martes, 31 de enero de 2017

Portátil avanzado 17": Asus Vivobook Pro N752VX-GC114T

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-6700HQ (2,6 Ghz. / TDP. 45 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet (10/100), Wifi-N, Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Geforce GTX 950M (2 Gb. DDR3).
Pantalla: 17,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 415x280x33 mm.
Peso: 3,17 Kg.
Otros
 3 puertos USB 3.0 de tipo A, un puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, módulo TPM (Trusted Platform Module), teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

Precio (Actualizado 05/03/2017):

PcComponentes : 1.029 € (IVA incluido)
Amazon.es : 1.032,55 € (IVA incluido)
Fnac.es : 1.101,62 € (IVA incluido)

Más Información
Página Oficial
Review en Laptopmedia (en inglés)
Review en UltrabookReview (en inglés)
Review en Notebookcheck.net (en inglés)

Una evolución del antiguo Asus N751JX, que fue comentado en este blog a mediados del año 2015, el Asus Vivobook Pro N752VX presenta importantes diferencias con respecto a su predecesor, no solo en lo que a hardware se refiere, con una configuración que incluye, como principales novedades, microprocesadores de sexta generación y memoria DDR4, sino también en el diseño exterior, que mantiene el elegante acabado gris plata en el área de trabajo, así como la cubierta de color gris oscuro, pero presenta un perfil ligeramente más fino (apenas 3 mm.), mientras que la transición entre el aluminio del área de trabajo y el plástico de la cubierta es ahora recta, en lugar de ondulada como en N751JX.

Mientras la base y el marco de la pantalla son de plástico, tanto el área de trabajo como la cubierta son de aluminio, y presentan una adecuada resistencia y solidez que, si bien no logra evitar una ligera flexibilidad en la cubierta, protege adecuadamente la pantalla, evitando molestos artefactos visuales al presionar con un poco de fuerza.

Uno de los cambios más evidentes está en el sistema de bisagras, que pasa a ser de una sola gran bisagra central en lugar de las dos pequeñas presentes en el N751JX, permitiendo un ángulo de apertura superior a los 140º, y manteniendo una adecuada firmeza que se traduce en una gran estabilidad durante el uso normal del portátil, pudiendo producirse ligeras oscilaciones en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

El elevado rendimiento de su microprocesador de cuádruple núcleo Intel Core i7-6700HQ a 2,6 Ghz., nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Este microprocesador es compatible tanto con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, como con las instrucciones AES-NI y AVX2, así como con la segunda versión de TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3,5 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está en uso, 3,3 Ghz. cuando dos lo están, o 3,1 Ghz. cuando todos los núcleos están en activo.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (un solo módulo), un disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm., y una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.


Fuente: UltrabookReview
Gracias a su tapa de mantenimiento, es sencillo acceder a los dos zócalos DIMM con los que cuenta este modelo, mediante los cuales podremos ampliar la memoria RAM hasta 16 Gb. añadiendo un nuevo módulo de 8 Gb. (valorado en 60 €), o alcanzar la máxima capacidad de 32 Gb. sustituyendo la memoria de serie por sendos módulos de 16 Gb. (115 € cada uno), dos operaciones que nos permitirán disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel que, en sistemas con dos módulos de similares características, permite acceder a ambos simultáneamente, con las ventajas en la velocidad de transferencia que esto conlleva.

Además de un espacio para un único disco duro (el N751JX tenía espacio para dos), este modelo cuenta además con un zócalo M.2 que soportaría unidades NVME (PCIe 3.0 X4), que ofrecen velocidades de transferencia hasta cuatro veces superiores a las tradicionales SATA3, aunque son también algo más caras que este.

Aunque no es un modelo para juegos, sino más bien un portátil de orientación multimedia, su gráfica nVidia Geforce GTX 950M (con 2 Gb. de memoria DDR3) ofrece potencia suficiente para jugar de manera fluida (detalles bajos o medios en resolución HD) con prácticamente todos los títulos actuales, incluyendo algunos tan exigentes como Mafia 3 o Deux Ex: Mankind Divided.

Una de las principales ventajas de este modelo con respecto a la versión de 15,6" (Asus Vivobook Pro N552VX) es la gran calidad de su pantalla, un panel LCD de 17,3" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED que, gracias a su alto nivel de brillo y su superficie mate, sería utilizable en exteriores, y que contaría además con un alto contraste, una fidelidad de color más que adecuada para uso multimedia (aunque quizás se escasa para uso gráfico profesional), y unos ángulos de visión muy amplios gracias a la tecnología IPS.

Es posible encontrar versiones de este modelo (Asus Vivobook Pro N752VX-GB258T) que, por un precio sensiblemente superior, contarían con un panel LCD de 17,3" con resolución UHD (3840x2160), también mate, que ofrecería una fidelidad de color muy alta (cubriría, al parecer, el 100% del espectro AdobeRGB), así como altos niveles de brillo y contraste, y unos ángulos de visión que, gracias a la tecnología IPS, serían muy amplios.

Resulta un poco decepcionante que, teniendo en cuenta el precio de esta versión, sus capacidades de conexión a redes se reduzcan a Gigabit Ethernet, Wifi-N y Bluetooth 4.0, cuando muchos de los competidores de sus competidores soportan Wifi-AC y Bluetooth 4.2 (al igual que la versión superior comentada antes), y especialmente porque no es sencillo sustituir la tarjeta Wifi (no es accesible retirando la tapa de mantenimiento).

Otras características incluyen 3 puertos USB 3.0 de tipo A, un puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, módulo TPM (Trusted Platform Module), teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil, y webcam HD.

No me ha gustado la disposición de los puertos en este modelo pues, excepto por el conector de alimentación, se encuentran situados en la parte frontal de los laterales, mientras que la trasera queda reservada para la salida de refrigeración y la unidad óptica.

Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" es muy similar (por no decir idéntico) al utilizado en el citado N552VX y, si bien el tacto es algo blando, ofrece una experiencia de escritura correcta gracias al buen tamaño de sus teclas, y el adecuado recorrido al pulsar.



Es importante comentar que el botón de encendido/apagado está integrado en el propio teclado, ocupando la esquina superior derecha del mismo (justo al lado de la tecla "Av. Pag.", lo que podría llevar a pulsaciones accidentales.

Respecto a su Clickpad, de buen tamaño y con una superficies suave, presenta un elegante perímetro cromado que no afecta en lo más mínimo a su funcionamiento, que es adecuado gracias a la buena respuesta, siendo compatible con gestos multi-táctiles de hasta 3 dedos.

Uno de los puntos fuertes de este modelo es su excelente sistema de refrigeración, cuyo único ventilador permanece activo en todo momento, no haciendo casi ruido durante un uso ligero, mientras que bajo carga resulta claramente audible, pero sin llegar a niveles molestos en ningún momento, manteniendo bajas las temperaturas en las superficies exteriores del portátil aun en este último escenario, y evitando también que los componentes internos se calienten excesivamente.

Aunque la ausencia de un subwoofer, que si estaba disponible en el antiguo N751JX, motiva que el nivel de graves no sea muy alto, su pareja de altavoces estéreo proporciona un buena calidad de sonido y un alto nivel de volumen, no siendo necesario utilizar auriculares o altavoces externos.

Pese a su escasa capacidad (48 Wh. y 3.200 mAh), la batería integrada en este modelo logra ofrecer una autonomía cercana a las 4 horas de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

domingo, 29 de enero de 2017

Portátil básico: Asus VivoBook Max X541UA-GQ1241T

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i5-7200U (2,5 Ghz. / TDP. 15 W. / 3 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 4 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 500 Gb. a 5.400 rpm.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Fast Ethernet (10/100), Wifi-N, Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel HD Graphics 620 (Integrada).
Pantalla: 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 381x 251x28 mm.
Peso: 2 Kg.
Otros: 2 puertos USB de tipo A (1 de los cuales es USB 3.0), un puerto USB 3.1 de tipo C, salida VGA, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam VGA (0,3 Mpx.).

Precio (Actualizado 28/08/2017):
- Amazon.es : 479 € (IVA incluido)
- TPO Informática : 568 € (IVA incluido)

Más Información 
- Página oficial

Posibles alternativas:
+ Lenovo Essential V110-15ISK [80TL000PSP]: 448 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-6200U / 4 Gb. DDR3L / HDD 500 Gb. / 15,6" HD)
(comentado en el blog)

+ HP 250 G5 [W4N17EA]: 474,62 € (IVA incluido)
(Intel Core i5-6200U / 4 Gb. DDR3L / HDD 500 Gb. / 15,6" HD)
(comentado en el blog)

+ Acer Extensa 2540-58VF [NX.EFGEB.003]: 489,32 € (IVA incluido)
(Intel Core i3-6006U / 8 Gb. DDR3L / HDD 500 Gb. / 15,6" HD)
(comentado en el blog)

Originalmente equipado con microprocesadores de sexta generación, la configuración de hardware del Asus Vivobook Max X541UA, relativamente veterano en el mercado español, ha visto actualizada recientemente su configuación de hardware con microprocesadores Intel Core i3, i5 e i7 de séptima generación, una circunstancia que, desgraciadamente, no se ha visto extendida a las versiones con gráfica dedicada.

Para realizar esta entrada me he basado en la versión X541UA-GQ1241T que es, a mi juicio , la más ventajosa de las diferentes variantes disponibles en el momento de publicar estas lineas, siendo mi intención comentar las características diferenciadoras de cada una de las versiones disponibles, de manera que este comentario sirva también para aquellos interesados en estas.

Disponible en 5 acabados diferentes, la versión comentada en la entrada presenta un sobrio acabado que combina superficies de color negro liso en base y marco de la pantalla y cubierta, con otras de color marrón oscuro en la cubierta y ocre en el área de trabajo, las cuales contarían con un acabado que imita el aluminio cepillado.

Se trata de un modelo que destaca por su reducido peso, que con solo 2 kilos es inferior al de la mayoría de sus rivales, y que tiene aun más valor por la presencia de una unidad óptica, que suele ser una de las primeras cosas eliminadas por los fabricantes a la hora de reducir el peso, y que permite la posibilidad de utilizar, al mismo tiempo, una unidad SSD y un disco duro (mediante un adaptador como este).

No es un modelo que destaque por su solidez, y se aprecia falta de estabilidad en determinadas zonas del área de trabajo y de la base, que ceden al aplicar un poco de fuerza, mientras que las bisagras, que mantienen la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil, no pueden evitar una ligera oscilación en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Determinadas versiones de este modelo (Asus Vivobook Max X541UA-GQ700T) estarían equipadas con el microprocesador de bajo consumo Intel Core i3-7100U a 2,4 Ghz. que, apenas ligeramente superior que el Core i3-6100U de sexta generación, permite realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, multimedia, Internet, etc.), como determinadas funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, etc.) a un nivel básico.

Equipado por la versión comentada, el microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-7200U a 2,5 Ghz. ofrecería un rendimiento equivalente al del Core i7-6500U de sexta generación (como el que anima al Asus VivoBook Max X541UA-XX052T), y nos ofrecerá un comportamiento mejorado con funciones avanzadas, que serán realizables a un nivel doméstico o aficionado..

Gracias a la tecnología TurboBoost, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 3,1 Ghz. independientemente del número de núcleos en uso.

Es además compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, así como con las instrucciones AES-NI y AVX2.

Por su parte, el microprocesador Intel Core i7-7500U a 2,7 Ghz. (hasta 3,5 Ghz. con TurboBoost) equipado por otras versiones (Asus Vivobook Max X541UV-GC623T) ofrecería una importante mejora en el rendimiento, que podemos cuantificar en aproximadamente un 10%.

Es conveniente comentar que, junto a las versiones actuales, es posible aun encontrar versiones antiguas de este modelo (Asus VivoBook Max X541UA-XX051T) basadas en el microprocesador Intel Core i5-6198DU a 2,3 Ghz. (hasta 2,8 Ghz. con TurboBoost) que, a medio camino entre el Core i3-7100U y el Core i5-7200U, permitiría realizar tareas avanzadas a un nivel doméstico o aficionado.



Dispone de 4 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (un solo módulo), un disco duro de 500 Gb. a 5.400 rpm., así como una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Al no contar con tapa de mantenimiento, será necesario desmontar el área de trabajo tener acceso al interior del portátil, y así poder sustituir el disco duro por una unidad SSD (una de 120 Gb. cuesta alrededor de 50 €).

Más complicado sería, en este caso, acceder al único zócalo de memoria con el que cuenta este portátil, debiendo desmontar también la placa base del portátil para poder añadir un nuevo módulo de 8 Gb. o 16 Gb. de capacidad.

Integrada en microprocesadores Kaby Lake (séptima generación), la Intel HD Graphics 620 ofrece, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una potencia 3D equivalente a la de la Geforce 920M, y permite una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con títulos actuales poco exigentes como, por ejemplo, Battelfield 1 o Titanfall 2 (ambos de 2016).

Debemos tener en cuenta, en cualquier caso, que esta gráfica no tiene memoria dedicada y, por este motivo, es necesario disponer de abundante memoria RAM (al menos 8 Gb.) para conseguir estos resultados.

Existen versiones de este modelo que, bajo la designación X541UV, contarían con una nVidia Geforce 920MX (2 Gb. de memoria DDR3) que nos permitirá, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con títulos actuales poco exigentes como Doom o Mirror's Edge Catalyst (ambos del 2016), mientras que otros títulos más exigentes no resultaran jugables ni siquiera al mínimo de detalles.

Según he podido saber, el panel LCD de 15.6" HD (1366x768) con retroiluminación LED equipado por este portátil, contaría con un acabado mate que nos permitiría evitar molestos reflejos en habitaciones muy iluminadas, mientras que su uso en exteriores estaría limitado a días nublados o zonas de sombra por el escaso nivel de brillo ofrecido por esta pantalla.

Por otro lado, tanto el contraste como la fidelidad de color son bastante mediocres, mientras que los ángulos de visión son limitados, pero suficientes.

Si bien no soporta ni Gigabit Ethernet ni Wifi-AC, sus capacidades de conexión a redes son bastante correctas, siendo compatible con Fast Ethernet (10/100), Wifi-N y Bluetooth en su versión 4.0, y ofreciendo además un buen alcance de conexión (hasta 8 metros con dos paredes de por medio).

Otras características incluyen 2 puertos USB de tipo A (1 de los cuales es USB 3.0), un puerto USB 3.1 de tipo C, salida VGA, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam VGA (0,3 Mpx.).

Es una pena que, teniendo tan buenas capacidades de conexión, con un puerto USB 3.1 de tipo C y dos salidas de vídeo, todos los puertos se encuentren en el lateral izquierdo del portátil, lo que puede causar una molesta acumulación de cables en este lado.

Como es habitual en modelos Asus de gama económica, la resolución de la webcam del X541UA es bastante limitada, lo que reduce su utilidad a la hora de realizar videoconferencias con cierta calidad.

Su teclado "en isla" que cuenta con teclas de buen tamaño generosamente espaciadas entre si, así como un adecuado recorrido al pulsar, no logra ofrecer una buena experiencia de escritura debido a la tendencia a hundirse de su parte central durante el tecleado, mientras que su Clickpad, de buen tamaño y con una superficie suave, ofrece una buena respuesta y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en su sistema de refrigeración, que es casi completamente silencioso durante un uso ligero, resultando claramente audible bajo carga, pero sin llegar a resultar molesto en ningún momento, mientras que sus superficies exteriores no se calientan excesivamente en ningún momento.

Es conveniente comentar el alto nivel de volumen generado por su pareja de altavoces estéreo (3 W. cada uno), que ofrecen una adecuadaa calidad de sonido que, desgraciadamente, se ve perjudicada por la ausencia casi total de graves motivada por la falta de subwoofer.

La escasa capacidad de su batería integrada (36 Wh.) motiva que la autonomía de este modelo, que roza las 4 horas de uso ligero (navegación con Wifi), sea algo limitada.

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

miércoles, 25 de enero de 2017

Smartphone 5,5": Vernee Apollo Lite 4G

Microprocesador: Mediatek Helio X20 MT6797 Deca-Core (Cortex A53/A72) hasta 2,3 Ghz.
Memoria RAM: 4 GB LPDDR3
Almacenamiento: Unidad eMMC de 32 Gb.
Sistema operativo: Android 6.0 (Marshmallow)
Red: Wifi-N y Bluetooth.
Conectividad: 2G/3G/4G (LTE)
Dual SIM: Si (MicroSIM / NanoSIM)
Tarjeta gráfica: ARM Mali-T880 MP4
Pantalla: Táctil 5,5" Full-HD (1920x1080) con tecnología IGZO. 
Dimensiones: 152x76x9 mm.
Peso: 178 g.
Otros: Puerto USB de tipo C, lector de tarjetas microSD, lector de huellas, 2 cámaras (frontal de 5 Mpx. y trasera de 16 Mpx.)

Precio (Actualizado 05/03/2017):
Gearbest (PLATA): 146,50 € (IVA incluido)
Amazon.es (NEGRO): 185,99 € (IVA incluido)
Gearbest (NEGRO): 211,78 € (IVA incluido)
Amazon.es (PLATA): 214,99 € (IVA incluido)

Más Información
Página Oficial
Review en PcAdvisor (en inglés)
Review en HDBlog.it (en italiano)

Uno de los pocos modelos de precio inferior a 200 € dotados con microprocesador de diez núcleos y 4 Gb. de memoria RAM, el Vernee Apollo Lite 4G es una versión económica del Vernee Apollo 4G Phablet que, por un precio sensiblemente superior, ofrece algunas ventajas adicionales como un microprocesador más avanzado o una pantalla con mayor resolución, por ejemplo.

Disponible en dos acabados diferente, negro y plata, su cuidado diseño exterior presenta una elegante cubierta acentuada por finas lineas cromadas que, excepto por dos finas franjas plásticas en los extremos inferior y superior, sería completamente de aluminio, ofreciendo una adecuada solidez que se evidencia por la excelente resistencia a la presión localizada proporcionada.

Comparado con otros smartphones de tamaño similar como, por ejemplo, el bq Aquaris M5.5 (7,5 mm.), los 9,5 mm. de espesor del Vernee Apollo Lite lo convierten en un modelo algo voluminoso, si bien los bordes redondeados de su cubierta, unidos a su pantalla 2.5D (con bordes redondeados) contribuyen a minimizar esta sensación.

Una de las principales ventajas de este modelo es, como decía más arriba, su microprocesador Mediatek Helios X20 (MT6797), que contaría con cuatro núcleos A53 a 1,4 Ghz. que permiten realizar tareas cotidianas con un consumo reducido, cuatro núcleos A53 más que, con una velocidad de 1,83 Ghz., apoyan a los primeros con tareas más avanzadas, y dos núcleos A72 a 2,3 Ghz. que ofrecen una potencia adicional para tareas muy exigentes.

Aunque el concepto pinta bastante bien en teoría, y su elevado rendimiento nos permitiría realizar funciones avanzadas con cierta holgura, puede presentarse falta de fluidez a la hora de utilizar varias aplicaciones exigentes al mismo tiempo (multitarea), que se evidencia especialmente al abrir una aplicación activa en segundo plano.

Dispone de 4 Gb. de memoria LPDDR3, así como una unidad de almacenamiento eMMC de 32 Gb., de los cuales 25 Gb. estarían disponibles para el usuario, que podríamos ampliar mediante tarjetas microSDXC de hasta 128 Gb. (una de esta capacidad costaría cerca de 40 €).

Integrada en el SoC Mediatek, su gráfica ARM Mali-880 MP4 (4 núcleos a 900 Mhz.) ofrece muy buenas capacidades de reproducción multimedia (decodifica contenido 4K en H.265 por hardware), permitiendo además una buena experiencia de juego con juegos actuales como Asphalt 8: Airborne o Dead Trigger 2, que serían jugables con detalles altos.



Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en su pantalla, un panel de 5,5” con resolución Full-HD y acabado brillante que ofrece altos valores de brillo y contraste, unos colores vivos y, gracias a la tecnología IPS, también unos ángulos de visión muy amplios.

Esta pantalla, cuya función táctil ofrece una buena respuesta, está cubierta por una lámina de Corning Gorilla Glass 3 que le proporciona una gran resistencia, y tiene un consumo energético muy reducido gracias a la tecnología IGZO.

Además de su conectividad 4G, este modelo ofrece unas adecuadas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Wifi-N y Bluetooth en su versión 4.0.

Otras características incluyen un puerto USB de tipo C, lector de tarjetas microSD, lector de huellas, y dos cámaras (una frontal de 5 Mpx., y una trasera de 16 Mpx. con flash LED).

Es interesante que, además de conectar dispositivos externos con el smartphone (OTG), y la transferencia de datos entre el PC y este, el puerto USB de tipo C del Apollo Lite permite también transmitir audio digital, mejorando la calidad de sonido potencial que podríamos obtener a través del puerto de auriculares (3,5 mm.) que también incluye.

El lector de huellas, por otro lado, facilita el desbloqueo rápido de la pantalla del teléfono (no hay excusas para llevar el teléfono sin bloquear), mejorando sensiblemente la seguridad del mismo.

Mientras la cámara frontal de 5Mpx. ofrece una calidad adecuada para videoconferencias y selfies ocasionales, la trasera de 16 Mpx., de origen Samsung (S5K3P3) y con una apertura F/2.0, cuenta con doble flash LED y autofocus PDAF, brindaría en general una buena calidad de captura, aunque sufre en condiciones de poca luz, y siendo capaz de grabar vídeo en resolución 4K.



Me ha parecido un acierto la posición del único altavoz en la base del teléfono, lo que evitara el riesgo de taparlo con la palma de la mano como sucede con aquellos modelos en los que va en la cubierta, ofreciendo una adecuada calidad de sonido que, si bien no es suficiente para escuchar música o ver una película en condiciones, si lo sería para el típico vídeo de Youtube, o la partida ocasional.

Respecto las temperaturas en la cubierta del dispositivo, pueden alcanzar valores elevados en condiciones de alta carga, pero son bastante razonables durante el uso normal del mismo.

Aunque no es un modelo que destaque por su larga autonomía, el día y medio de uso ligero que consigue extraer de su batería extraible de 3.180 mAh. es bastante razonable para un modelo de estas características, siendo posible cargar el 50% de la batería en apenas 30 minutos gracias a la tecnología Pump Express 3.0.

No han sido pocos los usuarios de este teléfono que se han quejado acerca de la escasa señal Wifi y 4G, la pobre calidad de sonido de sus llamadas, o las escasas opciones de su aplicación de cámara, y que se han ido subsanando mediante las sucesivas actualizaciones OTA que Vernee ha ofrecido para este dispositivo, la cuarta de las cuales fue liberada el pasado mes de diciembre de 2016.

Aunque basado originalmente en la versión 6.0.1  del sistema operativo Android (Marshmallow), el fabricante ha prometido varias veces una actualización a Android 7.0 (Nougat) que, prevista inicialmente para diciembre, se está retrasando un poco.

martes, 24 de enero de 2017

Portátil para juegos: MSI GE62VR 7RF-417ES Apache Pro

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-7700HQ (2,8 Ghz. / TDP. 45 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: SSD de 256 Gb. M.2. + Disco duro de 1 Tb.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC, Bluetooth y WiDi.
Tarjeta gráfica: nVidia Geforce GTX 1060 (6 Gb. GDDR5).
Pantalla: 15,6" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 383x260x29 mm.
Peso: 2,4 Kg.
Otros
 3 puertos USB de tipo A (2 de los cuales son USB 3.0), un puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, salida S/PDIF, lector de tarjetas SD/MMC, altavoces Dynaudio (con subwoofer), teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 05/03/2017):

Amazon.es : 1.590,52 € (IVA incluido)
PcComponentes : 1.598 € (IVA incluido)
Aussar : 1.629,50 € (IVA incluido)
TPOinformatica : 1.665 € (IVA incluido)
Fnac.es : 1.722,27 € (IVA incluido)

Más Información
Página Oficial
Review en Laptopmag (en inglés)
Review en HDBlog.it (en italiano)

Tras un fin de semana durante el cual he estado enfermo, con un fuerte resfriado, vuelvo a la carga con una entrada sobre los nuevos MSI GE62 equipados con gráficas nVidia Geforce GTX de última generación.

Para realizar esta entrada me he basado en la versión GE62VR 7RF-417ES, que es la más avanzada disponible en el momento de publicación de esta entrada, y contaría con una gráfica Geforce GTX 1060, la segunda más potente de entre las cuatro equipadas por este modelo en concreto.

Es mi intención, de todos modos, comentar todas y cada una de las variantes disponibles, de manera que esta entrada sirva como referencia para todos aquellos que estén pensando en comprar alguna de ellas.

Es conveniente comentar, en primer lugar, que mientras las versiones equipadas con las Geforce GTX 1060 y 1070 estarían certificados como "VR Ready" (preparado para realidad virtual) por nVidia y VIVE, y contarían, como la de la entrada, con el sufijo VR (o MVR) al final de su designación, aquellas con las GTX 1050 y 1050 Ti no contarían con está certificación y, por este motivo, se denominan GE62 "a secas".

En lo que se refiere al diseño exterior, apenas se aprecia ningún cambio entre este nuevo modelo y versiones más antiguas, con un elegante acabado de color negro cepillado que cubre tanto la cubierta como el área de trabajo, mientras que la base y el marco de la pantalla, también de color negro, presentan un acabado liso, conformando una apariencia que, de no ser por la forma afilada de su cubierta, el logotipo de las Gaming Series de MSI en esta, y un par de finas lineas rojas presentes en la parte frontal y trasera, podría pasar por un portátil de oficina.

No digo nada de la colorida retroiluminación del teclado porque, como suele ser habitual en modelos de MSI, es configurable en tres zonas independientes desde una aplicación de SteelSeries, siendo posible fijar un único color más discreto para las tres.

Excepto por una cubierta de aluminio que, aunque cede visiblemente ante la presión localizada, evita que la imagen sufra distorsiones por ella, la solidez de este modelo es bastante buena, siendo necesario aplicar bastante fuerza sobre el área de trabajo, también de aluminio, para que se hunda ligeramente.

Sus firmes bisagras, que mantienen la pantalla en su lugar durante el uso normal del portátil, no pueden evitar una ligera oscilación en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Apenas ligeramente superior al Core i7-6700HQ de sexta generación (entre un 5 y un 10% dependiendo del benchmark), el microprocesador de cuádruple núcleo y séptima generación Intel Core i7-7700HQ a 2,8 Ghz. permite realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Este microprocesador es compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, así como la segunda versión de TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3,8 Ghz. cuando uno solo de los núcleos está en uso, 3,6 Ghz. cuando dos lo están, o 3,4 Ghz. cuando todos los núcleos están activos.

Dispone de 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (doble canal), una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2 que, hasta donde yo se, no sería nvme, un disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm., y una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Según me comentan desde MSI, la versión GE62MVR no dispondría de unidad óptica y, por ello, tendría un peso inferior al resto.


Fuente: HDBlog.it
Al no disponer con tapa de mantenimiento, sería necesario retirar completamente la base para acceder a los componentes internos del portátil, entre los cuales encontramos los dos zócalos DIMM con los que cuenta este modelo, ya ocupados por sendos módulos de 8 Gb. cada uno, que podríamos sustituir con dos nuevos módulos de 16 Gb. (115 € cada uno) para alcanzar la máxima capacidad de 32 Gb.

Aunque, como digo un par de párrafos más arriba, la unidad SSD incluida no sería NVME (PCIe 3.0 X4), sería posible sustituirla por una unidad que si lo fuese (una de 256 Gb. costaría alrededor de 140 €) o, si lo preferimos, por una SATA3 de mayor capacidad.


Ligeramente superior en potencia 3D a la antigua Geforce GTX 960M, la nVidia Geforce GTX 1050 equipada por determinadas versiones de este modelo (MSI GE62 7RD-219ES), que contaría con 4 Gb. de memoria GDDR5, permitiría una excelente experiencia de juego (detalles altos en resolución Full-HD) con la gran mayoría de títulos actuales, tales como Deus Ex Mankind Divided o Watch Dogs 2 (ambos de 2016), si bien es posible que en algunos títulos muy exigentes como, por ejemplo, Mafia 3 (también de 2016) sea necesario reducir el nivel de detalles y/o la resolución para obtener una fluidez adecuada.

También con 4 Gb. de memoria GDDR5 dedicada, la nVidia Geforce GTX 1050 Ti equipada por otras versiones más avanzadas (MSI GE62 7RE-216XES) sería, en principio, algo superior en rendimiento a la anterior, permitiendo unos framerates ligeramente más altos, aunque esto no evita que en determinados títulos muy exigentes, como el citado Mafia 3, sea necesario reducir el nivel de detalles y/o la resolución.

Para evitar estas limitaciones, sería necesario decantarnos por una de las versiones que, como la comentada en la entrada, van equipadas con la nVidia Geforce GTX 1060, la cual contaría con 6 Gb. de memoria GDDR5 y ofrecería una potencia 3D sensiblemente superior a las anteriores, permitiendo una excelente experiencia de juego (detalles altos en resolución Full-HD) con prácticamente todos los títulos actuales, muchos de los cuales serían jugables también en resolución 4K.

Aunque, en el momento de escribir estas lineas, aun no están a la venta en nuestro país, existen también versiones de este modelo que estarían equipadas con una Geforce GTX 1070 con 8 Gb. de memoria GDDR5, que ofrecería un rendimiento mejorado que se traduce en unos mejores framerates, y un mayor número de juegos actuales jugables en resolución 4K, siendo una excepción aquellos que no se mostrarían adecuadamente fluidos en esta resolución.

Por su acabado mate y su buen nivel de brillo, sería posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel LCD de 15,6" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED que ofrecería además un alto nivel de contraste, una buena fidelidad de color y, gracias a la tecnología IPS, unos ángulos de visión muy amplios.

Existirían también versiones de este modelo que estarían dotadas con una pantalla con resolución 4K (3840x2160) "IPS-Level", acerca de la cual no tengo ninguna información de momento.

Respecto a sus capacidades de conexión a redes, MSI combina en este modelo una tarjeta Gigabit Ethernet Killer diseñada específicamente para juegos, que permite (entre otras funciones) dar prioridad de conexión a juegos online, mejorando sensiblemente el comportamiento de estos, con una tarjeta de red inalámbrica Intel, que soportaría el último estándar Wifi-AC, Bluetooth en su versión 4.2, y también Intel Wireless Display (WiDi), ofreciendo además un buen alcance de conexión.

Otras características incluyen 3 puertos USB de tipo A (2 de los cuales son USB 3.0), un puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, salida de audio digital S/PDIF, lector de tarjetas SD/MMC, altavoces Dynaudio (con subwoofer), teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Si bien no me acaba de convencer la situación de las salidas de vídeo, situadas en el centro del lateral izquierdo (creo que estarían mejor en la parte trasera del mismo), considero que la disposición de los puertos es relativamente acertada para usuarios diestros, pues mientras la unidad óptica ocupa la parte frontal del lateral derecho, que es donde la mayoría solemos colocar el ratón, contaría con un puerto USB 2.0 para conectarlo en la parte trasera de este lateral, mientras que el resto de puertos (a excepción del lector de tarjetas y el conector de alimentación) estarían distribuidos por el izquierdo.

Diseñado por SteelSeries, una conocida marca de periféricos para juegos, su teclado "en isla" ofrece, gracias a su buen tacto, el adecuado recorrido al pulsar, y el buen tamaño de sus teclas, una buena experiencia de escritura, si bien la extraña situación y/o tamaño de algunas de sus teclas pueden requerir un cierto periodo de adaptación para sacarle todo el partido.

Su touchpad, de buen tamaño y con una superficie ligeramente rugosa, ofrece una buena respuesta y precisión, y es compatible con gestos multi-táctiles.



Su sistema de altavoces Dynaudio, que cuenta con dos altavoces de 2 W. para cada uno de los canales estéreo y un subwoofer de 5 W., ofrece una gran calidad de sonido gracias, en parte, al software Nahimic 2 incluido con el portátil, así como un alto nivel de volumen.

Para refrigerar las nuevas gráficas de nVidia, que tienen una mayor huella térmica que las equivalentes de la generación anterior, se ha mejorado el sistema de refrigeración con dos nuevos heatpipes que no logran evitar que, bajo alta carga, las temperaturas en determinadas áreas de la carcasa puedan alcanzar cifras relativamente elevadas, lo cual no afecta a la posición de trabajo pues, afortunadamente, las temperaturas en las superficies de contacto permanecen dentro de límites razonables en todo momento.

Es probable que modelos con una gráfica inferior como, por ejemplo, la GTX 1050, ofrezcan un mejor comportamiento térmico que la versión de la entrada, dotado con la GTX 1060.

Aunque nunca se detienen del todo, el ruido generado por sus dos ventiladores es, durante un uso ligero, bastante reducido, mientras que en condiciones de carga (jugando) resulta claramente audible, aunque sin llegar a resultar molesto, siendo necesario recurrir a la tecnología Cooler Boost, que mejora la refrigeración aumentando la velocidad de los ventiladores, para que estos alcancen su máximo nivel de ruido, que puede resultar molesto para personas sensibles a este.

MSI ha conseguido mejorar ligeramente la autonomía en esta nueva versión, que supera las 3 horas de uso ligero (navegación con Wifi), una cifra que algunas reseñas amplían hasta rozar las 4 horas.

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

jueves, 19 de enero de 2017

Ultraportátil 13": HP Envy 13-AB009NS

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i5-7200U (2,7 Ghz. / TDP. 15 W. / 4 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria LPDDR3 a 1.866 Mhz.
Almacenamiento: SSD de 128 Gb. M.2.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Wifi-AC, Bluetooth y Miracast.
Tarjeta gráfica: Intel HD Graphics 620 (Integrada).
Pantalla: 13,3" QHD+ (3200x1800) con tecnología IPS.
Dimensiones: 326x226x14 mm.
Peso: 1,34 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.1 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, altavoces Bang Olufsen, módulo TPM, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

 Precio (Actualizado 30/08/2017):
- Amazon.es : 875,97 € (IVA incluido)

Más Información 
- Página Oficial

Posibles alternativas:
+ Medion Akoya S3409: 720 € (IVA Incluido)
(Intel Core i5-7200U / 8 Gb. LPDDR3 / 256 Gb. SSD / 13,3" IPS Full-HD)
(comentado en el blog)

+ Lenovo Ideapad 710S Plus-13IKB : 905,59 € (IVA Incluido)
(Intel Core i5-7200U / 8 Gb. LPDDR4 / 256 Gb. SSD / 13,3" IPS Full-HD)
(No está comentado en el blog)

+ Asus Zenbook Flip UX360UAK-BB343T: 925,59 € (IVA Incluido)
(Intel Core i5-7200U / 8 Gb. LPDDR3 / 256 Gb. SSD / 13,3" IPS Full-HD)
(comentado en el blog)

Uno de los modelos de HP que más interés han generado en los últimos tiempos, la nueva serie AB de la gama es una evolución de la antigua serie D, un avanzado ultraportátil de 13,3" que destaca por su delgado perfil, su reducido peso, y la gran calidad de su pantalla, características que mantiene el nuevo modelo, el cual ofrece además algunas ventajas con respecto a su predecesor.

Entre ellas, la más importante es, probablemente, la actualización con microprocesadores de séptima generación, que ofrecen un rendimiento sensiblemente superior a los de sexta generación equipados por la serie D, así como la presencia de 3 puertos USB 3.1, dos de los cuales serían de tipo A (el habitual puerto rectangular), y uno de tipo C (reversible).

En el diseño, como podéis ver en las fotografías, apenas se aprecian cambios significativos, con un atractivo acabado de color gris plata que cubre tanto la cubierta, como el área de trabajo o la base, siendo el marco de la pantalla la única superficies de color negro, siendo la presencia de una franja cromada en el extremo posterior de la cubierta, que con dos pies de goma hace la función de superficie de apoyo cuando el portátil está abierto, la única diferencia reseñable.

Excepto por esta franja cromada y el marco de la pantalla, que son de plástico, todas las superficies de este modelo son de aluminio, que proporciona una alta resistencia y solidez al área de trabajo, siendo necesario presionar con fuerza para que su superficie se hunda ligeramente, pero no puede evitar que la cubierta o la base cedan ligeramente al aplicar un poco de fuerza.

Su sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura de 135 grados, mas o menos, mantiene la pantalla en su lugar durante el uso normal del portátil, pero no puede evitar una ligera oscilación durante en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Para realizar esta entrada me he basado en la versión Envy 13-AB009NS, que está animada por un microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-7200U a 2,7 Ghz. que, con un rendimiento equivalente al del Core i7-6500U de sexta generación, nos permitirá realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.) como avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a un nivel doméstico o aficionado.

Este microprocesadores son compatibles con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, así como con la segunda versión de TurboBoost, que, independientemente del número de núcleos utilizados, permitiría al Core i5-2500U alcanzar una velocidad de hasta 3,1 Ghz.

Dispone de 8 Gb. de memoria LPDDR3 a 1.866 Mhz. (un solo módulo), así como una unidad SSD de 128 Gb. con interfaz M.2.

Existe una versión básica que, por un precio sensiblemente inferior, contaría con solo 4 Gb. de memoria LPDDR3 a 1.866Mhz..

Es conveniente indicar que la memoria RAM va soldada en la placa de este modelo, por lo que no sería posible ampliarla, aunque si sustituir la unidad SSD por una de mayor capacidad, bien sea estándar o NVME (una unidad SSD NVME de 240 Gb. costaría 120 €).

Integrada en microprocesadores Kaby Lake (séptima generación), la Intel HD Graphics 620 ofrece, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una potencia 3D equivalente a la Geforce 920M (según determinadas aplicaciones de benchmark), y permitiría una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con títulos actuales poco exigentes como Battlefield 1 o Titanfall 2 (ambos de 2016).



Otra de las novedades de este modelo con respecto a la anterior generación reside en la pantalla, un panel LCD de 13,3" QHD+ (3200x1800) retroiluminación LED y acabado brillante que en la reciente serie AB estaría presente en todas las versiones, en lugar de solo en las más avanzada, como era el caso de la serie D.

Esta pantalla ofrece buenos valores de brillo y contraste, una alta fidelidad de color y, gracias a la tecnología IPS, unos ángulos de visión muy amplios.

Si bien no es compatible con redes cableadas Ethernet, algo que por otro lado es lo habitual en modelos ultraportátiles de 13,3" (y que puede solventarse fácilmente con un adaptador USB),  sus capacidades de conexión a redes son bastante buenas, siendo compatible con el último estándar Wifi-AC, Bluetooth en su versión 4.2, y también con MiraCast, una tecnología que permite transmitir audio y video en HD a la pantalla de un dispositivo compatible (TVs, PCs de sobremesa, tablets, etc.) sin necesidad de cables, y ofreciendo además un buen alcance de conexión.

Otras características incluyen 2 puertos USB 3.1 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, altavoces Bang Olufsen, módulo TPM, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Una de las escasas desventajas de este modelo con respecto a la citada serie D, es la ausencia de lector de huellas, una característica que, si bien poco utilizada por usuarios domésticos, puede ser relativamente importante en entornos profesionales.

Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" ofrece una buena experiencia de escritura gracias al buen tamaño de sus teclas y el agradable tacto, si bien el recorrido al pulsar es algo corto, mientras que su Clickpad, de adecuado tamaño, presenta una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta, y siendo compatible con gestos multi-táctiles.

Tal y como nos comenta Jaime, un lector del blog, el teclado de este modelo presenta una disposición ANSI (en lugar de ISO), que se evidencia por la tecla Enter de una sola linea, y la tecla "Ç" sobre ella, así como la ausencia de tecla "Ctrl" derecha, lo cual puede resultar molesto para programadores, por ejemplo.

Si bien los graves generados son, por la ausencia de subwoofer, casi inexistentes, su pareja de altavoces estéreo, ocultos bajo sendas rejillas en los laterales del teclado, ofrecen una buena calidad de sonido, en general, así como un alto nivel de volumen.

Completamente silencioso durante un uso ligero, aun bajo carga el ruido generado por sus dos pequeños ventiladores es muy reducido, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores permanecen dentro de límites razonables en todo momento.

Gracias a la eficiente configuración de hardware, este modelo exprime su batería de 3 celdas (57,8 Wh.) para alcanzar una autonomía que ronda las 7 horas de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

miércoles, 18 de enero de 2017

Smartphone básico 5": Xiaomi Redmi 3S (DualSIM)

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Qualcomm Snapdragon 430 Octa -Core a 1,4 Ghz.
Memoria RAM: 3 GB de memoria DDR3L a 800 Mhz.
Almacenamiento: Unidad eMMC de 32 Gb.
Sistema operativo: Android 6.0 + MiUI 8
Conectividad: 2G/3G/4G (LTE)
Red: Wifi-N y Bluetooth.
Dual SIM: Si (MicroSIM/NanoSIM)
Gráfica: Adreno 505
Pantalla: Táctil 5" HD (1280 x 720) con tecnología IPS.
Dimensiones: 139,3x 69,6x8,5 mm
Peso: 144 g
Otros: Puerto microUSB 2.0, lector de tarjetas microSD, lector de huella, 2 cámaras (frontal de 5 Mpx., y trasera de 13 Mpx.)

Precio (Actualizado 05/03/2017):
- Gearbest: 157,19 €

Más información:
- Página oficial
- Review en AndroidCentral (en inglés)
- Review en PcAdvisor (en inglés)

Uno de los smartphones basados en Android con mejor relación características/precio,el Xiaomi Redmi 3s es una evolución del popular Xiaomi Redmi 3 (basado en Android 5.1), siendo la presencia de un lector de huellas dactilares la principal presencia entre ambos.

Disponible en dos acabados distintos (gris plata y dorado), este modelo presenta un diseño sencillo y elegante en el que la cubierta sería, en esta versión, dorada, contando con un perímetro cromado en la parte frontal, mientras que el marco de la pantalla, aunque también dorado, presentaría un tono ligeramente más claro.

Si bien no es especialmente delgado, sus 8,5 milímetros de grosor y sus 145 gramos de peso lo convierten en un modelo bastante manejable.

Excepto por dos finas franjas de `lástico en la parte superior e inferior de la cubierta trasera, bajo las cuales están las antenas y el altavoz, todas las superficies de este modelo serían de aluminio, proporcionando una adecuada solidez y resistencia, y contando además con una buena calidad de construcción.

Su microprocesador octa-core Qualcomm Snapdragon 430 cuenta con cuatro núcleos Cortex A53 a 1,2 GHz. que se ocuparían de realizar tareas básicas ahorrando energía , mientras que los cuatro núcleos restantes, basados en la misma arquitectura, funcionarían a 1,4 GHz., y se ocuparían de tareas más avanzadas.

Comparado con los microprocesadores Mediatek que podemos encontrar en otros smartphones de este precio, el Snapdragon 430 ofrece un buen rendimiento que nos permitirá utilizar todo tipo de aplicaciones Android adecuadamente, si bien determinadas funciones muy exigentes no resultarían del todo fluidas.

Uno de los puntos fuertes de este modelo es la gran capacidad de su memoria RAM, que asciende a 3 Gb. de LPDDR3, contando además con 32 Gb. de memoria de almacenamiento (eMMC), de los cuales 25 Gb. estarían disponibles para el usuario, y que podríamos ampliar mediante tarjetas de memoria de hasta 128 Gb. (valorada en alrededor de 40 €), si bien el uso de estas deshabilita la posibilidad de utilizar una segunda tarjeta SIM.

Existe una segunda versión de este modelo que, por un precio ligeramente inferior, contaría con 2 Gb. de memoria LPDDR3 y una unidad de almacenamiento eMMC de 16 Gb. de capacidad.

Compatible con OpenGL ES 3.1, la Adreno 505 integrada en el microprocesador Qualcomm permite una buena experiencia de juego con juegos 2D como Angry Birds o Candy Crush, por ejemplo, e incluso algunos juegos 3D como Asphalt 8: Airborne serían jugables, si bien otros más exigentes no se mostrarían fluidos ni siquiera con un nivel de detalles bajo.

Su pantalla IPS de 5”, que ocupa casi todo el ancho del dispositivo (los marcos laterales muy finos), cuenta con una resolución HD (720x1280) y un acabado brillante, ofreciendo buenos niveles de brillo y contraste, colores vivos, y unos ángulos de visión muy amplios.

Además de soportar redes 2G, 3G y 4G, este modelo es compatible también con Wifi-N y Bluetooth en su versión 4.1, pero no con NFC.

Otras características incluyen un puerto microUSB 2.0, lector de tarjetas microSD, lector de huellas y dos cámaras (una frontal de 5 Mpx. y una trasera de 13Mpx.).



Es destacable la presencia de un emisor de infrarrojos, una característica que nos permitirá utilizar el móvil como mando a distancia con aparatos de TV o aire acondicionado, por ejemplo, y que resulta muy fácil de configurar y utilizar desde la aplicación "Mi Remote".

Mientras la calidad de su cámara frontal de 5 Mpx. es adecuada para realizar videoconferencias y selfies, la trasera de 13 Mpx. autofocus (PDAF) con lente f/2.0 y flash LED permite realizar fotografias con cierta calidad en condiciones de buena luminosidad, reduciendose considerablemente con poca luz, soportando además HDR, un modo que mejora la reproducción de colores pero aumenta considerablemente el tiempo de procesamiento de la imagen.

Aun en condiciones de carga, las temperaturas en las superficies exteriores del dispositivo permanecen dentro límites razonables en todo momento.

Su único altavoz proporciona una adecuada calidad de sonido y un buen nivel de volumen, si bien su situación en la parte trasera puede motivar que lo tapemos inadvertidamente.

La alta capacidad de su bateria integrada (4.100 mAh.) permite al Redmi 3S alcanzar una autonomía de alrededor de 2 días de uso ligero.

A diferencia de versiones anteriores de este modelo, basadas en MiUI 7.1, esta versión en concreto se entrega con MiUI 8, la más reciente hasta el momento, y que estaría basada en Android 6.0 (Marshmallow), contando con ciertas mejoras como un comportamiento optimizado con multitarea y un nuevo modo de ahorro de energia, entre otras.

Uno de los aspectos interesantes de este sistema operativo es el “modo infantil”, que permite bloquear el uso de ciertas aplicaciones (una buena manera de evitar que los niños compren juegos en Play Store sin darnos cuenta), y que se puede desactivar con solo pasar el dedo por el lector de huellas.

Concluyendo, un smartphone de 5” que destaca por la calidad de su carcasa y su configuración de hardware, con mayores capacidades de memoria RAM y de almacenamiento que la mayoría de modelos en su rango de precio, y que ofrecería además una larga autonomía gracias a la alta capacidad de su batería integrada.