viernes, 13 de enero de 2012

Ideas para auto-regalarse: Home Cinema económico


Ya sea porque los Reyes nos hayan dejado dinero como regalo (suele ser habitual cuando los "Reyes" en cuestión no son muy duchos en tecnología), porque no han sido demasiado generosos y queremos darnos un capricho, porque la fiebre consumista de las rebajas nos invade o, simplemente, porque hoy es hoy (la frase de los bombones), lo cierto es que enero es un gran mes para hacernos regalos tecnológicos.

Una de las posibilidades que nos podemos regalar es un Home Cinema, un equipo que, actualmente, es casi obligado por la escasa calidad de sonido de las TV LED (que al ser tan finas no cuentan con espacio para unos altavoces decentes), y que mejoraran considerablemente la experiencia al ver películas o series, sobre todo si estas cuentan con sonido envolvente (Surround Sound).

Dentro de este segmento existen múltiples opciones y combinaciones y, aunque el vendedor de Media Markt os intentara vender que lo mejor es comprar un amplificador de 300 euros por un lado, y varios altavoces de 300-400 euros por otro, lo cierto es que muy pocos bolsillos pueden permitirse ese nivel de sofisticación (2.000 euros por un home cinema), ni muchos oídos discernir la diferencia entre unos buenos altavoces y unos excelentes (los míos entre ellos).

Otro de los consejos que nos dará nuestro amigo el vendedor de Media Markt, es que para un salón de tamaño medio (25 o 30 m2) son necesarios más de 1000 Watios de potencia, cuando la realidad es que con 300 W. (de los cuales 75 W. corresponden al subwoofer) es más que suficiente para esta superficie, mientras que una mayor potencia solo nos servirá para torturar a nuestros vecinos cuando veamos una película o escuchemos música.

Una de las primeras preguntas que debemos hacernos al comprar un home cine es cuanto nos vamos a gastar, dado que, aunque gastar mucho dinero no garantiza una mejor experiencia, cuanto más alto sea nuestro presupuesto mejor será el equipo que nos podremos comprar. Mi intención con esta entrada es ofrecer información y opinión sobre diferentes soluciones de cine en casa económicas (entre los 100 y los 200 euros) que, aunque pueden quedarse un poco cortas para los melómanos, deberían ser suficiente para la mayor parte de los usuarios.

MENOS DE 100 EUROS

Aunque existen una gran cantidad de modelos 5.1 por debajo de 100 euros, la mayor parte de las mismos cuentan con una potencia inferior a los 100 W. RMS, es decir, suficiente para su uso con un PC o una consola, pero algo escaso para ver cine o escuchar música, para lo cual sería conveniente disponer de, al menos 200 W. RMS.

Una de las mejores opciones existentes por debajo de 100 euros es el Samsung HT-D330, un sistema de altavoces 5.1 con una potencia total de 330 W. (51 W. cada uno de los satélites y 75 W. el subwoofer), y que hace unos meses rondaba los 200 euros en la mayor parte de las tiendas, contando además con un diseño discreto en negro mate que no desentonara en la mayor parte de los salones.

La principal desventaja de este modelo es la integración del amplificador en el DVD incluido en el set, lo cual dificultaría considerablemente la utilización de estos altavoces con otro aparato de DVD, Blu-Ray o reproductor multimedia diferente, para lo que deberíamos recurrir a la entrada de cable óptico incluida.

MENOS DE 200 EUROS

Por poco mas de 150 euros es bastante sencillo encontrar modelos de cierta calidad como, por ejemplo, los JBL SCS 178 Cherry, un sistema de altavoces 5.1 de 475 W. (75 W. cada satélite y 100 W. el subwoofer que, según cuentan sus propietarios, es una de las mejores opciones por debajo de 200 euros (hace menos de un año costaban mas de 300 €), ofreciendo un sonido muy nítido y lleno de matices, y unos buenos graves.
Aunque cuentan con un diseño en color madera muy atractivo, no tengo del todo claro si estos altavoces son realmente de madera (lo que teóricamente mejoraría el sonido) o si es solo el aspecto exterior de los mismos.
Una de las ventajas de este modelo es que el subwoofer cuenta con un sencillo amplificador integrado (pendiente confirmación), lo que nos permitirá conectar nuestro reproductor multimedia favorito al subwoofer sin necesidad de contar con un amplificador externo (que podría significar perfectamente 100 euros más).

Como decía, es uno de esos productos de los que se cuentan maravillas en los foros especializados, y todavía no he visto ningún comentario negativo respecto a los mismos.



Visto que los SCS 178 están descatalogados, que tras mirar el manual no me ha quedado nada claro que se puedan conectar directamente a un DVD o reproductor multimedia a través de cable óptico, y que no he sido capaz de encontrar ningún amplificador 5.1 por menos de 200 euros, he decidido retirar esta parte de la entrada (ponerle color gris) y seleccionar un home cinema tradicional de menos de 200 euros que, aunque no tenga tanta calidad como los SCS 178, ofrezca un montaje algo más sencillo que estos.

Una posible opción sería el Pioneer DCS-202K (189 € en Redcoon), que a pesar de ser el modelo más básico de esta marca ofrece buenas características, aunque dependiendo de si nuestro salón es muy grande (más de 20 metros cuadrados) se podría quedar un poco corto de potencia, contando únicamente con 210 W. RMS (5 satélites de 30 W. cada uno, y 60 W. en el subwoofer).


Al igual que en el modelo Samsung anteriormente comentado, es el aparato de DVD el que actúa como amplificador, contando con un gran botón de volumen en su parte central, y unos botones prácticamente invisibles en la parte superior del aparato. Cuenta además con salida HDMI, y re-escala el contenido en calidad DVD a alta definición.

Aunque, en general, se trata de un buen equipo, la ausencia de entrada de cable óptico hace que no sea posible aprovechar el sistema 5.1 desde un reproductor multimedia externo, el cual podríamos conectar únicamente a través de la entrada auxiliar estéreo.

Otra opción mas viable seria el Phillips HTS 3541/12 (175 € euros en Redcoon), un sistema 5.1 de 300 Watios RMS (50 W. por cada uno de los 6 altavoces, incluyendo el subwoofer que, en mi opinión, se queda algo justo), que incluye además un reproductor de discos blu-ray.



Este ultimo cuenta con buenas capacidades como reproductor multimedia, siendo posible reproducir, además de CDs, DVDs o discos blu-ray, otros formatos de video como AVCHD, DivX Plus HD, MPEG1, MPEG2 o MPEG4, tanto desde discos como desde una unidad de almacenamiento USB.

Otra de las ventajas de este modelo es su compatibilidad con los estándares Dolby TrueHD y DTS-HD, dos de los estándares de audio digital más actuales, lo que garantiza un excelente sonido al reproducir discos Blu-ray.

Llama la atención la presencia de una entrada de red Ethernet en la trasera de este dispositivo, la cual solo nos permitirá acceder a videos de Youtube y álbumes de Picasa, no siendo posible navegar por internet desde el mando (lo cual hubiese sido un punto más a favor del dispositivo).

Una de las cosas que más me han convencido de este modelo es la presencia de 2 entradas de audio digital, tanto por cable óptico como por cable coaxial, sin olvidarnos de la habitual entrada de sonido analógico (Aux-In), lo que nos permitirá conectar hasta 3 dispositivos externos a este sistema.

El dispositivo cuenta además con una cuarta entrada de audio en el frontal, el cual es válido para conectar cualquier reproductor de música (no solo iPhone o iPad como sugiere la descripción de marketing). Este conector, bautizado por Phillips como Music iLink, es un simple conector Jack de 3,5 mm. a través del cual podemos conectar el dispositivo a la toma de auriculares del reproductor de música que deseemos.

En cuanto a la calidad de sonido, este modelo ofrece, según las opiniones que he leído, un sonido bastante bueno, que destaca por su claridad y definición, aunque obviamente no tan bueno como los mencionados SCS 178.

Lo que menos me gusta de este modelo es la estética del mismo, no solo por el acabado negro brillante de los satélites, que desentonaran en un salón de estilo clásico, sino también por el aspecto descubierto de los mismos que, en mi opinión, le da a los altavoces un aspecto demasiado agresivo.

(Sigue en Ídeas para auto-regalarse: Home Cinema económico (y 2) Colocación y Cableado)

6 comentarios:

Joan dijo...

No sé si acabo de entender lo de la desventaja del Samsung HT-D330 (lo de la integración del amplificador en el DVD incluido en el set etc.), es que soy bastante analfabeto en temas de sonido.
¿Lo que estás diciendo es que, por ejemplo, no puedes enchufar estos altavoces a un ordenador?

Ryuseiken dijo...

Buena entrada, a mi lo que me duele es el tema de los cables, se de alternativas vía wifi pero solo de pasada.

A mi lo que me interesa no es tener DVD ni nada de eso, tengo de sobras con mi PS3 y cable óptico, supongo que esa configuración es suficiente, no?.

Luego esta la duda de colocación de los altavoces & cables que sin informarse bastante no seria optimo.

Tengo ganas desde hace tiempo montar uno en el comedor, el mio es rectangular tirando a estrecho y no se si eso jugaría en mi contra para poder disfrutarlo con calidad.

Un saludo.

Kullman dijo...

Podrías enchufar los altavoces de dos maneras, mediante la entrada auxiliar (que es estereo), o mediante cable optico (que ahi si aprovecharias el surround).

-

Sobre los cables, tenia intencion de contar mi experiencia al colocar los mios, que sonaban como en el cine o mejor aun, y la manera de esconder los cables, pero se me hizo tarde, me estaba durmiendo... y lo cerre asi.

Pau dijo...

Cuenta cuenta!

Yo veo series a traves de un disco duro multimedia o un portatil, los 2 conectados a la tele, una panasonic de plasma d 50, por HDMI...el home cinema lo tendre q conectar a la tele, o al disco duro/portatil??

Gracias

Dani dijo...

Con perdón, pero existiendo el HDMI desde hace años no entiendo porque lo complican tanto. Hablar de conexiones ópticas me suena a chino.
Estuve buscando en vano las características (conexiones básicamente) del Samsung este (en su web solo ponen el HT-C330), pero me imagino que no tiene HDMI, y que eso supongo es lo que estaba diciendo el sr. Kullman.
Con perdón, pero una cosa es un sistema de altavoces 5.1, otra un reproductor DVD con altavoces (como este samsung), y yo nunca le he encontrado la gracia a los DVD... irá a gustos, en fin.

Kullman dijo...

Pues no, no tiene HDMI el DVD este, solo componentes, lo cual es una putada gorda, pero es lo que hay (por eso es tan barato).

En realidad el Home Cinema deberia tener, por definicion, un DVD, pero generalmente suele ser mejor si montas el DVD por un lado y el sistema de altavoces por otro.

Me consta que las PS3 llevan, por definicion, salida de cable optico, lo mismo que muchos reproductores multimedia (recuerdo que el ExtremeVision de Avermedia, por ejemplo, lo llevaba), y tambien existen DVDs que cuentan con esta misma salida.

Asi las cosas, se podria usar el DVD que viene con el home cinema como cutre-amplificador, y conectar otro dispositivo a la entrada de cable optico para aprovechar el 5.1.