viernes, 17 de agosto de 2018

Ultraportátil premium 13,9": Huawei Matebook X Pro (2018)

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-8550U (4x1,8 Ghz. / TDP: 15 W. / 8 Mb. SmartCache).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria LPDDR3 a 2.133 Mhz.
Almacenamiento: Unidad SSD de 512 Gb. M.2.
Sistema operativo: Windows 10 Pro (64 bits)
Red: Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel UHD Graphics 620 (Integrada).
Pantalla: Táctil 13,9" Full-HD (3000x2000) con tecnología LTPS.
Dimensiones: 304x217x15 mm.
Peso: 1,33 Kg.
Otros: 1 puerto USB 3.0 de tipo A, 2 puertos USB 3.1 (Gen2) de tipo C (uno de ellos soporta Thunderbolt 3), lector de huellas, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil, y webcam HD (1 Mpx.).

Precio (Actualizado 17/08/2018):
PcComponentes : 1.699 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial
Review en Notebookcheck.net (en inglés)
Review en Anandtech (en inglés)
Review en TechRadar (en inglés)

Posibles alternativas:
HP Spectre x360 13-AE001NS: 1.421,36 € (IVA incluido)
(Intel Core i7-8550U / 8 Gb. RAM / 256 Gb. SSD / Intel UHD Graphics 620 / Táctil 13,3" IPS Full-HD / Windows 10 Home / 1,29 Kg.)
Comentado en el blog

Dell XPS 13 9370 [37MWY]: 1.796,59 € (IVA incluido)
(Intel Core i7-8550U / 16 Gb. RAM / 512 Gb. SSD / Intel UHD Graphics 620 / 13,3" IPS Full-HD / Windows 10 Pro / 1,21 Kg.)
Comentado en el blog

Lenovo Yoga 920-13IKB: 1.409 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-8250U / 8 Gb. RAM / 256 Gb. SSD / Intel UHD Graphics 620 / Táctil 13,9" IPS Full-HD / Windows 10 Home / 1,37 Kg.)
Comentado en el blog

Recién llegado al mercado español, el nuevo Matebook X Pro es el actual buque insignia de la gama de portátiles del fabricante chino Huawei y, además de montar microprocesadores de octava generación (Kaby Lake-R), presenta varias diferencias importantes con respecto a su predecesor el Matebook X "a secas", como son una nueva pantalla con mayor resolución (3000x2000 frente a 2160x1080), o la extraña posición de la webcam, que va integrada entre las teclas "F7" y "F8".

Manteniendo la elegancia de la anterior generación, Huawei ha diseñado una carcasa completamente nueva que, en mi modesta opinión, le resta gran parte de su identidad, pues su diseño recuerda notablemente al del Macbook Air de 13,3", con superficies de color gris plata tanto en la cubierta, como en el área de trabajo o la base, siendo el marco de la pantalla, de color negro, la única parte del portátil que es, al igual que en el citado portátil Apple, de color negro.

Aunque ya estaba presente en la anterior generación, el generoso tamaño de su Clickpad (120x80 mm.), que cubre toda la vertical del reposamuñecas, es otro de los aspectos que recuerdan a los portátiles Apple, que fueron los primeros (si no recuerdo mal) en utilizar touchpads de estas dimensiones.



Muy limitada, su selección de puertos incluye un único puerto USB 3.1 (Gen1) de tipo A en el lado derecho, mientras que en el izquierdo encontramos dos puertos USB 3.1 (Gen2) de tipo C, uno de los cuales sería compatible con Thunderbolt 3, y el conector combinado de auriculares/micrófono.

Ambos puertos USB de tipo C pueden ser utilizados para cargar el dispositivo, así como conectarlo a una pantalla externa mediante un adaptador DisplayPort.

Reduciendo al mínimo el grosor de los marcos de la pantalla, los diseñadores del Matebook X Pro han conseguido integrar un pantalla de 13,9" en un chasis muy compacto que tiene, por ejemplo, una longitud 2 cm. inferior a la del citado Macbook Air de 13,3", y que tiene como principal damnificada a la webcam que, originalmente situada en el marco superior de la pantalla, se oculta ahora bajo una tecla que, situada entre el "F6" y el "F7", cuenta con un resorte que muestra la webcam al pulsar (como se ve en el gráfico adjunto), proporcionando un poco favorecedor plano de nuestra barbilla que, además, no se puede ajustar a nuestro gusto (la webcam solo tiene una posición).


Hay que decir, de todos modos, que la presencia de una pantalla de mayor tamaño (la del Matebook X de 2017 era de 13,3") motiva que el portátil sea un poco más voluminoso que la generación anterior, así como casi 300 gramos más pesado (de 1,05 a 1,33 Kg.).

Otras de las peculiaridades de este modelo reside en el lector de huellas integrado en el botón de encendido, que ya estaba disponible en la generación anterior, y que mejora la seguridad de acceso al equipo sin necesidad de recordar una contraseña.

Construido en aluminio, su carcasa proporciona una buena solidez que se evidencia en la gran estabilidad del área de trabajo, que apenas cede al presionar con fuerza, mientras que la cubierta, aunque también bastante rígida, se hunde ligeramente al aplicar algo de fuerza, sin que esta flexibilidad se transmita a la imagen de la pantalla.

Su sistema de bisagras, cuyo ángulo de apertura es de 150º, permite abrir el portátil con una sola mano, y mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil, con mínimas oscilaciones al accionar la pantalla táctil.

Animada por un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-8550U a 1,8 Ghz., la versión comentada en esta entrada nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles exigentes.

Este microprocesador es compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, o la segunda versión de TurboBoost, que permite al Core i7-8550U alcanzar una velocidad de hasta 4 Ghz., que no logra mantener durante más que unos instantes, reduciendo entonces su velocidad para evitar un calentamiento excesivo (como casi todos los portátiles actuales).

Dispone de 8 Gb. de memoria LPDDR3 a 2.133 Mhz., y una unidad SSD de 512 Gb. con interfaz M.2, que sería compatible con NVME.

Tras retirar completamente la base (no tiene tapa de mantenimiento), observamos que la memoria RAM va soldada en la placa, y no puede ser ampliada o sustituida.

Fuente: Brad's Hacks
Es necesario desmontar también el sistema de refrigeración del portátil para poder acceder al único zócalo M.2 con el que contaría este modelo, siendo posible reemplazar la unidad SSD "de serie" por una de mayor capacidad.

Además de muy buenas capacidades de reproducción multimedia, la Intel UHD Graphics 620 (integrada en los microprocesadores Kaby Lake-R) proporciona suficiente potencia 3D para obtener una fluidez adecuada, con detalles bajos y resolución HD, en títulos actuales poco exigentes como, por ejemplo, Fortnite (2018).

Existen versiones internacionales que montarían, a su vez, una potente gráfica nVidia Geforce MX150, cuya presencia no me parece necesariamente una virtud, pues motiva que el portátil se caliente más bajo carga, con las desventajas que esto conlleva.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en la buena calidad de su pantalla, un panel LPTS (el equivalente a IPS de Samsung) de 13,9" con una resolución de 3000x2000, retroiluminación LED, y acabado brillante que, un excelente nivel de brillo, ofrecerían un alto valor de contraste, una fidelidad de color muy buena, y unos ángulos de visión muy amplios tanto en el plano horizontal, como en el vertical.

Su funcionalidad táctil, que soporta 10 contactos simultáneos, ofrece una excelente respuesta y precisión, pero no soportaría, al parecer, el uso lápices ópticos (stylus) para dibujar o escribir.

Huawei ha apostado en este modelo por la Intel Dual Band Wireless-AC 8275 una "tarjeta" de red inalámbrica que, soldada en la placa, no sería posible reemplazar, y que soporta tanto Wifi-AC como Bluetooth en su versión 4.2.

Como es habitual en modelos de este estilo, el recorrido al pulsar de su teclado "en isla" es bastante corto, lo que repercute negativamente en la experiencia de escritura proporcionada por este, si bien su tacto, algo duro, contribuye a reducir esa sensación.



Retroiluminado en color blanco, y con dos niveles de intensidad, el funcionamiento de dicho teclado resulta bastante silencioso en todo momento.

En cuanto a su Clickpad, de gran tamaño, presenta una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una excelente respuesta y precisión, así como compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Situados en la parte frontal del portátil, su pareja de altavoces estéreo proporcionan una calidad de sonido bastante buena para un modelo de estas características, con un buen nivel de volumen, si bien el escaso nivel de graves recomienda el uso de auriculares o altavoces externos a la hora de disfrutar de contenido multimedia.

Completamente silencioso con un uso ligero, durante el cual el único ventilador permanece parado, activándose únicamente bajo carga, y generado un nivel de ruido que, aunque resulta claramente audible, no llega a resultar molesto en ningún momento.

En cuanto a las temperaturas en las superficies exteriores del portátil, permanecen dentro de límites razonables durante el uso normal del portátil.

La alta capacidad de su batería integrada, que con 57 Wh. es muy superior a la de su predecesor (40 Wh.), permite al Matebook X Pro superar las 9 horas de autonomía real (navegación con wifi).

Se entrega con Windows 10 Pro (64 bits) preinstalado y con su correspondiente licencia, que nos permitirá instalar de manera legal las versiones profesionales de Windows 7 o Windows 8.1.

2 comentarios:

jesus_2.s dijo...

Buenas noches Kullman, de la gama alta de ultrabooks cual ves mejor el nuevo zenbook s se que te falta por analizar, este Huawei o el Dell xps 13. Porque ya lo otro que barajo es el nuevo macbook pro 13 configurado con el i5 y 16 de ram. Gracias de antemano.

Kullman dijo...

Buenas Jesus_2_s.

Disculpa por la tardanza en contestar.

Aunque mis referencias sobre el Zenbook S son bastante buenas, tengo serias dudas de que vaya a llegar a España, y menos aun en las versiones con 16 Gb. de RAM (en Asus Iberia parecen creer que en España nos llega con 8 Gb.).

Sin contar con el modelo de Asus, creo que me quedo con el Dell XPS 13 9370.