jueves, 18 de mayo de 2017

Portátil para juegos 17": Gigabyte P57W V7 [GP-K106F716-ES-002]

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-7700HQ (2,8 Ghz. / TDP. 45 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable hasta 32 Gb.)
Almacenamiento: SSD de 256 Gb. con interfaz M.2. + Disco duro 1 Tb. a 7.200 rpm.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC, WiDi y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: nVidia Geforce GTX 1060 (6 Gb. GDDR5).
Pantalla: 15,6" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 421x290x21 mm.
Peso: 3 Kg.
Otros
3 puertos USB 3.0 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida VGA, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 18/05/2017):

PcComponentes: 1.699 € (IVA incluido)
Aussar.es: 1.699,99 € (IVA incluido)
Amazon.es: 1.780,64€ (IVA incluido)
TPO Informática: 1.704 € (IVA incluido)

Más Información
Página Oficial
Review en Notebookcheck.net (en inglés)
Review en TrustedReviews (en inglés)
Review en HardwareHeaven (en inglés)

Posibles alternativas:
MSI GT72VR 7RD-462XES1.499 € (IVA Incluido)

(Intel Core i7-7700HQ / 16 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Geforce GTX 1060 / 15,6" Full-HD 120 Hz.) 
(comentado en el blog)

HP Omen 17-W200NS1.605,33 € (IVA Incluido)
(Intel Core i7-7700HQ / 16 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Geforce GTX 1060 / 15,6" Full-HD IPS) 


Asus ROG Strix GL702VM-BA126T1.519 € (IVA Incluido)
(Intel Core i7-7700HQ / 16 Gb. DDR4 / 128 Gb. SSD / Geforce GTX 1060 / 15,6" Full-HD 120 Hz.) 

MSI GE72VR 7RF-286ES1.566 € (IVA Incluido)
(Intel Core i7-7700HQ / 16 Gb. DDR4 / 256 Gb. SSD / Geforce GTX 1060 / 15,6" Full-HD 120 Hz.) 

Cuando, a principios del año 2015, llegaron a España los primeros portátiles de Gigabyte, todos ellos de la serie gaming, y con potentes gráficas Geforce GTX 965M, 970M y 980M, quedó claro que su objetivo era competir en el segmento más alto en lo que a portátiles para juegos se refiere, junto a MSI, Asus o Alienware (Dell), que eran los dominadores en aquel momento.

Cuando comente estos modelos en el blog, me pareció que eran demasiado caros para lo que ofrecían, y tuve la sensación de que no se venderían demasiado bien, algo que tristemente se confirmó en los meses siguientes, en los que hubo muy poco interés por los modelos de esta marca, que desaparecerían del mercado español a finales de aquel mismo año.

Tras esa experiencia negativa, varios pensamos que Gigabyte tardaría un tiempo en volver a probar suerte en el mercado español de portátiles, algo que se demostraría incierto a finales del pasado año 2016, con la llegada del Aero 14, un portátil para juegos de 14" que llegaba a cubrir un segmento por entonces vacante, una vez desaparecido el GS40 Phantom de MSI.

Fue la avanzadilla de la nueva incursión de Gigabyte en nuestro mercado, apostando de nuevo por los portátiles para juegos, pero enfocándose en un segmento inferior, con modelos como los P15F R5 y P17F R5, dos portátiles de 15" y 17" respectivamente, con configuraciones basadas en el microprocesador Intel Core i7-6700HQ y la gráfica nVidia Geforce GTX 950M.

Poco después llegarían el P57W V6, animado también por un microprocesador Core i7-6700HQ de sexta generación, pero con una potente gráfica nVidia Geforce GTX 1060, seguido poco después por el P57W V7, que es el modelo que comentaré en esta entrada, y cuya principal novedad con es la presencia de un microprocesador Intel Core i7-7700HQ de séptima generación.

Excepto por una fina linea de color naranja que separa el área de trabajo de los laterales, y que se extiende a los laterales de la bisagra, todas las superficies de este modelo presentan un sobrio acabado negro mate, con un acabado liso que, afortunadamente, no se ensucia con facilidad.

Su diseño, anguloso en los laterales y redondeado en la parte frontal, la trasera y la cubierta, destaca por su relativamente delgado perfil (28,6 mm. según el fabricante), que es casi 2 cm. más fino que el MSI GT72VR.

Existe cierta controversia con respecto al peso de este modelo, que sería de 3 Kg. según el fabricante, cifra elevada hasta 3,4 Kg. por determinadas reseñas. Esta divergencia podría estar causada, en parte, por la posibilidad de cambiar la unidad óptica por un adaptador para segundo disco duro, que vendría incluido de serie con el portátil, y que permite reducir el peso del mismo (colocándolo sin ninguna unidad instalada).

Aunque construido completamente de plástico, lo cierto es que la estabilidad de las diferentes superficies es relativamente buena, siendo la cubierta la única excepción, pues se hunde visiblemente al aplicar un poco de fuerza, pudiendo producirse artefactos visuales en la pantalla si presionamos lo suficiente, mientras que en el área de trabajo sería necesario presionar con bastante fuerza para que su superficie cediese ligeramente.

Sus firmes bisagras, que permiten un ángulo de apertura cercano a los 180 grados, mantienen la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.

Animado por un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-7700HQ a 2,8 Ghz., el Gigabyte P57W V7 nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Perteneciente a la anterior generación de microprocesadores Intel, el Intel Core i7-6700HQ a 2,6 Ghz. equipado por determinadas versiones de este modelo es apenas un 10% inferior en rendimiento al Core i7-7700HQ (según Cinebench R15), y permite también realizar funciones avanzadas a niveles exigentes.

Ambos microprocesadores son compatibles con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX, y también con la segunda versión de TurboBoost, que permite al Core i7-7700HQ aumentar su velocidad hasta 3,8 Ghz. cuando solo uno de los núcleos se está usando, 3,6 Ghz. cuando dos lo están, o 3,4 Ghz. cuando todos están activos, mientras que el Core i7-6700HQ alcanzaría 3,5, 3,3 y 3,1 Ghz. en los mismos escenarios.

Dispone de 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2, un disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm., y una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Fuente: Notebookcheck
A diferencia de otros modelos de Gigabyte, que todavía cuentan con tapa de mantenimiento (caso del Gigabyte Sabre 15, por ejemplo), en el P57W V7 es necesario retirar completamente la base para acceder a los componentes internos, entre los cuales encontramos los dos zócalos DIMM, que permitirían ampliar la memoria RAM hasta 32 Gb., y un único zócalo M.2.

Aunque me consta que este modelo es compatible con unidades NVME (PCIe 3.0 X4), no he sido capaz de confirmar si la SSD "de serie" lo sería.

Situada en la parte frontal del portátil, la unidad óptica puede ser reemplazada, mediante un adaptador incluido, por una nueva unidad de almacenamiento, ya sea un disco duro o una SSD, no siendo necesario, al parecer, apagar el equipo para hacerlo (hot swap).

La gran potencia 3D proporcionada por su gráfica dedicada, una nVidia Geforce GTX 1060 con 6 Gb. de memoria GDDR5, permite una excelente experiencia de juego (detalles altos en resolución Full-HD) con prácticamente todos los títulos actuales, incluyendo algunos tan exigentes como Warhammer 40.000: Dawn of War III o Mass Effect 4 (ambos de 2017).

Gracias a su superficie mate y su alto nivel de brillo, sería posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel LCD de 17,3" con resolución Full-HD y retroiluminación LED que ofrecería además un excelente nivel de contraste, una buena fidelidad de color, y unos ángulos de visión que, gracias a la tecnología IPS, serían muy amplios.

Cuenta con excelentes capacidades de conexión a redes, siendo compatible tanto con Gigabit Ethernet, como con el último estándar Wifi-AC (Dual Band), Bluetooth en su versión 4.2, y también con WiDi (Intel Wireless Display), tecnología soportada por su tarjeta Intel Dual Band Wireless-AC 8260.

Otras características incluyen 3 puertos USB 3.0 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida VGA, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Me ha parecido muy acertada la disposición de los distintos puertos en este modelo, no solo por estar situados en la parte trasera de los laterales, sino también por contar con al menos un puerto USB de tipo A en cada uno de ellos.



Aun cuando el recorrido al pulsar es algo corto, la experiencia de escritura proporcionada por su teclado "en isla", retroiluminado en color blanco, es adecuada, gracias por un lado al buen tamaño de sus teclas y el generoso espaciado entre las mismas, y por el otro al agradable tacto.

Excepto por los botones ocultos bajo su superficie, cuyo recorrido al pulsar resulta demasiado largo para un modelo de estas características, su Clickpad cuenta con buenas características, con una superficie amplia que facilita la posibilidad de realizar los gestos multi-táctiles con los que es compatible, y ofreciendo además una buena respuesta y precisión.

Casi completamente silencioso durante uso ligero, un escenario en el que el ventilador permanece inactivo o gira a muy baja velocidad, la cosa cambia cuando le damos caña al portátil, elevando la notablemente velocidad de giro, alcanzando niveles de ruido que pueden resultar molestos para personas sensibles a este.

Excepto por la zona donde se situan el microprocesador y la gráfica (en la parte central del extremo posterior del portátil), en la que se pueden alcanzar temperaturas superiores a lo deseable (tanto en la base como en el área de trabajo) en condiciones de carga, las superficies exteriores del portátil permanecen relativamente frescas en todo momento.

La escasa calidad de sonido ofrecida por su pareja de altavoces estéreo, que situados sobre el teclado tampoco proporcionarían un buen nivel de volumen, recomiendan el uso de auriculares o altavoces externos cuando sea posible.

Pese a la alta capacidad de su batería integrada (76 Wh.), la autonomía del P57W V7 resulta algo decepcionante para un modelo que, como este, soporta la tecnología Optimus de nVidia (decide automáticamente que gráfica utilizar, integrada o dedicada, según el uso del portátil en cada momento), pues apenas roza las 3 horas de uso ligero (navegación con wifi).

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

2 comentarios:

Yon dijo...

Hola Kullman, enhorabuena por el blog, una duda, en el titulo pones portatil gaming 17" pero son de 15,6 los que comentas, y mi duda es, que portatil de 17" recomiendas en calidad precio para un presupuesto de 1000 - 1200 euros. Gracias!!!

Kullman dijo...

Buenas Yon.

El Gigabyte P57W, que es el modelo comentado en la entrada, es de 17,3", lo mismo que las posibles alternativas.

Entre ellas, me quedo con el MSI GT72VR 7RD por contar con un sistema de refrigeración superior al resto, así como una mayor solidez.

En el lado negativo, es un monstruo que pesa más de 3 kilos y medio, y tiene casi 5 cm. de grosor.