martes, 25 de julio de 2017

Tablet Windows 12": Microsoft Surface Pro 2017 (Core i7-7660U)

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-7660U  (2,5 Ghz. / TDP. 15 W. / 4 Mb. cache L3)
Memoria RAM: 16 Gb. de memoria LPDDR3 a 1.866 Mhz.
Almacenamiento: SSD de 512 Gb. con interfaz BGA.
Sistema operativo: Windows 10 Pro (64 bits)
Red: Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel Iris Plus 640 (Integrada).
Pantalla: Táctil Pixelsense 12,3" (2736x1824) con tecnología IPS.
Dimensiones: 292x201x8,5 mm.
Peso: 786 g.
Otros: Puerto USB 3.0 de tipo A, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas microSD, conector para dock, módulo TPM y dos cámaras (frontal de 5 Mpx. y trasera de 8 Mpx.).

Precio (Actualizado 03/08/2017):
- Amazon.es : 2.499 € (IVA incluido)
- Microsoft Store : 2.499 € (IVA incluido)
- Fnac : 2.499 € (IVA incluido)

Más información
- Página Oficial
- Review en Notebookcheck.net (en inglés)
- Review en CNET (en inglés)
- Review en PcMag (en inglés).

AVISO: He decidido comentar, en primer lugar, la Surface Pro con Core i7, y dedicar una entrada aparte a la versión con Core i5, pues presenta varias diferencias importantes con respecto a esta

Un año y medio después de la aparición de la Surface Pro 4, en su momento una de las tablets Windows más avanzadas, sale al mercado la quinta generación de este modelo, que en esta ocasión prescinde del número final, y recibe el nombre de Surface Pro "a secas", una designación a la que la mayoría de los medios han añadido el presente año para diferenciarla de la primera generación de este modelo que, aparecida el año 2013, tampoco llevaba número.

Apenas se aprecian cambios en el diseño de la carcasa, que continúa siendo de una sola pieza (lo que se da en llamar unibody), y está fabricada en una aleación de aluminio, siendo borde ligeramente redondeado de las esquinas, que antes eran más afiladas, el principal cambio estético en este modelo, que al igual que la de su predecesora presenta un elegante acabado en color gris plata.

Pese a su reducido peso de solo 786 gramos (la versión con Core m3 pesaría 20 gramos menos), la carcasa de este modelo proporciona una gran solidez y resistencia, no solo en la cubierta, que aun presionando con fuerza no cede prácticamente nada, sino también en la pantalla, que estaría cubierta, en teoría por una lámina de Corning Gorilla Glass 4, aunque no he podido confirmar este extremo.

Mención aparte merece el nuevo pie de soporte, que mantiene la gran firmeza de su predecesor con un mayor ángulo de apertura, que llega ahora hasta los 170 grados.

El mayor defecto de este modelo es, sin duda, la escasa selección de puertos disponible, que se limita a un único puerto USB 3.0 de tipo A (ni USB 3.1 de tipo C, ni Thunderbolt 3), una salida de vídeo miniDisplayPort, un lector de tarjetas microSD, y el conector de auriculares.

Esta carencia se podría subsanar, en parte, mediante la utilización del "Surface Dock" que, conectado al puerto de conexión del teclado, añade 4 puertos USB 3.0 de tipo A, 2 salidas miniDisplayPort, un conector de audio, y un puerto Gigabit Ethernet, contando además con un enganche para candado Kensington.

Microsoft apuesta en este modelo por un potente microprocesador de bajo consumo Intel Core i7-7660U a 2,5 Ghz. que, apenas un 15% inferior al Core i5-6300HQ de cuatro núcleos, permite realizar funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles moderadamente exigentes.

Gracias a la tecnología TurboBoost, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 4 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está en uso, o 3,8 Ghz. cuando ambos lo están.

Es compatible además con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, así como con las instrucciones AES-NI, AVX2 y TSX-NI, o funcionalidades profesionales como vPro.

Es destacable la presencia de un chip TPM (Trusted Platform Module), una tecnología habitual en modelos profesionales que permite almacenar claves de cifrado seguro (vendría desactivado por defecto), para mejorar la seguridad de datos sensibles.

Dispone de 16 Gb. de memoria LPDDR3 a 1.866 Mhz., y una unidad SSD de 512 Gb. con interfaz BGA, que sería compatible con NVME (PCIe 3.0 X4), ofreciendo velocidades de transferencia superiores a las unidades tradicionales, pero no serían tan rápidas como las unidades NVME con interfaz M.2.

Tanto la memoria como la unidad SSD van soldadas en la placa, y no sería posible sustituirlas o ampliarlas, aun si llevásemos a cabo la difícil tarea de abrir este dispositivo.

Integrada en el microprocesador Core i7, su gráfica Intel Iris Plus 640 contaría con 64 Mb. de eDRAM, una rápida memoria que también podría ser utilizada como caché por el propio microprocesador a la hora de realizar funciones avanzadas, ofreciendo un rendimiento equivalente al de la Geforce 930M, y una experiencia de juego aceptable (detalles bajos en resolución HD) con la mayoría de títulos actuales, tales como Prey o Warhammer 40.000: Dawn of War III (ambos de 2017).

Esta gráfica ofrece también unas excelentes capacidades de reproducción multimedia, siendo capaz de decodificar contenido 4K en H.265 por hardware, así como la posibilidad de conectar, en teoría, 3 monitores de manera simultánea.


Además de una alta resolución (2736x1824), la pantalla Pixelsense de 12,3" ofrece un muy alto valor de brillo que permite su uso en exteriores, aun cuando su superficie es brillante, así como un excelente valor de contraste, una gran fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios, gracias a la tecnología IPS.

Su interfaz táctil, que soporta hasta 10 contactos simultáneos, ofrece una excelente respuesta, siendo posible adquirir un lápiz óptico con puntas intercambiables (incluye 4 diferentes) que reconoce 1.024 niveles de presión, y utilizar el dispositivo como si de una tableta digitalizadora se tratase.

Existe también un accesorio que, bajo el nombre Surface Dial, ofrece una interfaz giratoria que, en aplicaciones compatibles, puede utilizarse para diversas funciones, como cambiar entre distintas herramientas, hacer zoom, girar la imagen, cambiar el color del trazo, etc.

Microsoft apuesta en este modelo por una tarjeta de red Marvell Avastar Wireless-AC que, además de conectividad Wifi-AC, soportaría la versión 4.1 de Bluetooth.

Al igual que la Surface Pro 4, este nuevo modelo cuenta con dos cámaras, una frontal de 5 Mpx. que sería adecuada para videoconferencias y poco más, y una trasera de 8 Mpx. con Autofocus que, si bien no ofrece una gran calidad, es suficiente para realizar fotos rápidas.

Aparte del cargador, sensiblemente más grueso que la tablet (25 mm.), Microsoft no incluye ningún accesorio con este modelo, siendo posible adquirirlos por separado.



De esta manera, será necesario gastarnos 180 € adicionales si queremos adquirir la "Funda con Teclado para Surface Pro Edición Signature" (310 gramos), que presenta superficies aterciopeladas (alcántara) en color gris cobalto o gris platino, así como un teclado "en isla" que, retroiluminado en color blanco, ofrece una buena experiencia de escritura gracias al adecuado recorrido al pulsar y el buen tacto, y un pequeño Clickpad cuya superficie sería también aterciopelada, y que ofrecería una buena respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles

También la Type Cover de la Surface Pro 4 (bastante más económica) sería compatible con este modelo, que cuenta con una superficie lisa y suave, y estaría disponible en colores negro, azul y azul claro, contando con un teclado "en isla" y un Clickpad que, excepto por la ausencia de retroiluminación, nada tienen que envidiar a los de la Edición Signature.

Completamente silencioso con un uso ligero, durante el cual el único ventilador con el que cuenta este modelo permanece desactivado, el ruido generado por este es bastante contenido aun bajo carga, mientras que las temperaturas exteriores del dispositivo permanecen dentro de límites razonables en todo momento.

No todo son buenas noticias en lo que al sistema de refrigeración se refiere, pues por la elevada temperatura alcanzada por su potente microprocesador, el rendimiento de este se reduce sensiblemente (entre un 20 y un 25%) tras unos minutos de máxima exigencia, un comportamiento que recibe el nombre de "throttling", y que provoca que el Core i7-7660U rinda como un Core i7-7500U en operaciones que requieren un elevado uso de microprocesador durante un tiempo prolongado de tiempo, como puede ser la compresión de vídeo, por ejemplo.

Excepto por la ausencia casi total de graves, por otro lado normal en un dispositivo de este tipo, y la falta de profundidad que esto conlleva, sus altavoces estéreo proporcionan una buena calidad de sonido y un adecuado nivel de volumen.

Aunque lejos de las 13 horas y media prometidas por el fabricante, la batería integrada de la Surface Pro le permite alcanzar una larga autonomía real de hasta 8 horas de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con la versión profesional de Windows 10 (64 bits) preinstalada y con su correspondiente licencia.

5 comentarios:

Berto dijo...

Me gustaría que me aconsejaras un portátil para llevar a clase todos los días y programar con el. Mi presupuesto alrededor de los 400 euros. Un saludo

Kullman dijo...

Buenas Berto.

Mucho me temo que el presupuesto es bastante limitado para un modelo que, como dices, se va a utilizar para programar, pero bueno.

Mi recomendación va para el Dell Vostro 3568 con Core i3-6100U, que costaría 399 €.

Berto dijo...

OK. Muchas Gracias. Supongo que sería recomendable que tuviera 8GB de RAM y en cuanto a la pantalla, al pasar muchas horas delante, ¿sería mejor mate?

Kullman dijo...

8 Gb. estaría bien, pero no lo vas a encontrar (con Core i3) por menos de 400 €.

La única ventaja real de que sea mate, es la de evitar los reflejos.

Berto dijo...

Muchas gracias. Voy a esperar a ver si sale alguna oferta.