMe.

Sistema Operativo
: Windows 11 Home.

Red
: WiFi 5 (WiFi-ac) y Bluetooth 5.0.

Tarjeta Gráfica
: Intel Iris Xe Graphics G7 (Integrada)

Pantalla
: 15,6" IPS Full-
HD (1920x1080).
Dimensiones
: 358x242x18 mm.

Peso
: 1,69 Kg.

Otros
: 2 puertos USB 3.2 (Gen1) de tipo A, 1 puerto USB 3.2 (Gen1) de tipo C, salida HDMI 1.4b,
lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil, y webcam HD (0,9 Mpx.).

Precio (Actualizado 13/05/2022)
- Amazon: 579 € (IVA incluido)

RECUERDA QUE COMPRANDO A TRAVÉS DE LOS ENLACES DEL BLOG, AYUDAS A QUE SIGA EXISTIENDO

Más información:
- Página oficial

Si estás empezando a mirar portátiles, o el significado de algún término se te escapa, puedes consultar nuestro GLOSARIO.

Posibles alternativas:
499 € + HP 15S-EQ2117NS: (Comentado en el blog)
Ryzen 5 5500U/8 Gb. DDR4/SSD 512 Gb./15,6" IPS FHD/W11H

579 € + Huawei Matebook D15: (Comentado en el blog)
Ryzen 5 5500U/8 Gb. DDR4/SSD 512 Gb./15,6" IPS FHD/W11H

569 € + Acer Aspire 5 A515-45-R3LL: (Comentado en el blog)
Ryzen 5 5500U/8 Gb. DDR4/SSD 512 Gb./15,6" TN FHD/W11H

Prácticamente inalterado con respecto a la anterior generación del modelo, el nuevo HP 15S cuenta, como principal novedad, con la presencia de microprocesadores Intel Core de nueva hornada que, si bien continúan perteneciendo a la undécima generación de este fabricante, ofrecen un rendimiento ligeramente superior a los que podíamos encontrar en los modelos del año pasado.

Donde no se aprecian cambios es en el diseño de su carcasa, que permanece invariable desde el año 2020, y que presenta un elegante acabado gris plata en todas las versiones, siendo el negro marco de la pantalla la única parte del portátil que no es de este color.

Esta circunstancia motiva que este nuevo modelo mantenga el compacto tamaño de sus predecesores, con un grosor de solo 18 mm., y un peso inferior a 1,7 Kg. que lo sitúan a la cabeza de su categoría en este aspecto.

Tampoco hay novedades en la limitada selección de puertos disponible en sus laterales, que se limita a dos puertos USB 3.2 (Gen1) de tipo A en el lado izquierdo, en el que también encontramos el conector de alimentación, mientras que en el lateral derecho tenemos una salida HDMI 1.4b, un lector de tarjetas SD/MMC, un conector combinado para micrófono y auriculares, y un puerto USB 3.2 (Gen1) de tipo C.

El reducido peso se toma su precio en la solidez de la carcasa del portátil, que no es especialmente buena, evidenciando cierta flexibilidad en determinadas zonas del área de trabajo y, sobre todo, la cubierta de la pantalla, aunque sin llegar a alcanzar límites preocupantes.

Tampoco el sistema de bisagras deja una gran impresión, pues no puede evitar una ligera oscilación al teclear enérgicamente.

Ligeramente superior en rendimiento al Core i7-1165G7, su microprocesador de cuatro núcleos y ocho hilos de proceso Intel Core i5-1155G7 a 2,5 Ghz. (hasta 4,5 Ghz. con TurboBoost) permite realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.), como avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles moderadamente exigentes.

Entre un 10 y un 15% más potente sería el Intel Core i7-1195G7 a 2,9 Ghz. (hasta 5 Ghz. con TurboBoost) equipado por las versiones más avanzadas del modelo, el cual cuenta también con cuatro núcleos y ocho hilos, y que proporcionará un comportamiento mejorado a la hora de realizar funciones avanzadas.

Veo importante comentar, en cualquier caso, que estos nuevos microprocesadores Intel Core continúan siendo sensiblemente inferiores en rendimiento a sus equivalentes AMD y, por ello, considero recomendable adquirir versiones del HP 15S basadas en estos últimos microprocesadores en lugar de las comentadas en esta entrada.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 3.200 Mhz. (doble canal), y una unidad SSD M.2 de 512 Gb. compatible con NVMe (PCIe 3.0 x4).

La presencia de dos zócalos SODIMM en su interior hace posible ampliar la memoria RAM del portátil hasta un máximo de 32 Gb. de capacidad (2x16 Gb.).

Al contar con un solo zócalo M.2, será necesario reemplazar la unidad SSD de serie por una de mayor tamaño si deseamos ampliar la capacidad de almacenamiento del portátil.

Común a todos los microprocesadores de bajo consumo Core i5 e i7 de undécima generación (con ligeras diferencias en el número de núcleos de ejecución), la Intel Iris Xe Graphics G7 integrada proporciona, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una experiencia de juego aceptable (detalles bajos en resolución HD) con títulos actuales poco exigentes.

Si bien HP continúa jugando "al despiste" en las especificaciones de esta y otras versiones del HP 15S, parece confirmado que la pantalla de 15,6" equipada por este modelo, que cuenta con resolución Full-HD (1920x1080) y acabado mate, contaría con tecnología IPS o similar, ofreciendo un adecuado nivel de brillo, un alto nivel de contraste, una escasa fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios.

Resulta sorprendente que, a estas alturas de la película, HP siga apostando por WiFi 5 (WiFI-ac) en este portátil, cuando la mayor parte de sus competidores se han pasado ya al nuevo estándar WiFi 6, mientras que su compatibilidad Bluetooth se limita a la versión 5.0.

Aun cuando el recorrido al pulsar es algo corto, la experiencia de escritura proporcionada por su teclado "en isla", que cuenta con una buena respuesta y un tacto agradable, es más que correcta, mientras que la disposición de las teclas es, con la salvedad del pequeño tamaño de algunas de ellas, bastante acertada.

 

Su Clickpad, algo pequeño en tamaño, presenta una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una adecuada respuesta y precisión, así como compatibilidad con gestos multi-táctiles.

No hay sorpresas en lo que se refiere a una webcam HD (0,9 Mpx.) que, situada en el marco superior de la pantalla, ofrece una mediocre calidad de captura, mientras que su pareja de altavoces estéreo, que proporcionan una adecuada calidad de sonido, se ven limitados tanto por el escaso nivel de volumen, como por unos graves casi inexistentes.

Uno de los puntos débiles de este modelor reside en la corta autonomía proporcionada por su batería integrada (41 Wh.), que apenas supera las 5 horas de uso ligero (navegación con WiFi).

Esta versión en concreto se entrega con Windows 11 Home (64 bits) preinstalado y con su correspondiente licencia.

Ultraportátil básico 11,6": Acer Travelmate B3 TMB311-31-C9Z6

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Celeron N4120 (4x1,1 Ghz. / TDP: 6 W. / 4 Mb. Cache L3).
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.400 Mhz.
Almacenamiento
: Unidad eMMC de 64 Gb.

Sistema Operativo
: Windows 10 Pro.

Red
: Gigabit Ethrnet, WiFi 5 (WiFi-ac) y Bluetooth 5.0.

Tarjeta Gráfica
: Intel UHD Graphics 600 (Integrada)

Pantalla
: 11,6"
TN HD (1366x768).
Dimensiones
: 295x215x21 mm.

Peso
: 1,4 Kg.

Otros
: 2 puertos USB 3.2 (Gen1) de tipo A, 1 puerto USB 3.2 (Gen1) de tipo C, salida HDMI,
lector de tarjetas microSD, touchpad multi-táctil, y webcam HD (0,9 Mpx.).

Precio (Actualizado 13/05/2022)
- Amazon: 209 € (IVA incluido)

RECUERDA QUE COMPRANDO A TRAVÉS DE LOS ENLACES DEL BLOG, AYUDAS A QUE SIGA EXISTIENDO

Más información:
- Página oficial

Si estás empezando a mirar portátiles, o el significado de algún término se te escapa, puedes consultar nuestro GLOSARIO.

Menos conocida que los populares Aspire, Swift, o Nitro, la serie Travelmate es la gama profesional de Acer, e incluye un buen número de modelos que, quizás por escasa fiabilidad asociada a los portátiles de esta marca, no se suelen prodigar demasiado por nuestro mercado.

Basado en un microprocesador Celeron de cuatro núcleos, el Acer Aspire B3 es uno de los modelos más básicos de esta gama, y cuenta con algunas características especiales que lo hacen idóneo para uso académico, si bien es también valido para un uso doméstico o incluso profesional.

La presencia de una pequeña luz en una de las esquinas superiores de la cubierta, cuya función es la de mostrar si la WiFi está activada o si la batería está baja, es el único indicativo de que estamos ante un portátil para estudiantes, mientras que el resto de su carcasa, cuyo acabado es completamente negro, presenta un diseño minimalista que nos recuerda la orientación profesional de esta gama.

Llaman la atención las generosas dimensiones de los marcos de la pantalla, necesarios para dejar espacio suficiente para un teclado de tamaño completo, pero que acercan las dimensiones del B311 a algunos modelos de 13,3", mientras que su peso es relativamente elevado para un modelo de 11,6".

Uno de las grandes ventajas de este modelo reside en su nutrida selección de puertos, la mayor parte de los cuales están situados en un lateral izquierdo en el que encontramos el conector de alimentación, una salida HDMI, un puerto USB 3.2 (Gen1) de tipo C, un lector de tarjetas microSD, un puerto RJ-45 (Ethernet), y un puerto USB 3.2 (Gen1) de tipo C que, además de transferencia de datos, permite también conectar pantallas mediante un adaptador DisplayPort, proporcionando además una segunda opción a la hora de cargar el portátil.

Aparte de un enganche para candado tipo Kensington, el lado derecho cuenta únicamente con un segundo puerto USB 3.2 (Gen1) de tipo A, y y un conector combinado para auriculares y micrófono.

Curiosamente, al utilizar la misma carcasa que el Travelmate Spin B3, el botón de encendido del portátil se encuentra en un lateral derecho en el que también encontramos una pequeña tapa en el lugar en que, en esta versión convertible, se alojaría el lápiz óptico incluido con este.

A pesar de su apariencia robusta, la carcasa de plástico del B311 no puede evitar una ligera flexibilidad en determinadas zonas del área de trabajo y, sobre todo, la cubierta, aunque sin alcanzar niveles preocupantes en ningún momento.

Su sistema de bisagras mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.

Gracias a sus cuatro núcleos, su microprocesador de bajo consumo Intel Celeron N4120 a 1,1 Ghz. (hasta 2,6 Ghz.) proporciona un rendimiento notablemente superior a los populares Celeron N4020 y N4500 de doble núcleo, permitiendo una mayor holgura a la hora de realizar tareas cotidianas como Internet, ofimática, o reproducción multimedia, mientras que otras funciones más avanzadas como retoque fotográfico o edición de vídeo continúan siendo demasiado para este modelo.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz., y 64 Gb. de almacenamiento eMMC.

Aunque tanto la memoria RAM como la de almacenamiento van soldadas en la placa y no pueden ser reemplazadas, la existencia de versiones equipadas con unidad SSD parece indicar que este modelo contaría con un zócalo M.2 con el que ampliar la memoria de almacenamiento.

En caso de que este zócalo M.2 no estuviese disponible en modelos equipados con memoria eMMC, la única manera de ampliar la capacidad de almacenamiento sería mediante el lector microSD presente en el lateral izquierdo, el cual soporta tarjetas de hasta, al menos, 128 Gb. de capacidad.

Integrada en el microprocesador Celeron, la Intel UHD Graphics 600 muestra su mejor cara a la hora de reproducir contenido multimedia, siendo capaz de decodificar contenido 4K en H.265 por hardware, mientras que sus capacidades de juego se límitan a títulos antiguos poco exigentes.

El principal punto débil de esta versión reside en su pantalla de 11,6", un panel TN con resolución HD (1366x768) y acabado mate que ofrece un adecuado nivel de brillo, un mediocre nivel de contraste, una escasa fidelidad de color, y unos ángulos de visión bastante limitados.

Si bien no es compatible con el último estándar WiFi 6 (WiFi-ax), sus capacidades de conexión a redes son más que correctas, siendo compatible tanto con Gigabit Ethernet, como con WiFi 5 (WiFi-ac) y con la versión 5.0 de Bluetooth.

Pese al corto recorrido al pulsar su teclado "en isla" proporciona una experiencia de escritura correcta gracias a la buena respuesta, mientras que su disposición resulta bastante acertada, siendo el pequeño tamaño de las teclas de dirección el único "pero".

Su Clickpad, de adecuado tamaño, presenta una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una adecuada respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Como es habitual en la mayoría de portátiles actuales, la calidad de captura de la webcam HD (0,9 Mpx.) integrada en el marco superior es mediocre, con una pobre fidelidad de color, y una escasa nitidez.

Situados sobre el teclado, su pareja de altavoces estéreo proporciona una adecuada calidad de sonido que se ve limitada por unos graves casi inexistentes, mientras que el nivel de volumen es relativamente bajo.

Gracias a su sistema de refrigeración pasiva (sin ventiladores), el funcionamiento del Travelmate B3 es completamente silencioso, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores permanecen dentro de límites razonables aun en condiciones de carga.

Su eficiente configuración de hardware exprime su batería de 3 celdas para superar las 8 horas de autonomía real (navegación con WiFi).

Se entrega con una versión académica de Windows 10 Pro, cuya principal diferencia con respecto a la versión estándar es la ausencia del asistente Cortana.

martes, 3 de mayo de 2022

OFERTAS DE LA SEMANA EN AMAZON (ACTUALIZADO 03/05/2022)

Como un regreso a la normalidad después de un mes de abril atípico, y aprovechando la gran cantidad de ofertas interesantes que hay en Amazon durante estos días, he decicido crear un post recopilatorio de las que más me han llamado la atención.

254 € - TECLAST Hi10 X
Celeron N4120 / 6 Gb. DDR4 / 128 Gb. eMMC / 10,1" IPS FHD+ / W10H 

Comentario: Aunque cuenta con teclado y touchpad, la Hi10 X de Teclast es lo que se da en conocer como un portátil 2 en 1 o, lo que es lo mismo, una tablet con base teclado.

La versión ofrecida por Amazon es una evolución de la Hi10 X original, que montaba un Celeron N4100, actualizada en esta ocasión con un Celeron N4120 que, con cuatro núcleos, ofrece un rendimiento ligeramente superior al de los Celeron N4020/N4500 equipados por la mayoría de portátiles de este precio, permitiendo realizar tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.) con mayor fluidez que estos.

Como es habitual en tablets Windows, la Hi10 X es, con sus 600 gramos, ligeramente más pesada que sus competidoras Android (entre 100 y 150 gramos), mientras que la base/teclado añade casi 600 gramos más para un peso total de casi 1.200 gramos que, aunque se antoja excesiva para un portátil de 10", es el precio que hay que pagar por la versatilidad de este dispositivo.

Su pantalla IPS Full-HD+ (1920x1200) es uno de los puntos fuertes del dispositivo, pues ofrece un adecuados niveles de brillo y contraste, una elevada fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios, mientras que su superficie es, debido a su panel táctil, brillante.

Por los 350-400 € que cuesta normalmente este modelo, no me parece especialmente interesante, pero por los 250 € que cuesta actualmente puede ser un cacharro útil como segundo portátil.

OJO: Como es habitual en portátiles "chinos", el teclado de la Hi 10 x es QWERTY americano, y es necesario adquirir un pack de pegatinas si deseamos adaptarlo a la disposición española.

299 € - TECLAST F7 PLUS 2
Celeron N4120 / 8 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / 14,1" IPS FHD / W10H 

Comentario: Hace poco más de un mes comenté en el blog el Teclast F7 Plus 3, un ultraportátil de 14" (1,3 Kg.) con Celeron N4120 y una gran pantalla IPS con resolución Full-HD.

La versión ofrecida por Amazon es la generación anterior de este modelo que, pese a su mayor antigüedad, cuenta con características muy similares a su sucesor, estando animado por el mismo microprocesador Celeron N4120 de cuatro núcleos que la anteriormente mencionada Teclast Hi10 X, y contando con un peso similar pese a que el diseño ha cambiado ligeramente.

Este modelo, que podemos encontrar también en versiones con Windows 11 (la comentada se puede actualizar gratuitamente a esta versión), tiene como principal desventaja una autonomía que ronda las 5 horas de uso ligero, así como el habitual teclado QWERTY americano común a todos los portátiles "chinos".

549 € - Acer Nitro AN515-56 (Comentado en el blog)
Core i5-11300H / 8 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Geforce GTX 1650 / 15,6" IPS FHD / Sin S.O.
599 €
- Acer Nitro AN515-56 (Comentado en el blog)
Core i5-11300H / 8 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Geforce GTX 1650 / 15,6" IPS FHD / Sin S.O.

Comentario: Uno de los portátiles para juegos más económicos del mercado, los Acer Nitro AN515-56 ofrecidos por Amazon están animados por un microprocesador Core i5-1300H de cuatro núcleos que, si bien es notablemente menos potente que los Core i7-11800H / Ryzen 7 5800H equipados por modelos de precio superior, es perfectamente capaz de sacarle todo el jugo a la Geforce GTX 1650 que monta este modelo, la cual nos permitirá una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución Full-HD) con prácticamente todos los títulos actuales).

Debemos tener en cuenta que, a diferencia de la mayoría de portátiles para juegos, el Nitro AN515-56 cuenta con una pantalla Full-HD cuya tasa de refresco es de 60 Hz., lo que repercutirá negativamente en la fluidez de reproducción.


799 €
- ASUS TUF Gaming F15 FX506HCB-HN200
(Comentado en el blog)
Core i5-11400H / 16 Gb. DDR4 / 512 Gb. SSD / Geforce RTX 3050 / 15,6" IPS FHD 144 Hz. / Sin S.O.

Comentario: Animado por un microprocesador Core i5-11400H de seis núcleos y una gráfica Geforce RTX 3050, el FX506HCB permite ofrece mucho mejores capacidades de juego que el anterior, permitiendo disfrutar una adecuada fluidez en en resolución Full-HD y detalles altos con la práctica totalidad de los títulos actuales.

Si bien su pantalla no es especialmente mejor que la del Acer Nitro 5, cuenta con un refresco de 144 Hz. que proporcionará una mayor fluidez de reproducción, que será especialmente apreciable con juegos a altos fps.

Se trata, en general, de un modelo bastante compensado tanto en rendimiento, como en diseño y solidez, y que incluso cuenta con un sistema de altavoces superior a la media, siendo su corta autonomía, que ronda las 4 horas, su principal defecto.


849 €
- Lenovo Ideapad Gaming 3 Gen6 (Comentado en el blog)
Ryzen 7 5800H / 16 Gb. DDR4 / 1 Tb. SSD / Geforce RTX 3050 / 15,6" IPS FHD 120Hz. / Sin S.O.

Comentario: Concebido como una alternativa económica a la serie Legion, Lenovo recorta múltiples esquinas en el Ideapad Gaming 3 para ofrecer el mayor rendimiento posible por el mínimo precio, equipando un potente microprocesador Ryzen 7 5800H y una gráfica Geforce RTX 3050 por poco menos de 850 €.

Este mayor rendimiento se toma su precio tanto en el diseño del portátil, muy similar al de los básicos Ideapad 3 de 15,6", como en su solidez, que no es especialmente alta, así como también en su conectividad, que se limita a puertos USB 3.2 (Gen1), ninguno de los cuales es compatible con DisplayPort (la única forma de conectar una pantalla es a través de su salida HDMI 2.0).

Es importante destacar que, a diferencia de las versiones más básicas de este modelo, dotadas con pantallas de 60 Hz., la versión comentada cuenta con una pantalla IPS Full-HD (1920x1080) cuya tasa de refresco es de 120 Hz., por lo que ofrecerá una mayor fluidez.

929 € - ASUS ROG Strix G17 G713IC-HX011 (Comentado en el blog)
Ryzen 7 4800H / 16 Gb. DDR4 / 1 Tb. SSD / Geforce RTX 3050 / 17,3" IPS FHD 144Hz. / Sin S.O.

Comentario: Aunque se trata de un modelo relativamente antiguo basado en un microprocesador AMD Ryzen de serie 4000, el G713IC me resulta ha resultado interesante por tratarse de un portátil para juegos de 17,3", pues es raro encontrarlos por debajo de 1.000 €.

Hay que decir, de todos modos, que el elevado rendimiento de su microprocesador de ocho núcleos y dieciséis hilos de proceso Ryzen 7 4800H, aproximadamente un 10% más potente que el Ryzen 5 5600H, permite sacarle todo el jugo a su gráfica Geforce RTX 3050 y que, por ello, continúa siendo perfectamente funcional como portátil para juegos.

Uno de sus principales puntos fuertes reside en la autonomía proporcionada por su batería integrada, que ronda las 7 horas de uso ligero, una cifra que es bastante elevada para un modelo con pantalla de 17,3".

1.099 € - ASUS TUF Gaming F15 FX506HM-HN014 (Comentado en el blog)
Core i7-11800H / 16 Gb. DDR4 / 1 Tb. SSD / Geforce RTX 3060 / 15,6" IPS FHD 144 Hz. / Sin S.O.

Comentario: La principal ventaja de este modelo reside en su potente gráfica nVidia Geforce RTX 3060 que, bien apoyada por un microprocesador de ocho núcleos y dieciséis hilos de proceso Core i7-11800H, permite disfrutar del máximo de detalles y resolución Full-HD con prácticamente todos los títulos actuales, muchos de los cuales resultarán fluidos incluso con resolución 4K y detalles altos.

Se trata de un modelo muy completo, que aparte de un diseño atractivo ofrece una adecuada solidez, con una pantalla IPS Full-HD de calidad decente (la fidelidad de color es algo baja, eso si) y 144 Hz. de refresco, siendo su escasa autonomía de 4 horas su principal defecto.

1.139 € - Lenovo Legion 5 15ACH6H (Comentado en el blog)
Ryzen 7 5800H / 16 Gb. DDR4 / 512 Gb. SSD / Geforce RTX 3060 / 15,6" IPS FHD 120 Hz. / Sin S.O.

Comentario:  Muy parecido en características al anterior, pero con Ryzen 7 5800H en lugar de un Core i7-11800H (su rendimiento es muy similar), el Lenovo Legion 5 se presenta como un portátil para juegos muy equilibrado cuya carcasa ofrece una adecuada solidez y resistencia, con un sistema de refrigeración eficiente, y una autonomía cercana a 7 horas de uso ligero.

miércoles, 20 de abril de 2022

Ultraportátil para juegos 14": Razer Blade 14 2022 [8.88791E+12]

FICHA TECNICA
Procesador: AMD Ryzen 9 6900HX (8x3,3 Ghz. / TDP: 45 W. / 16 Mb. Cache L3).
Memoria: 16 Gb. DDR5 a 4.800 Mhz.
Almacenamiento
: SSD M.2 de 1 Tb. NVMe 4.0.

Sistema Operativo
: Windows 11 Home.

Red
: WiFi 6 (WiFi-ax) y Bluetooth 5.3.

Tarjeta Gráfica
: nVidia Geforce RTX 3070 Ti (8 Gb. GDDR6)

Pantalla
: 14"
IPS QHD (2560x1440) 165 Hz.
Dimensiones
: 320x220x17 mm.

Peso
: 1,78 Kg.

Otros
: 2 puertos USB 3.2 (Gen2) de tipo A, 2 puertos USB 3.2 (Gen2) de tipo C, salida HDMI,
teclado retroiluminado RGB, touchpad multi-táctil, y webcam Full-HD.

Precio (Actualizado 20/04/2022)
- Amazon: 2.899 € (IVA incluido)

RECUERDA QUE COMPRANDO A TRAVÉS DE LOS ENLACES DEL BLOG, AYUDAS A QUE SIGA EXISTIENDO

Más información:
- Página oficial

Si estás empezando a mirar portátiles, o el significado de algún término se te escapa, puedes consultar nuestro GLOSARIO.

Conocida en nuestro pais por sus accesorios gaming (teclados, ratones, alfombrillas, etc.), la popular marca Razer cuenta desde hace más de una decada con una gama de portátiles para juegos que, hasta tiempos muy recientes, no se había vendido en nuestro mercado.

Entre los distintos modelos disponibles en dicha gama, el Blade 14 es, sin duda, uno de los más interesantes, no solo por contar con uno de los nuevos microprocesadores AMD Ryzen de serie 6000, sino también por ser la última evolución de un modelo que, hace ya 10 años, fue pionero en el segmento de ultraportátiles para juegos.

Prácticamente idéntico a la utilizada en el modelo del año pasado, su carcasa presenta un diseño minimalista que recuerda a la de un Macbook Pro 14, una impresión que se acentúa por el gran tamaño de su Clickpad y la presencia de sendas rejillas (bajo ellas están los altavoces) a los lados del teclado.

Sus escasos 17 mm. de espesor lo convierten en uno de portátiles para juegos más delgados del mercado, siendo también bastante ligero (1,78 Kg.).

Excepto por el verde logotipo de la marca situado en la cubierta de la pantalla, que representa tres serpientes entrelazadas y se ilumina al encender el portátil, todas las superficies de este portátil son de color negro, color que se extiende también a un marco de pantalla en cuya parte inferior, bastante gruesa, encontramos el nombre de la marca en color negro brillante.

Mención aparte merece la tendencia a ensuciarse de las diferentes superficies, que nos obligarán a llevar una bayeta de microfibra junto al portátil para evitar las marcas de los dedos.

Aunque los nuevos microprocesadores AMD soportan, en teoría, el estándar 4.0 de USB, que proporciona velocidades de transferencia de hasta 40 Gbps, Razer ha decidido no dotar al Blade 14 de ninguno de estos puertos, decantándose en su lugar por puertos USB 3.2 (Gen2), que pemiten velocidades de hasta 20 Gbps, contando con dos puertos, uno de tipo A, y otro de tipo C, en cada uno de los laterales (cuatro en total). La selección de puertos se completa, en el lateral izquierdo, con el puerto de alimentación, y un conector combinado para auriculares y micrófono, mientras que en el lado derecho encontramos una salida HDMI 2.1, y un enganche para candado tipo Kensington.

Creo conveniente indicar que ambos puertos USB de tipo C son compatibles tanto con la conexión de pantallas mediante DisplayPort, como con la carga rápida de dispositivos (Power Delivery 3.0).

Excepto por la cubierta de la pantalla, cuya resistencia torsional deja algo que desear, la carcasa unibody de aluminio del Blade 14 muestra una alta solidez y resistencia, y no cede prácticamente nada aun presionando con fuerza.

Su sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura cercano a 150º, mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.

Apenas ligeramente inferior en rendimiento al Core i9-12900H de duodécima generación, su microprocesador de ocho núcleos y dieciséis hilos de proceso AMD Ryzen 9 6900HX a 3,3 Ghz. (hasta 4,9 Ghz. con Turbo Core) nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Es importante indicar que la X que remata su designación indica que este microprocesador está desbloqueado para overclocking, por lo que es posible, en teoría, sacarle un poco más de rendimiento si es nuestro deseo.

Dispone de 16 Gb. de memoria DDR5 a 4.800 Mhz., y una unidad SSD M.2 de 1 Tb. compatible con NVMe 4.0 (PCIe 4.0 x4).

Tratándose de un portátil para juegos, sorprende que la memoria RAM vaya soldada en placa y no pueda ser ampliada, mientras que la ausencia de un segundo zócalo M.2 motiva que la única manera de aumentar la capacidad de almacenamiento sea reemplazando la unidad SSD "de serie" por una de mayor tamaño. Independientemente de la gráfica montada, todos los Razer Blade 14 de 2022 tienen limitado su TGP (Total Graphics Power) a 100 W., una cifra cercana a la máxima potencia soportada por la Geforce RTX 3060 equipada por las versiones más básicas del modelo, pero bastante modesta en comparación a los 175 W. soportados, como máximo, por la Geforce RTX 3080 Ti equipada por las versiones más avanzadas.

En el caso de la Geforce RTX 3070 Ti equipada por la versión comentada en esta entrada, cuya potencia máxima es de 125 W., la limitación de su TGP a 100 W. se traduce en una desventaja de aproximadamente un 15% con respecto a versiones "pata negra" de esta gráfica, pese a la cual es posible conseguir una experiencia de juego excelente (detalles altos en resolución Full-HD) con cualquier título actual, muchos de los cuales resultarán fluidos incluso en resolución 4K y detalles altos.

Su pantalla de 14", un panel IPS con resolución QHD (2560x1440) y superficie mate, ofrece buenos valores de brillo y contraste, una fidelidad de color muy elevada (cobertura AdobeRGB cercana al 85%), y unos ángulos de visión muy amplios.

Cuenta además con una tasa de refresco de 165 Hz. que, unido a unos adecuados tiempos de respuesta, y a su compatibilidad con FreeSync (sincroniza la gráfica con la pantalla), nos permirá disfrutar de una gran fluidez de reproducción y nitidez, evitando además posibles fragmentaciones de imagen (tearing) y parones (stuttering) durante nuestras sesiones de juego.

Si bien se echa en falta el soporte para redes Ethernet, una carencia fácilmente subsanable mediante un adaptador USB, sus capacidades de conexión a redes son bastante buenas, siendo compatible tanto con WiFi 6, como con Bluetooth en su versión 5.3.

Pese al corto recorrido al pulsar y su blando tacto, la experiencia de escritura en su teclado "en isla", que cuenta con retroiluminación RGB configurable individualmente en cada tecla, es bastante correcta, y es posible teclear con relativa rapidez tras un corto periodo de adaptación.

La colocación de los altavoces a los lados del teclado tiene su efecto negativo en la limitación del espacio disponible para este, motivando la reducción en el tamaño de determinadas teclas, algunas tan importantes para el juego como las teclas de dirección, mientras que la integración del botón de encendido en la esquina superior derecha del teclado, justo encima de la tecla de retroceso, puede llevar a pulsaciones accidentales.

Su Clickpad, de buen tamaño para un portátil de este tamaño, cuenta con una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta y precisión, así como compatibilidad con gestos multi-táctiles. Una de escasas novedades del nuevo Blade 14 con respecto al del año pasado reside en su webcam, que pasa a contar con resolución Full-HD, una circunstancia que permite una mayor nitidez con respecto a la webcam HD utilizada anteriormente, pero que no mejora a esta en lo que fidelidad de color se refiere, pues continúa siendo mediocre.

Es destacable, además, la presencia de un sensor infrarrojo que mejora la seguridad al utilizar aplicaciones de reconocimiento facial como Windows Hello.

En cuanto a la pareja de altavoces estéreo situados, como ya hemos comentado, a los lados del teclado, ofrecen una adecuada calidad de sonido limitada por un escaso nivel de graves, mientras que su nivel de volumen es correcto.

Una de las principales peculiaridades de los portátiles Razer la encontramos en su sistema de refrigeración, que en lugar de utilizar heatpipes como casi todos sus competidores, hace uso de una cámara de vapor (vapor chamber) de grandes dimensiones para refrigerar los componentes internos del portátil.

Este sistema fue utilizado por primera vez por la marca de gráficas Sapphire en 2008, y ofrece ciertas ventajas con respecto a los citados heatpipes en lo que se refiere a refrigerar grandes áreas, siendo su principal desventaja su alto precio en comparación.

En el caso del Blade 14, esta cámara de vapor está asociada a dos ventiladores que giran a muy baja velocidad con un uso ligero, llegando incluso a detenerse por completo cuando la carga de trabajo es muy ligera, generando un bajo nivel de ruido que aumenta notablemente en condiciones de carga, pudiendo llegar a ser molesto para personas sensibles a este.

Quizás por las peculiaridades de la cámara de vapor, o por la tendencia de los ventiladores a detenerse con un uso ligero, lo cierto es que las temperaturas en las superficies exteriores del portátil en este último escenario son algo superiores a las habituales en otros modelos para juegos, aunque sin sobrepasar límites confortables en ningún momento, mientras que bajo carga determinadas zonas del área de trabajo y la base pueden alcanzar temperaturas elevadas.

Hay que decir, de todos modos, que la cámara de vapor hace su trabajo al disipar eficientemente el calor generado por los componentes internos del portátil, motivando que puedan funcionar alta velocidad aun tras largas sesiones de alta carga, y evitando el témido throttling.

Razer dota al Blade 14 con una batería integrada de 62 Wh. que le permite alcanzar una autonomía cercana a las 7 horas de uso ligero (navegación con WiFi), que es una cifra más que aceptable para un modelo de estas características.

Se entrega con Windows 11 Home preinstalado y con su correspondiente licencia.

martes, 19 de abril de 2022

Portátil avanzado 15,6": Samsung Galaxy Book2 Pro NP950XED

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i7-1260P (8x1,5 Ghz. + 4x2,1 Ghz. / TDP: 28 W. / 18 Mb. SmartCache).
Memoria: 16 Gb. LPDDR5.
Almacenamiento
: SSD M.2 de 512 Gb. NVMe.

Sistema Operativo
: Windows 11 Home Plus.

Red
: WiFi 6 (WiFi-ax) y Bluetooth 5.1.

Tarjeta Gráfica
: Intel Iris Xe Graphics (Integrada)

Pantalla
: 15,6" AMOLED
Full-HD (1920x1080).
Dimensiones
: 355x226x12 mm.

Peso
: 1,11 Kg.

Otros
: 1 puertos USB 3.2 de tipo A, 1 puerto USB 3.2 de tipo C, 1 puerto Thunderbolt 4, salida HDMI, lector de tarjetas microSD,
lector de huellas, módulo TPM, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil, y webcam Full-HD.

Precio (Actualizado 19/04/2022)
- Amazon: 1.548 € (IVA incluido)

RECUERDA QUE COMPRANDO A TRAVÉS DE LOS ENLACES DEL BLOG, AYUDAS A QUE SIGA EXISTIENDO

Más información:
- Página oficial

Si estás empezando a mirar portátiles, o el significado de algún término se te escapa, puedes consultar nuestro GLOSARIO.

Tras casi diez años de ausencia, el conocido fabricante de tecnología Samsung vuelve a comercializar portátiles en nuestro mercado, iniciando su desembarco con los nuevos Galaxy Book2 Pro, dos modelos premium de 13,3" y 15,6" que, presentados el pasado mes de marzo en el Mobile World Congress (MWC), son los primeros portátiles equipados con microprocesadores Alder Lake-P de bajo consumo en llegar a nuestro pais (que yo haya visto, al menos).

Por este motivo he decidido dedicarle una entrada a la versión de 15,6", la cual podemos encontrar también en una versión denominada Galaxy Book2 Pro 360 con bisagra 360º y pantalla táctil, dos características que no están presentes en la comentada en esta entrada.

Disponible también en un sobrio acabado negro (grafito), la versión comentada presenta un llamativo acabado blanco que cubre tanto la cubierta, como el área de trabajo, o la base del portátil, mientras que el marco de la pantalla es la única parte del portátil que es de color negro

Se trata de un modelo que destaca tanto por su delgado perfil, inferior a 12 mm., como por su ligereza, con un peso de solo 1,11 Kg. que contrasta con los 1,41 Kg. de la versión convertible, y que lo convierten en uno de los modelos de 15,6" más ligeros del mercado, superado únicamente por el LG Gram 15Z95P comentado recientemente en este blog.

A diferencia de la del modelo de LG, la carcasa metálica del Galaxy Book2 Pro ofrece una buena solidez y resistencia, siendo la zona del teclado que muestra algo de flexibilidad al presionar con fuerza.

Si bien su selección de puertos es algo reducida en número, la presencia de un puerto Thunderbolt 4 en el lateral izquierdo, donde también encontramos una salida HDMI y un puerto USB 3.2 de tipo C, compensa en parte esta circunstancia, mientras que en el lado derecho encontramos un puerto USB 3.2 de tipo A, un conector combinado para auriculares y micrófono, y un lector de tarjetas microSD. Su sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura de 180º, mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.

Ligeramente superior en rendimiento al Ryzen 7 5700U de AMD, su microprocesador Intel Core i7-1260P cuenta con ocho núcleos eficientes a 1,5 Ghz. (hasta 3,4 Ghz. con TurboBoost), y cuatro núcleos de alto rendimiento a 2,1 Ghz. (hasta 4,7 Ghz. con TurboBoost) que se activan únicamente cuando es necesaria una mayor potencia, permitiendo realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles exigentes.

Creo interesante indicar que solo los núcleos de alto rendimiento son compatibles con la tecnología Hyperthreading de Intel y, por tanto, este microprocesador cuenta con "solo" 16 hilos de proceso.

Dispone de 16 Gb. de memoria LPDDR5 y una unidad SSD M.2 de 512 Gb. compatible con NVMe (PCIe 3.0 x4).

Mientras la memoria RAM va soldada en la placa, y no puede ser sustituida o ampliada, la presencia de un segundo zócalo M.2 en el interior del portátil facilita una posible ampliación de la capacidad de almacenamiento, siendo suficiente con añadir una nueva unidad SSD a la existente para hacerlo.

Aunque existen versiones de este modelo que contarían con una gráfica dedicada Arc de Intel, en la comentada en esta entrada nos toca conformarnos con la Intel Iris Xe Graphics integrada en el microprocesador, la cual ofrece tanto excelentes capacidades de reproducción multimedia, como una experiencia de juego aceptable (detalles bajos en resolución HD) con la mayoría de títulos actuales.

Su pantalla AMOLED de 15,6", que cuenta con resolución Full-HD (1920x1080) y acabado brillante, es uno de los grandes puntos fuertes de este modelo, pues ofrece excelentes valores de brillo y contraste, una elevada fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios.

Veo conveniente indicar que, si bien esta pantalla permite un nivel de brillo de hasta 500 nits, este solo se utiliza al reproducir contenido HDR, mientras que en el resto de circunstancias el nivel de brillo baja a 400 nits, que continúa siendo un nivel de brillo excelente, de todos modos.

Es también destacable que, si bien este panel cuenta con unos tiempos de respuesta cercanos a los 2 ms. (muy bajos), su tasa de refresco de 60 Hz. limita su velocidad de reproducción a 60 fps.

Su teclado "en isla", que cuenta con un bloque numérico independiente, ofrece una buena experiencia de escritura pese al corto recorrido al pulsar, mientras que su disposición, con teclas de dirección de pequeño tamaño, y una tecla "Enter" de una sola fila, no me acaba de convencer del todo.

Más acertada es la situación del botón de encendido, que cuenta con un lector de huellas integrado, en la esquina superior derecha del teclado pues, al estar situada sobre la tecla de "Bloq. Numérico", es improbable que se pulse por error.
Mención aparte merece la retroiluminación blanca del teclado que, por ser del mismo color que las teclas de este, dificultan la legibilidad de sus etiquetas en condiciones de buena iluminación, haciendo recomendable desactivarla cuando no sea necesaria.

En cuanto a su Clickpad, de gran tamaño y con una superficie suave, ofrece una excelente respuesta y precisión, y es compatible con gestos multi-táctiles.

Cuenta con buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible tanto con WiFi 6 (WiFi-ax) como con Bluetooth en su versión 5.1.

Es especialmente destacable, por lo inusual, la alta calidad de captura proporcionada por su webcam Full-HD, así como las funcionalidades de autofocus o detección de cara, habituales en cámaras de móviles, pero no en las de portátiles.

Excepto por la ausencia casi total de graves, común a la mayoría de portátiles, su pareja de altavoces estéreo proporciona una adecuada calidad de sonido y un alto nivel de volumen.

Gracias a la buena capacidad de su batería (68 Wh.), podemos esperar una autonomía superior a las 8 horas de uso ligero (navegación con WiFi) de este modelo.

Se entrega con Windows 11 Home Plus preinstalado y con su correspondiente licencia.