martes, 24 de febrero de 2015

Portátil para juegos 13: MSI GS30 2M-035ES Shadow

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-4870HQ (2,5 Ghz. / TDP: 47 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR3L a 1600 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: SSD 256 Gb. M.2. (2x128 Gb.)
Sistema operativo: Windows 8.1 (64 bits).
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel Iris Pro 5200 (Integrada).
Pantalla: 13,3" Full-HD+ (1920x1080) con tecnología LED.
Dimensiones: 320x227x20 mm.
Peso: 1,2 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.0, salida VGA, salida HDMI, puerto Gaming Dock, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 31/10/2016)

Fnac.es : 1.804,10 € (IVA incluido)
Amazon.es : 1.809,28 € (IVA incluido)

Más información
Página oficial

Reseña en Notebookcheck.net (en inglés )
Reseña en Tek.no (en inglés traducido del noruego)


Hace un par de meses os comentaba mis impresiones sobre el Alienware 13, un ultraportátil para juegos que, mediante una caja externa denominada "Alienware Graphics Amplifier",  ofrecía la posibilidad de utilizar una tarjeta gráfica de sobremesa para mejorar la potencia 3D, un concepto que, aunque no es nuevo (llevan apareciendo productos desde hace ya varios años), no se había visto en un portátil de serie hasta ese momento.

Aunque, para el usuario, es un concepto tremendamente interesante, pues nos permite evitar que nuestro portátil se quede desfasado, la propuesta de Alienware no está exenta de defectos, y no me refiero únicamente a la reducida potencia de su microprocesador Core i5 de bajo consumo (un gran problema), sino también el número de carriles PCI Express, 4 como máximo (4x) por las limitaciones de la conexión de la caja externa con el portátil.

Basado en un concepto similar, MSI va un paso más allá con su "Gaming Dock", un accesorio incluido con el ultraportátil GS30 2M que, como el "Alienware Graphics Amplifier", pero que no se conecta mediante un cable, sino que su base cuenta con un conector que se acopla en una base docking situada en la caja, lo que mejora sensiblemente el ancho de banda y permite, no solo mejorar el numero de carriles PCI Express hasta 16 (16x) para sacarle todo el jugo a la gráfica externa, sino también añadir un disco duro de 3,5" accesible cuando el portátil esta acoplado, ampliar la conectividad con varios puertos USB 3.0, Ethernet y multimedia, o mejorar el sonido mediante la integración de un sistema de altavoces 2.1 de alta potencia (15 W. RMS).

No es la "Gaming Dock" el único aspecto llamativo del nuevo MSI GS30, un modelo que integra un potente microprocesador Core i7 de 4 núcleos en un chasis de apenas 20 mm. de espesor y con solo 1,2 Kg. de peso, que lo sitúan a la altura de modelos ultraligeros como el Toshiba Portégé Z30 o el nuevo Dell XPS 13.

Su diseño exterior, bastante discreto para un modelo de estas características, presenta superficies de color negro tanto en la base, como en el área de trabajo, el marco de la pantalla o la cubierta, siendo el dragón rojo presente en esta última, y un par de finas bandas retroiluminadas en color blanco (en las esquinas frontales del portátil) los únicos detalles que nos recuerdan que es un portátil para juegos.

Curiosamente, esas bandas blancas han sido uno de los aspectos más criticados del portátil, pues pueden resultar distractivas, y no existe forma de apagarlas.

Pese a su reducido peso y tamaño, el GS30 muestra una adecuada solidez, siendo necesario presionar con bastante fuerza para notar cierta flexión en el área de trabajo, mientras que, como es habitual en la mayoría de portátiles, la cubierta de la pantalla se hunde ligeramente al aplicar un poco de fuerza, aunque sin provocar efectos visuales en la pantalla (señal de que está adecuadamente protegida).

Gracias a su elevado rendimiento, equivalente al de determinados modelos de sobremesa como el Core i7-4770s, con el microprocesador de cuádruple núcleo Intel Core i7-4870HQ a 2,5 Ghz. no solo podremos realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD), sino también que, si mantenemos actualizada nuestra Gaming Dock, podremos disfrutar de cualquier juego actual y futuro durante un buen numero de años.

Por poner un ejemplo práctico, he visto algún equipo basado en el Intel Core i7-920 (un microprocesador de hace casi 7 años) y una gráfica Geforce GTX 770M (una gráfica actual) ofrecer una excelente experiencia de juego con Assasin's Creed: Unity en resolución Full-HD y detalles altos.

Este microprocesador es compatible con avanzadas tecnologías de Intel como vPro o las instrucciones TSX-NI, que se unen a las habituales AES-NI y AVX2, las tecnologías de virtualización de Intel VT-x y VT-d, o la segunda versión de TurboBoost que, si el temido throttling no lo impide, le permite elevar su velocidad hasta 3,7 Ghz. cuando solo uno de los núcleos se está usando, 3,6 GHz. cuando dos lo están, y 3,5 Ghz. cuando todos los núcleos se están usando.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR3 a 1600 Mhz. (un solo módulo) y dos unidades SSD de 128 Gb. con interfaz M.2 que, montadas en RAID-0, se muestran como una sola, con velocidades de transferencia cercanas al Mb/s. de lectura.

Al no contar con tapas de mantenimiento, es necesario retirar la base completamente, una acción que revelara dos zócalos de memoria y dos slots M.2, todos ellos ocupados en esta versión, siendo posible ampliar su capacidad hasta 512 Gb., si sustituimos las unidades de 128 Gb. existentes, por sendas unidades de 256 Gb. (valoradas en 100 €).





Todos los modelos de esta serie están equipados con la gráfica Intel Iris Pro Graphics 5200 integrada en el microprocesador Core i7, que proporciona un rendimiento equivalente al de una Geforce 840M, y que permite una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD estándar) con determinados títulos actuales como Call of Duty: Advanced Warfare (2014) o The Crew (2014), mientras que otros son jugables únicamente en detalles bajos, y algunos ni eso (caso de Assasin's Creed: Unity, por ejemplo).

Al no contar con gráfica dedicada, la versión comentada se presenta como una opción interesante tanto para jugadores como para usuarios profesionales pues, al quedar a nuestra elección la elección de la tarjeta gráfica, nos podríamos decantar por una nVidia Quadro M4000, por ejemplo, que proporcionara un mejor comportamiento en aplicaciones gráficas profesionales que la Geforce GTX 980M incorporada por la versión más potente, y cuyo precio sería, muy probablemente, apenas ligeramente superior al de está última.




Según he leído, la potencia de la tarjeta gráfica de sobremesa no se ve limitada, en ningún caso, por las peculiaridades del binomio portátil-docking, y ofrece resultados similares a los obtenidos por la misma tarjeta en un PC de sobremesa.

Gracias a su acabado mate, es posible utilizar en exteriores la pantalla de este portátil, un panel LCD de 13,3" con resolución Full-HD (1920x1080) con retroiluminación LED, que ofrece altos valores de brillo y contraste, y unos buenos ángulos de visión, si bien no llegan a la amplitud proporcionada por paneles IPS y equivalentes.

Mientras la tarjeta de red Killer E2200, compatible con Gigabit Ethernet, mejora el comportamiento en juegos online gracias a sus drivers especiales, la Intel Wilkins Peak 7260 proporciona compatibilidad con el último estándar Wifi-AC y Bluetooth 4.0, y soporta además WiDi (Intel Wireless Display), una tecnología que permite transmitir audio y video en HD a una TV compatible sin necesidad de cables.

Como indicaba anteriormente, la Gaming Dock cuenta también con una tarjeta de red Gigabit Ethernet de origen Killer, que se habilita cuando acoplamos el portátil.

Otras características del portátil incluyen 2 puertos USB 3.0, salida VGA, salida HDMI, puerto Gaming Dock, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Por su parte, la Gaming Dock añade 4 puertos USB 3.0 y 2 puertos multimedia (micrófono y auriculares), a los que habría que añadir los propios de la tarjeta gráfica, que cambian dependiendo del modelo empleado, así como un sistema de altavoces con 2 satélites de 5 W. y un subwoofer de esta misma potencia.




Retroiluminado en color blanco (este aspecto no es configurable), su teclado "en isla" proporciona una gran experiencia de escritura gracias al buen tamaño de sus teclas, y el adecuado recorrido al pulsar, mientras que su Clickpad, de buen tamaño, ofrece una buena respuesta y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

El único ventilador presente en el portátil permanece inactivo durante un uso ligero, lo que motiva que el portátil sea completamente silencioso, incrementando notablemente su velocidad de giro bajo carga, escenario durante el cual el ruido generado puede llegar a ser molesto para personas sensibles a este.

No parece que la Gaming Dock regule la velocidad de sus ventiladores dependiendo del calor generado en el interior de la misma, girando a máxima velocidad incluso cuando no estamos haciendo nada, lo que provoca que el ruido generado sea siempre bastante elevado, una circunstancia poco afortunada en un dispositivo que, por la conexión directa con el portátil, colocaremos encima de la mesa.  

Pese a su pequeño tamaño, los altavoces estéreo del GS30 proporcionan una adecuada calidad de sonido, si bien la ausencia de subwoofer motiva que los graves sean prácticamente inexistente.

En cuanto al sistema 2.1 de la Gaming Dock, se ven mermados por la escasa potencia de su subwoofer (lo normal es que un subwoofer tenga 4 veces más potencia que los satélites), lo que motiva que la calidad de sonido no sea la esperada en una solución externa como esta.

Uno de los principales defectos de este modelo reside en su decepcionante autonomía, que apenas alcanza las 3 horas y media de uso ligero con su batería integrada, una circunstancia que le resta versatilidad,

Se entrega con Windows 8.1 (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

5 comentarios:

Brakan dijo...

Hola, me encanta tu blog, es de los pocos que analiza portatiles como realmente le interesa a un comprador, dando los datos basicos para elegir entre uno y otro.
Dicho esto, creo que en el analisis hay un error, ya que en ningun lado he encontrado a la venta el GS30 con grafica dedicada. Todas sus configuraciones son con la iris pro, lo que añaden cuanto mas suba de precio la version, son mas ram, otro ssd y la grafica del dock.

Kullman dijo...

Pues no se donde has mirado, porque no es nada dificil encontrarlo en versiones con grafica dedicada, si estas dispuesto a pagar el precio, obviamente.

Brakan dijo...

Ya, pero es que si te fijas bien en el link, es la descripcion de pccomponentes (donde ponen los componentes en lista en todos sus productos) la que dice que tiene esa grafica (ademas dice gtx 970, nada de M y en el dock no dice nada de grafica cuando lleva la 970 de sobremesa en ese modelo), si lees el resto de la descripcion, la que contiene las fotos, que es la que da MSI con toda la publicidad de su producto, pone bien claro que solo tiene una Iris Pro. Lo mismo pasa en pcbox o pccoste, resumen gtx970M, luego en el resumen detallado, Iris Pro sin grafica dedicada, y la 970 solo en el doc. Y si te metes en la pagina de MSI, la unica opcion grafica del portatil, es una Iris Pro y te pone que la que viene incluida en el dock, es la variable segun versiones, tanto en la pagina española como en la americana.

Brakan dijo...

Incluso en la descripcion que me dices, aparte de no poner la M, dice 4Gb DDR5, cuando MSI en toda su gama, usa la 970M de 3Gb, tanto en los GS como los GT, seria raro que usara una version de 4Gb unicamente en ese modelo. Creo que solo he visto a Gigabyte usar la 970 de mas de 3 Gb en portatil, por lo menos que se venda en España.
Y encuanto a la version con GTX980M que no se vende aqui, MSI no la usa ni en 15", no creo que se la ponga a un 13".
Quiza te ha llegado la informacion mal pero parece que al subir de precio mejoran la ram,el disco duro añadiendo otro ssd en raid y la grafica del dock.
Una pena porque un portatil de ese tamaño con una grafica dedicada ya de por si muy potente y la opcion de acoplarle a version de sobremesa, da una perspectiva d vida mas que longeva, mientras que con la unica opcion de Iris Pro aunque esta bien, resta futuro como portatil.
Felicidades por tu blog, sigue asi, me encanta leerte, saludos.

Kullman dijo...

Pues puede que tengas razon, de momento pongo la entrada en cuarentena, y durante la tarde la modifico para referirme a la version economica, que en esa no existe duda.