lunes, 11 de junio de 2018

Ultraportátil convertible profesional 13": Lenovo Thinkpad L380 Yoga [20M7001BSP]

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i5-8250U (4x1,6 Ghz / TDP: 15 W. / 6 Mb. caché L3)
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.400 Mhz.
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb. M.2.
Sistema Operativo: Windows 10 Pro (64 bits).
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC, NFC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: Intel UHD Graphics 620 (Integrada).
Pantalla: Táctil 13,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 322x224x19 mm.
Peso: 1,56 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.0 de tipo A, 2 puertos USB 3.1 (Gen1) de tipo C, salida HDMI, lector de tarjetas microSD (SDHC/SDXC), lector de huellas, módulo dTPM 2.0, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 11/06/2018):
Amazon.es : 1.123 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial
Review en TheIndianExpress (en inglés)
Review en Notebookcheck (en inglés)

Posibles alternativas:
HP EliteBook 1030 x360 [Z2W66EA]: 1.366,09 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-7200U / 8 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Intel UHD Graphics 620 / 14" UWVA Full-HD / Windows 10 Pro / 1,28 Kg.)
No comentado en el blog

Lenovo YOGA 920-13IKB : 1.399 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-7200U / 8 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Intel UHD Graphics 620 / 13,9" IPS Full-HD / Windows 10 Home / 1,37 Kg.)
Comentado en el blog

Diseñada para ofrecer alta durabilidad a un precio contenido, la serie L es la segunda más económica de la gama de portátiles profesionales Thinkpad de Lenovo, e incluye tanto portátiles tradicionales, como convertibles que, dotados con sistemas de bisagras 360º, pueden utilizarse también como tablet, atril o tienda.

Es el caso del Lenovo Thinkpad L380 Yoga, un ultraportátil de 13,3" que, además de una alta versatilidad, proporciona también un gran rendimiento gracias a los potentes microprocesadores de cuatro núcleos Core i5 e i7 con arquitectura Kaby Lake-R, siendo además relativamente ligero con un peso inferior a 1,6 kilos.

Pese a su reducido grosor, que es inferior a 19 mm., su diseño es el típicamente Thinkpad, con múltiples aristas en los bordes del área de trabajo y la cubierta, mientras que las esquinas del portátil son redondeadas.

Este modelo está disponible en dos acabados diferentes, que coinciden en el color del marco de la pantalla y las bisagras, que serían negro y gris plata respectivamente, mientras que el resto de superficies serían en un sobrio color negro o un elegante gris acero dependiendo de la versión.

Es destacable que, a diferencia de la mayoría de portátiles domésticos, los marcos laterales de la pantalla no son especialmente finos, lo que deriva en que el Thinkpad L380 Yoga sea algo más voluminoso que esos aunque esta circunstancia tiene también algunas ventajas, como es la posibilidad de integrar un teclado de mayor tamaño, un reposamuñecas más amplio, etc.

Aunque no es tan resistente como modelos Thinkpad de gama superior como, por ejemplo, el X1 Carbon, el uso de fibra de vidrio en el área de trabajo se muestra como un acierto, ofreciendo una buena solidez, mientras que la cubierta de la pantalla, que es de aluminio, muestra una adecuada resistencia ante la presión localizada, evitando que está se transmita a la pantalla, y que se produzcan artefactos visuales en la imagen.
Su firme sistema de bisagras, que no permite la apertura del portátil con una sola mano, mantiene la pantalla en la posición seleccionada en cualquier situación.

Animado por un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz., la versión comentada nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a un nivel exigente.

Apenas ligeramente superior en rendimiento sería un Intel Core i7-8550U a 1,8 Ghz. que, equipado por determindas versiones de este modelo, contaría también con cuatro núcleos, permitiendo igualmente realizar funciones avanzadas a niveles exigentes.

Gracias a la tecnología TurboBoost, el Core i5-8250U podría aumentar su velocidad hasta 3,4 Ghz. durante un corto periodo de tiempo, tras el cual la reduciría sensiblemente para evitar un calentamiento excesivo, mientras que el Core i7-8550U lograría alcanzar los 4 Ghz. de velocidad.

Ambos microprocesadores son además compatibles con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, o las extensiones SGX.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 rpm., y una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2 que sería compatible con NVME.

Diseñadas para un uso profesional, las unidades SSD compatibles con Opal 2.0 (como la equipada por esta versión) presentan ciertas ventajas para administradores de red como son, por ejemplo, la posibilidad de eliminar remotamente el contenido de la unidad de manera segura, o modificar remotamente ciertos atributos de cifrado.

La ausencia de tapas de mantenimiento motiva que, para acceder a los componentes internos del portátil, sea necesario retirar su base, tras lo cual descubrimos que este modelo cuenta con dos zócalos DIMM que nos permitirán ampliar su memoria RAM hasta un máximo de 32 Gb., sustituyendo la memoria de serie por sendos módulos de 16 Gb. de capacidad.



Al contar con un único zócalo M.2, la única manera de ampliar su capacidad de almacenamiento sería sustituyendo la unidad SSD de serie por una de mayor tamaño.

Además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, la Intel UHD Graphics 620 integrada proporciona suficiente potencia 3D para jugar, en detalles bajos y con resolución HD, con títulos actuales poco exigentes como Fortnite (2018), por ejemplo.

Como es habitual en modelos convertibles, su panel IPS Full-HD (1920x1080) con retroiluminación LED cuenta con un acabado brillante, por lo que su uso en exteriores resulta complicado, a pesar de contar con un alto nivel de brillo.

Ofrece además excelente valor de contraste, una muy buena fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios.

Respecto a su funcionalidad táctil, que soporta hasta 10 contactos simultáneos y ofrece un excelente comportamiento al usarla con los dedos, cuenta además con un digitalizador AES (Active Electrostatic) de Wacom que, junto al lápiz óptico integrado en el lateral derecho del portátil, convierte al Thinkpad L380 Yoga en una buena alternativa para diseñadores y dibujantes.

Es de agradecer que, en lugar de usar pilas, el lápiz óptico cuente con una batería que se recarga al insertarlo en el interior del portátil.

Me ha sorprendido la presencia de un puerto "mini-Ethernet" en el lateral derecho del portátil, que junto a un adaptador incluido nos permitirá conectar el portátil a redes Gigabit, mientras que la tarjeta Intel Dual Band Wireless-AC 8265 soportaría Wifi-AC, NFC y Bluetooth en su versión 4.2.

Además del puerto "mini-Ethernet", el lateral derecho del portátil incluye el enganche para candado Kensington, un puerto USB 3.0 de tipo A, un lector de tarjetas microSD, y el conector combinado de micrófono y auriculares, mientras que en el izquierdo encontramos dos puertos USB 3.1 (Gen1) de tipo C, que sirven también para cargar el dispositivo, un nuevo puerto USB 3.0 de tipo A, y la salida HDMI.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en la gran calidad de su teclado "en isla", que ofrecería una excelente experiencia de escritura gracias, entre otras cosas, al largo recorrido al pulsar y el excelente tacto.

Es conveniente destacar que, aunque no es una característica de serie en todos los modelos de esta serie, la versión comentada contaría con teclado retroiluminado en color blanco (con 3 niveles de intensidad).

Veo importante comentar que, a diferencia de la mayoría de modelos convertibles de la gama Thinkpad, el L380 Yoga no contaría con un teclado "Lift and Lock", una circunstancia que repercute negativamente en la comodidad al usarlo como tablet.

Otra característica opcional es el lector de huellas, que en esta versión estaría situado a la derecha del Clickpad, y que nos permitirá reforzar la seguridad de acceso de nuestro equipo sin necesidad de contraseñas.



Respecto a este Clickpad, de buen tamaño y con una superficie ligeramente rugosa que no dificulta especialmente el deslizamiento de los dedos, ofrece una buena respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Como es habitual en portátiles Thinkpad, el L380 Yoga cuenta con un trackpoint de color rojo entre las teclas "G", "H", y "B", que nos permitirá mover el cursor sin retirar las manos del teclado, y que contaría además con botones físicos independientes bajo la barra espaciadora.

Tratándose de un portátil profesional, no debería sorprendernos que la calidad de sonido proporcionada por su pareja de altavoces estéreo, situados en la base, no sea demasiado buena, una circunstancia provocada principalmente a la falta total de graves, y a un mediocre nivel de volumen.

Casi completamente silencioso con un uso ligero, escenario durante el que el ventilador permanece inactivo casi siempre, y girando a muy baja velocidad las pocas veces que se inicia, elevando su velocidad ligeramente bajo carga, generando un nivel de ruido muy reducido, y manteniendo bajo control las temperaturas en las superficies exteriores del portátil, que nunca alcancen límites preocupantes durante el uso normal del portátil.

Sin ser demasiado larga, la autonomía proporcionada por su batería integrada es más que correcta, rozando las 7 horas de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con Windows 10 Pro (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

No hay comentarios: