miércoles, 1 de marzo de 2017

Portátil multimedia: MSI CX62 7QL-047XES

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-7500U (2,7 Ghz. / TDP: 15 W. / 4 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm.
Sistema operativo: FreeDOS.
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: nVidia Geforce 940MX (2 Gb. DDR3)
Pantalla; 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 383x260x29 mm.
Peso: 2,3 Kg.
Otros: 3 puertos USB de tipo A (2 de los cuales son USB 3.0), 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 05/03/2017):
Aussar: 689,50 € (IVA incluido)

TPO Informática: 708 € (IVA incluido)
Amazon.es: 717,64 € (IVA incluido)
PcComponentes: 718 € (IVA incluido)
Fnac.es: 737,81 € (IVA incluido)

Más información:
Página oficial

Review en Notebookcheck.net (en inglés)

Cuando, durante el año 2014, la mayoría de los fabricantes sustituyeron en casi todos sus portátiles los microprocesadores de consumo estándar, los más habituales hasta entonces, por microprocesadores de bajo consumo, MSI fue una de las pocas marcas que los mantuvo en toda su gama, incluyendo una serie Classic que, en aquel momento, incluía modelos con y sin gráfica dedicada.

Hoy, tres años después, la marca de Taiwan equipa por primera vez microprocesadores de bajo consumo en el MSI CX62, el buque insignía de la serie Classic, su gama de portátiles más económica, y que hasta ahora era una de las opciones más económicas basadas en microprocesadores Core i5 e i7 de cuatro núcleos.

Dado que tanto el diseño, como la calidad de construcción, los altavoces, el teclado o el touchpad son idénticos a los del MSI CX62 6QD, una versión anterior basada en microprocesadores Intel Core i5 e i7 de sexta generación que aun sigue a la venta, no me referiré a estos aspectos por estar sobradamente comentados en la entrada dedicada a este último.

Un 10% superior al Core i7-6500U de la sexta generación, su microprocesador de bajo consumo Intel Core i7-7500U a 2,7 Ghz. (séptima generación) permite realizar todo tipo de tareas avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles moderadamente exigentes.

Este microprocesador es compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, así como con la segunda versión de TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3,5 Ghz., independientemente de si son uno o dos los núcleos activos.

Existe una segunda versión de este modelo que, dotada con un microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-7200U a 2,5 Ghz. (aproximadamente un 10% inferior al Core i7-7500U), permite realizar también tareas avanzadas, pero solo a un nivel doméstico o aficionado.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (un solo módulo), un disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm., así como una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Desgraciadamente, no he podido encontrar ninguna fotografía del interior de este modelo, aunque me consta que cuenta con dos zócalos DIMM que permiten ampliar la memoria hasta 16 Gb., insertando un nuevo módulo de 8 Gb., o hasta la máxima capacidad de 32 Gb.,sustituyendo la memoria de serie por sendos módulos de 16 Gb., dos operaciones que nos permitirán disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel.

Cuenta también con un zócalo M.2 que nos permitirá añadir una unidad SSD adicional al disco duro (una de 120 Gb. cuesta 60 €), aunque ignoro si sería compatible con unidades nvme.

Con 2 Gb. de memoria DDR3 dedicada, su gráfica Geforce 940MX proporciona, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con títulos actuales poco exigentes como Battlefield 1, Titanfall 2 o Call of Duty: Infinite Warfare (todos de 2016), mientras que en otros títulos más exigentes como, por ejemplo, Dishonored 2 (también de 2016), será necesario reducir el nivel de detalles para obtener una fluidez adecuada.

Esta versión en concreto está equipada con una panel LCD de 15,6" HD (1366x768) con retroiluminación LED que, gracias a su acabado mate, podría ser usada en exteriores, si bien el escaso nivel de brillo limita esta posibilidad a días nublados o zonas de sombra, contando además con un mediocre nivel de contraste, y unos ángulos de visión limitados, pero suficientes.

Por su parte, la pantalla Full-HD (1920x1080), equipada por determinadas versiones de este modelo (MSI CX62 7QL-046XES), también mate, ofrecería buenos valores de brillo y contraste, y unos ángulos de visión relativamente amplios.

Cuenta con unas excelentes capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.0, y ofreciendo además un  buen alcance de conexión.

Otras características incluyen 3 puertos USB de tipo A (2 de los cuales son USB 3.0), 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Me ha gustado la presencia de un puerto USB en la parte trasera del lateral derecho, que comparte con el lector de tarjetas y el conector de alimentación, estando la delantera ocupada por la unidad óptica, pero considero mejorable la distribución de los puertos en el lado izquierdo, que es donde están la mayoría de ellos.

El ruido generado por su único ventilador, que nunca se detiene del todo, es casi inapreciable durante un uso ligero, elevándose sensiblemente en condiciones de carga, un escenario en el que resulta claramente audible, aunque sin llegar a ser molesto en ningún momento, mientras que tanto las temperaturas de las superficies exteriores como las de los componentes internes permanecen dentro de limites razonables en todo momento.

Aunque el CX62 7QL cuenta con la función Cooler Boost, que aumenta la velocidad de los ventiladores (y el ruido) para mejorar la refrigeración, ni siquiera en condiciones de carga extrema (CPU y GPU al 100% durante un largo periodo de tiempo) sería necesario recurrir a esta función.

Uno de los principales puntos débiles del antiguo CX62 6QD es la escasa autonomía proporcionada por su batería, que apenas alcanza las 2 horas de uso ligero (navegación con Wifi), una cifra mejorada ampliamente por un CX62 7QL que, gracias a su mejor eficiencia energética, supera las 4 horas y media en este escenario.

Como es habitual en modelos MSI, el CX62 7QL-047XES se entrega con FreeDOS instalado, un sistema operativo muy limitado que será necesario reemplazar, si o si, con un sistema operativo más potente, ya sea gratuito como Ubuntu Linux o Linux Mint, o de pago, como Windows 10 (una licencia nos costará alrededor de 100 €).

3 comentarios:

Oscar Salamanca Marin dijo...

Hola Kullman,

Lo primero felicitarte por tus consejos.

Tenía un Toshiba Qosmio f30-111 que desgraciadamente murió hace muy poco aunque me ha durado 11 años toda una maquina.

Tengo que comprar un nuevo portátil para substituirlo y buscaba uno que me de un rendimiento similar al que me ha dado este, aunque ya no me puedo gastar tanto como en su día, lo utilizo principalmente para multimedia, navegación y para trabajo en casa pero solo con documentos tipo office.

Me gusta el MSI CX62 7QL-046XES (el 046 es el que es Full HD), me lo recomiendas? No tengo problema por el SO puedo instalar windows y office sin problema. Mejor windows 10 o 7 para este equipo? Sabes de algún sintonizador de TDT HD USB bueno para este equipo? Muchas gracias de antemano.

Kullman dijo...

Particularmente, me gusta más el Lenovo Ideapad 700-15ISK con Core i5-6300HQ, 8 Gb. DDR4, Geforce GTX 950M y pantalla IPS Full-HD por 700 €.

Oscar Salamanca Marin dijo...

Muchas gracias Kullman por tu consejo.