miércoles, 20 de mayo de 2009

Estanterias Muebles Pitarch / Bricoking ( y II )

Bueno, tras haber montado tres estanterías tipo Duna creo ser una voz autorizada para opinar sobre ellas, la calidad de sus acabados, y las incidencias de su montaje.

En general mi opinión de estas estanterías es bastante mala, sus acabados dejan bastante que desear, y en el montaje, aparte de algún error de bulto, hay muchas posibilidades de dañar la estantería, aun siguiendo al pie de la letra las instrucciones de montaje.

La caja, aunque pesa bastante, tiene un tamaño bastante contenido. Al abrir el embalaje nos encontramos todas las piezas perfectamente encajadas en su interior, donde no queda un milímetro libre. Además de las piezas de montaje (Base, Techo, 2 paredes y 5 baldas, 3 chapas para usar como fondo), tenemos las 4 piezas de plástico que harán las veces de patas, la bolsa de tornillos y 2 piezas de plástico que nos servirán para unir las chapas del fondo de la estantería entre si.


En una inspección preliminar compruebo que la calidad de los acabados no es buena, algunos bordes canteados no están bien lijados en sus uniones con las piezas, y las partes no canteadas no han sido lijadas correctamente, de manera que existe la posibilidad de clavarte alguna astilla al manipular las piezas. En varias piezas, sobre todo en las piezas base/techo, venían las uniones entre la pieza principal y el borde redondeado tapadas por una tirita de chapa, que queda como el culo, que en muchas ocasiones viene mal fijada, y que yo decidí retirar por razones estéticas.


No me gusta que el fondo este dividido en tres piezas, y menos aun que el método escogido para la unión sean unas piezas de plástico con un tono diferente al de las piezas, de manera que una vez montado el mueble, estas uniones se verán a simple vista.

En cuanto a las piezas que harán de patas, pese a tener un exterior de color metálico son de plástico, y no parecen muy resistentes, aunque espero que cumplan su función, estas piezas llevan un espacio para una base circular de goma o fieltro, pero no viene incluida con el mueble, así que he tenido que comprarlas en un Todo A 100.

Las piezas que servirán para colocar las baldas también son de plástico, y aunque no me parece un mal sistema, hubiera preferido que las baldas ya viniesen preparadas para encajares directamente, sin piezas adicionales.

Un punto fuerte de estos muebles son los tornillos, los cuales parecen de una calidad bastante aceptable, sin embargo, en la ultima estantería que monté no había ni una sola de las 30 puntas que deberían venir con la estantería.

MONTAJE


Las herramientas que he usado las compre en el Lidl hace un par de meses, y consiste en un maletin de herramientas bastante completo por menos de 30 euritos.


Empezamos montando la estructura principal, llama la atención que las piezas destinadas a la parte superior e inferior sean iguales entre si, es decir que ambas valen para las dos posiciones, al igual que las partes de las paredes, que pueden valer tanto para la derecha como la izquierda.

También sorprende que la unión entre las piezas no requiere el uso de piezas de unión de madera encoladas, lo que es norma habitual en la mayor parte de los muebles kit, sino que se unen únicamente con tornillos de cabeza allen, aun así el montaje resulta bastante sencillo y se puede realizar por una única persona.

En un gran error en la metodología de montaje, las piezas que harán de patas tapan los tornillos de unión entre las piezas de la estructura principal, lo que significa que deberemos atornillar estas piezas, estando la estructura ya montada, en una posición bastante incomoda.


Los agujeros que deberían servir como guia para el atornillado de las patas están situados justo en la junta entre el cuerpo principal de la pieza y el borde redondeado, así que si intentase atornillar en ese agujero tal y como me sugieren en las instrucciones de montaje, es muy posible que este borde redondeado se desprendiese de la pieza, y en cualquier caso quedaría bastante mal.

Una vez tenemos la estructura principal montada, llega el momento de clavar el fondo (aunque no vienen clavos en la bolsa de tornillos, la caja de herramientas del LIDL, verdadera salvadora en esta ocasión, trae unos cuantos clavos similares), tras dos estanterías y ya con algo de experiencia en esta operación, fijamos bien la primera chapa, colocamos la junta en el borde de esta, y colocamos la segunda chapa, la fijamos clavandola aun mejor que la primera, ya que esta quedara en el medio de las otras dos, y colocamos la otra junta, fijamos la ultima chapa, y fijamos definitivamente las chapas en la parte trasera del armario, mención especial merece la grapadora de la caja de herramientas del LIDL, con la cual fijar estas chapas es mucho mas cómodo que con los clavos que deberían venir en la bolsa de tornillos.


En ocasiones anteriores, habiendo clavado las puntas rectas en el aglomerado, se produjeron roturas en los bordes de las piezas de la estructura principal, demostrando tener poca resistencia, el secreto esta en clavar las puntas inclinadas hacia dentro, de esta manera es mas improbable que se produzcan roturas.

Tras colocar la estantería en su lugar colocamos las baldas, vemos que al colocar los topes de apoyo de las baldas, que son tornillos, la chapa alrededor de los agujeros para estos estalla, quedando bastante poco estético, afortunadamente, la balda tapa tanto el tornillo, como el estallado.

Al encajar las baldas noto que entran bastante justas, teniendo que forzar la estantería al colocar alguna, y produciéndose una rotura en una de las paredes (he dicho ya que son de mala calidad?).

En cuanto a la estabilidad de las estanterías, podía ser mejor y peor, aun así se hubiera agradecido un sistema para fijarlas a la pared, lo cual daría mayor seguridad una vez llena de libros, yo por mi parte tengo intención de fijarla, aunque el sistema me lo tendré que inventar yo.

Como podéis ver el fondo de la estantería no es muy estético, con las dos tiras plásticas esas en el medio, pero una vez este lleno de libros no cantara tanto, espero.


OPINIÓN FINAL

Estoy seguro que habrá estanterías chinas aun peores que las de Muebles Pitarch, sin embargo si comparamos estas con las estanterías de IKEA, o las de las promociones de LIDL, estas quedan mucho mas abajo tanto en calidad de los materiales, como en el montaje de las piezas.


Si estas pensando en comprar estas estanterías, te recomiendo que no lo hagas.

Recomiendo no usar nunca estas estanterías en habitaciones infantiles, funcion para la que parecen diseñadadas por sus bordes redondeados, dado que es muy posible que los niños se hagan daño tanto con los bordes mal lijados de las piezas o por las roturas en las piezas.

3 comentarios:

Celtia dijo...

Tienes muchísima razón en todo lo que comentas, las estanterías modelo Duna no destacan precisamente por su calidad, aunque para mí, lo peor ha sido el sistema ese de flejes de plástico para unir las piezas que forman el fondo de la estantería, que resulta incómodo de montar y que una vez montado queda bastante feo. También sería de agradecer un acabado más cuidado de los cantos, pues a la que te descuides manipulando las piezas durante el proceso de montaje te ganas como mínimo un arañazo (en mi caso, tres, torpe que es una!!!).
Pero en fin, eche o que hai!!! Espero que al menos, a partir de ahora, una vez montadas y colocadas, cumplan su función de un modo mínimamente digno.
Un saludito.

Anónimo dijo...

Yo tengo varias estanterías de Pitarch y creo que la relación calidad / presio es insuperable.
Me dan grima las estanterías similares de Ikea.

Kullman dijo...

Pues me gustaria saber si Pitarch ha cambiado la calidad, porque las que yo tengo son perrunas... y para prueba solo tienes que ver las fotos... el aglomerado es peor que las de los chinos...

De Ikea solo tengo un mueble (no tengo ninguno cerca), una vitrina color castaño que me costo sobre 100 €, y la calidad es mucho mejor, la verdad.