martes, 3 de julio de 2018

Portátil avanzado 17,3": Acer Aspire 7 A717-71G-73EB

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-7700HQ (4x2,8 Ghz. / TDP: 45 W. / 6 Mb. Caché L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable hasta 32 Gb.).
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm.
Sistema operativo: Endless OS (Linux)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: nVidia Geforce GTX 1050 (2 Gb GDDR5).
Pantalla: 17,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología LED.
Dimensiones: 423x290x28 mm.
Peso: 2,9 Kg.
Otros: 3 puertos USB (uno de ellos 3.0) de tipo, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, lector de huellas, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 03/07/2018):
PcComponentes : 782,41 € (IVA incluido)
Amazon.es : 834,15 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial
Review en TechKalauz (en húngaro)
Review en Laptopmedia (en inglés)
Review en Notebookcheck (en inglés)

Posibles alternativas:
Asus ROG Strix GL753VD-GC009: 859 € (IVA incluido)
(Core i7-7700HQ / 8 Gb. DDR4 / 1 Tb. HDD  / nVIdia Geforce GTX 1050 / 17,3" IPS Full-HD / FreeDOS / 3 Kg.)
Comentado en el blog

Acer Aspire V Nitro VN7-792G: 699 € (IVA incluido)
(Core i7-6700HQ / 8 Gb. DDR4 / 1 Tb. HDD  / nVIdia Geforce 945M / 17,3" LED Full-HD / Linux / 3 Kg.)
Comentado en el blog

Equipado con una gráfica Geforce GTX 1050 y un potente microprocesador Intel Core i7 de consumo estándar, el Acer Aspire 7 A717-71G es uno de los escasos modelos de 17,3" que, diseñados como portátil multimedia, ofrece una potencia similar a las de portátiles específicos para juegos, sin el agresivo diseño asociado normalmente a este tipo de equipos, siendo una alternativa interesante para aquellos que, además de potencia, necesitan un modelo que pase desapercibido en entornos profesionales o académicos.

Tanto la cubierta como el área de trabajo son de color negro, y presentan un elegante acabado cepillado, siendo altamente susceptibles a la grasa de los dedos (es decir, que se ensucian con facilidad).

El marco de la pantalla y la base, en la que encontramos dos tapas de mantenimiento, son de color negro mate, y presentan un acabado liso.

Me ha decepcionado, por lo escasa, la selección de puertos integrada en este modelo, especialmente por la presencia de dos puertos USB 2.0 en la parte trasera de un lateral derecho en el que están acompañados por el puerto de alimentación, y el conector combinado de auriculares/micrófono, mientras que en la parte trasera del izquierdo encontramos el puerto RJ45 (Ethernet), la salida HDMI, un puerto USB 3.0 de tipo A, un puerto USB 3.1 (Gen1) de tipo C, un lector de tarjetas SD/MMC, y el enganche para candado Kensington.

Considero, por otro lado, que la separación entre los distintos puertos resulta algo limitado, lo cual puede provocar conflictos a la hora de colocar juntos un pendrive grueso y un cable HDMI, por ejemplo.

Aunque no es un modelo de orientación profesional, el Aspire A717-71G cuenta con ciertas características propias de este tipo de portátiles, como son un lector de huellas dactilares o un módulo de cifrado TPM 2.0 (opcional), y una alta solidez que se extiende no solo al área de trabajo, que es de aluminio y presenta una gran resistencia a la presión localizada, sino también a una cubierta que, fabricada también en metal, protege adecuadamente la pantalla, evitando la posible aparición de artefactos visuales en la imagen.

Su firme sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura cercano a 150 grados, mantiene la pantalla en la posición seleccionada en cualquier situación, evitando molestas oscilaciones incluso cuando usamos el portátil en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Animado por un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-7700HQ a 2,8 Ghz., este modelo nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Gracias a la tecnología TurboBoost, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta un máximo de 3,8 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está activo, 3,6 Ghz. cuando dos lo están, o 3,4 Ghz. cuando todos los núcleos se están usando.

Es además compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, y las instrucciones AES-NI y AVX2.

Existen versiones que, bajo la designación A717-72G, montarían el nuevo microprocesador Intel Core i7-8750H de octava generación, que gracias a sus seis núcleos ofrece un rendimiento un 35% superior al Core i7-7700HQ, pero todavía no han llegado al mercado nacional.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (un solo módulo), y un disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm., no contando con unidad óptica interna.

Fuente: TechKalauz
Resulta fácil acceder, a través de sus dos tapas de mantenimiento, al emplazamiento del disco duro mecánico y a la memoria RAM, pero no al único zócalo M.2 con el que contaría este modelo, y que nos permitiría añadir una unidad SSD, que podría ser NVME (una unidad de 256 Gb. nos costaría 105 €), sin necesidad de prescindir del disco duro.

Al contar con un zócalo de memoria libre, es suficiente con añadir un nuevo módulo de 8 Gb. (valorado en 100 €) para ampliar el portátil hasta 16 Gb. de RAM, mientras que para alcanzar la máxima capacidad deberíamos sustituir la memoria de serie por sendos módulos de 16 Gb. (205 € cada uno).

Ambas operaciones de ampliación nos permitirían, además, disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel, que permite acceder a ambos módulos simultáneamente.

Con 2 Gb. de memoria GDDR5, su gráfica nVidia Geforce GTX 1050 proporciona una elevada potencia 3D que se traduce en una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución Full-HD) con la gran mayoría de los títulos actuales, si bien determinados juegos muy exigentes como, por ejemplo, Ark Survival Evolved (2017), será necesario reducir el nivel de detalles y/o la resolución para obtener una fluidez adecuada.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en la gran calidad de su pantalla, un panel LCD de 17,3" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED que ofrece altos valores de brillo y contraste, una buena fidelidad de color, y unos ángulos de visión que, si bien no alcanzan la excelencia de las pantallas IPS, resultan muy amplios para una pantalla TN.

Mención aparte merece el acabado mate de esta pantalla, que unido a su alto nivel de brillo nos permitiría usar, teóricamente, este portátil en exteriores.

Cuenta con unas buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.1, y ofreciendo además un alcance de conexión adecuado.

Pese al corto recorrido al pulsar, la experiencia de escritura proporcionada por su teclado "en isla", que cuenta con retroiluminación en color blanco, es bastante satisfactoria gracias al buen tamaño de sus teclas, y el generoso espaciado entre las mismas, si bien su tacto resulta algo blando.

Pese a ser algo ya habitual en muchos portátiles de Acer, no me ha gustado la integración del botón de encendido en la esquina superior derecha del teclado, como tampoco me ha parecido acertado la reducción de las teclas direccionales "arriba" y "abajo", que ocupan la mitad de espacio que las de "derecha" e "izquierda".


Respecto a su touchpad, de adecuado tamaño y con una superficie suave, ofreciendo una adecuada respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

La escasa calidad de sonido proporcionada por su pareja de altavoces, que ofrecen un adecuado nivel de volumen y unos graves casi inexistentes, recomienda el uso de auriculares o altavoces externos cuando sea posible.

Formado por dos ventiladores que nunca se detienen del todo, su sistema de refrigeración apenas hace ruido con un uso ligero, durante el cual los ventiladores giran a muy baja velocidad, aumentando esta sensiblemente en condiciones de carga, alcanzando niveles de ruido que, si bien resultan claramente audibles, no llegan a resultar molestos en ningún momento, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores del portátil permanecen dentro de límites razonables en cualquier situación.

Teniendo en cuenta el tamaño de su pantalla y lo potente de su configuración, debo decir que me sorprende la larga autonomía proporcionada por su batería integrada, que supera las 5 horas de uso ligero (navegación con wifi).

Se entrega con el sistema operativo Endless OS, una distribución de Linux (basada en Debian) utilizada por varias de las grandes marcas en sus portátiles sin Windows, y que proporciona una funcionalidad bastante similar a la de este último sistema operativo.

Debemos tener en cuenta, en todo caso, que las aplicaciones diseñadas para el sistema operativo de Microsoft no funcionarán en Endless OS, y que las posibilidades de Linux para juegos continúan siendo sensiblemente inferiores a las proporcionadas por Windows 10.

No hay comentarios: